El avión que repatriará a los españoles de San Martín llega a la isla

Los floridianos retornan del éxodo masivo y se topan con carreteras congestionadas, falta de gasolina y de luz y un paisaje devastado

Cuba, con los enormes daños causados por Irma aún por cuantificar, se esfuerza por recuperar la normalidad mientras despide a miles de turistas

internacional

| 13.09.2017 - 13:25 h

EFE

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El avión que fletó el ministerio español de Asuntos Exteriores para repatriar al medio centenar de españoles que residen en San Martín, devastada por el huracán Irma, aterrizó ayer procedente de Madrid en Santo Domingo, desde donde tiene previsto partir este miércoles hacia esa isla caribeña.

Tras la escala en Santo Domingo, el avión, un Airbus oficial operado por el Ejército del Aire, saldrá este miércoles, a primeras horas de la mañana, hacia el aeropuerto internacional Princesa Juliana, que se encuentra en la parte holandesa de la isla de San Martín, según informaron a Efe fuentes diplomáticas.

Una vez que todo el grupo de españoles que van a ser evacuados esté reunido en el aeropuerto de San Martín el avión regresará a Santo Domingo, donde tras una breve escala pondrá rumbo a Madrid, según explicaron las mismas fuentes. El avión lleva además ayuda humanitaria española a San Martín, una isla repartida entre dos territorios de soberanía holandesa y francesa que en gran parte de su superficie no dispone de agua ni comunicaciones móviles tras el paso de Irma.

En San Martín, se están produciendo saqueos y brotes de violencia por la escasez de alimentos tras el devastador paso del huracán, que causó al menos 10 muertos y daños materiales por valor de 1.200 millones de euros. En Madrid, la subsecretaria de Exteriores, Beatriz Larrotcha, explicó que la situación de los españoles en San Martín no es comparable con la de los afectados por el Irma en Cuba y Estados Unidos, dos países en los que operan vuelos comerciales y cuyas autoridades locales han establecido planes de emergencia que "están funcionando muy bien".

Aparte del medio centenar que espera la llegada de esta aeronave, fundamentalmente residentes en la isla, ya ha sido evacuada una familia española por emergencia médica, en colaboración con el Gobierno holandés, de San Martín a Curaçao, donde recibe asistencia consular, mientras que una pareja llegó por sus propios medios a Guadalupe para viajar desde allí a España.

RETORNO DEL ÉXODO A UN PAISAJE DESOLADOR EN LOS CAYOS DE FLORIDA

Los floridianos que han decidido iniciar el camino de retorno hacia el sur tras el masivo éxodo que obligó el huracán Irma se han topado con carreteras congestionadas, carriles cerrados y estaciones de servicio sin combustible.

El paso para los residentes y dueños de negocios de los Cayos más septentrionales se abrió el martes, mientras que a los visitantes las autoridades piden que "pospongan cualquier plan a corto plazo" en el condado de Monroe. Aunque todavía se desconoce la fecha exacta de reapertura de todas las islas, el comunicado de la oficina de promoción turística señala que es probable quede autorizado el acceso a los visitantes antes de la celebración del Fantasy Fest, el festival anual de disfraces y máscaras que comenzará el próximo 20 de octubre.

Tal como se observa en las redes sociales y mapas de tráfico, el regreso para quienes desde el martes se han aventurado a las carreteras no está siendo un camino libre de obstáculos, un escenario previsto por otros que decidieron esperar para el retorno. La web FL511, operada por el Departamento de Transporte de Florida (FDOT), refleja más de una veintena de autopistas clausuradas o con incidentes a lo largo del territorio continental de Florida a causa de los daños que ha ocasionado el huracán Irma.

Medios locales dan cuenta del cierre de algunas estaciones de servicio, aunque según Turnpike Orlando, la entidad oficial que supervisa las carreteras en el área de Orlando, en el centro del estado, para la tarde de este martes todas las gasolineras en este sector ya estaban abiertas y disponían de combustible, aunque limitado solo a vehículos. La cuenta oficial de Twitter de la Patrulla de Carreteras de Florida muestra imágenes de patrulleros de este cuerpo policial escoltando camiones cisternas de gasolina con destino a las gasolineras de las carreteras estatales.

De igual manera, el gobernador de Florida, Rick Scott, dio a conocer la tarde del martes que los tres principales puertos del estado, Everglades, Canaveral y Panama City, han recibido autorización de la Guardia Costera de empezar a operar, lo que permitirá la recepción y distribución de combustible. Poco antes de la llegada del poderoso huracán Irma, más de 6,5 millones de floridianos recibieron una orden de evacuación ante el peligro de inundaciones, y ello dio pie a un éxodo hacia el norte sin precedentes, que motivó una congestión de vehículos por las principales carreteras y que se extendió incluso hasta estados vecinos como Georgia.

El ojo del huracán Irma tocó tierra la mañana del domingo en los Cayos de Florida, en el extremo sur del estado, en donde el 25 % de los edificios quedaron totalmente destruidos y el 65 % presentan daños severos, según indicó hoy un portavoz de la Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA) de EE.UU. Florida lucha estos días por su recuperación tras los daños causados por el huracán Irma, con un mayor esfuerzo en los devastados Cayos, en el extremo sur de EE.UU., país en donde hasta el momento se ha reportado 19 muertes, de las cuales 12 han ocurrido en este estado. EFE

CUBA SE AFANA EN REPUPERAR LA NORMALIDAD

Días después de que el huracán Irma se ensañara con Cuba y con los enormes daños aún por cuantificar, la isla se esfuerza por recuperar la normalidad lastrada por la falta de electricidad, mientras despide a miles de turistas a los que el ciclón dejó varados en el país. Las calles de La Habana y de las zonas de la costa norte barridas por Irma el pasado fin de semana han sido tomadas por brigadas de operarios estatales que retiran escombros, enderezan postes y semáforos y se abren paso a machetazos entre muros de vegetación y enormes árboles derribados.

El huracán, que embistió la isla con categoría 5 y causó diez muertos, obligó a evacuar a 1,7 millones de personas, de las que cientos aún no han podido regresar a sus casas.

Incluso "glorias nacionales del deporte" -así se les conoce en Cuba- como el saltador Javier Sotomayor o el corredor Alberto Juantorena se han unido en las calles a la campaña de recuperación.

SIN SUMINISTRO ELÉCTRICO

La prioridad, subrayada por el presidente Raúl Castro, es restablecer cuanto antes el suministro eléctrico. La furia de Irma provocó un "cero total del sistema" energético nacional porque la mayoría de las centrales termoeléctricas de la isla, que cubren el 74 % de la demanda, están en el litoral norte, en la senda que siguió el huracán, explicó el director técnico de la Unión Eléctrica de Cuba, Lázaro Guerra, citado por medios estatales.

En las seis provincias orientales ya se ha restablecido el servicio, pero en el centro y occidente aún hay grandes zonas sin electricidad, entre ellas varios barrios de La Habana donde la caída de árboles rompió incontables cables y postes.

Las autoridades también hacen hincapié en medidas para evitar la propagación de enfermedades por contaminación del agua y por la potencial proliferación, tras las intensas lluvias, de focos de mosquitos Aedes aegypti, vector transmisor de enfermedades como el dengue y el zika. El Ministerio de Salud Pública evalúa la calidad del suministro de agua y ha recomendado a la población emplear hipoclorito de sodio para potabilizar la que vayan a consumir o hervirla, así como desinfectar los alimentos y cocinar las carnes a más de 70 grados.

Se trata de extremar las medidas higiénicas para evitar epidemias, dijo en la televisión estatal Yaneris López, responsable de Salud Ambiental. Los colegios, de los que 1.400 fueron afectados por el ciclón, reabrirán esta semana.

En algunas provincias, como la central Ciego de Ávila, se reanudó la venta de alimentos en los mercados agropecuarios, aunque es previsible que los problemas de abastecimiento se den más adelante debido a los daños del ciclón sobre las tierras agrícolas. Un informe preliminar del Ministerio de la Agricultura habla de graves daños en "instalaciones pecuarias, molinos a viento, cultivos y ganado menor".

Otro de los sectores más afectados, el del turismo, también se esfuerza a contrarreloj por ponerse en pie tras el paso de Irma, que provocó cuantiosos daños en los hoteles y un aeropuerto de los cayos de la costa norte (Cayo Santa María y Cayo Coco), y también afectó -aunque menos de lo esperado- al principal balneario de la isla, Varadero.

El ministro de Turismo, Manuel Marrero, ha asegurado que el sector estará listo para el inicio de la temporada alta en noviembre, algo crucial para el país porque el turismo es su segunda fuente de divisas. Pero este martes, con la reapertura de los aeropuertos de La Habana y Varadero después de tres días cerrados, eran más los turistas que querían marcharse de Cuba que los que llegaban.