El BCE duplica su capital para afrontar el riesgo de pérdidas

Ha comprado hasta ahora deuda pública de los países de la zona de la Eurozona por valor de 72.000 millones de euros

internacional

| 16.12.2010 - 16:10 h
REDACCIÓN
Más sobre: BCESuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Banco Central Europeo (BCE) decidió hoy ampliar su capital social en 5.000 millones de euros hasta los 10.760 millones para hacer frente al riesgo de pérdidas por el programa de compra de bonos con el que apoya a los países con problemas de financiación.

El BCE ha comprado hasta ahora deuda pública de los países de la zona de la Eurozona por valor de 72.000 millones de euros.

A comienzos del pasado mes de mayo, comenzó a comprar deuda pública de los países que comparten el euro, para apoyar a los que presentaban problemas de refinanciación como Grecia e Irlanda.

En un comunicado, el BCE informó hoy de que el consejo de gobierno tomó la decisión de duplicar el capital social, que comenzará a partir del 29 de diciembre de 2010, "en vista del aumento de la volatilidad en los tipos de cambio, las tasas de interés y los precios del euro, así como de los riesgos de crédito".

Además, el banco europeo justificó el aumento del capital, el primero desde la creación del BCE hace doce años, por la necesidad de ofrecer una base de capital adecuada en un sistema financiero que ha

crecido considerablemente.

Para garantizar la transferencia de capital al BCE, los bancos centrales nacionales de los países del euro deberán pagar la contribución al capital adicional de 3.489 millones de euros en tres cuotas anuales iguales.

El primer pago será de 1.163 millones de euros y se llevará a cabo el próximo 29 de diciembre.

Los bancos centrales nacionales de los países del área euro ejecutarán los dos pagos siguientes a finales de 2011 y 2012 respectivamente.

El porcentaje mínimo de capital suscrito que deben pagar los países europeos que no tienen el euro como moneda se reduce del 7 hasta el 3,75 por ciento para contribuir a los costes operativos del BCE.

Hasta ahora, los bancos centrales de los 16 países del euro suscribían el 93 por ciento del capital del BCE y el 7 por ciento restante se repartía entre países con moneda propia como Reino Unido, Suecia o Dinamarca.

Los bancos centrales de los países que no forman parte del euro harán unos ajustes mínimos a su cuota en el capital y pagarán 84.220 euros el 29 de diciembre.

El Banco de España pagará el 29 de diciembre 616,7 millones de euros.

El Bundesbank (banco central de Alemania) aportará ese mismo día 1.406 millones de euros, el Banco de Francia 1.056 millones de euros y el Banco de Italia 928 millones de euros.

La cantidad que aportará cada país a la ampliación de capital se establece en función de su peso en la entidad.

Alemania aporta a la ampliación del capital un 19 por ciento, Francia un 14 por ciento, Italia un 12 por ciento y España un 8 por ciento del total.