El asalto con rehenes en Túnez acaba 22 muertos, dos de ellos españoles

Un matrimonio de jubilados de Barcelona entre los 20 turistas muertos en el suceso

La Policía mata a 2 atacantes atrincherados en un museo tras intentar tomar el parlamento

El Ministerio Exteriores español activa el protocolo de emergencias consulares

internacional

| 18.03.2015 - 14:03 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Dos personas de nacionalidad española figuran entre las 22 víctimas mortales del atentado contra el complejo en el que se encuentran el Parlamento tunecino y el Museo del Bardo en Túnez, segun ha confirmado el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, aunque no descarta que puedan ser más las víctimas.

Margallo ha destacado que existe una enorme confusión de datos sobre lo ocurrido y que al parecer no hay españoles entre los heridos. Un total de 22 personas, de ellas 20 turistas extranjeros, de diversas nacionalidades entre ellas italiana, española, sudafricana, japonesa, alemana y polaca, murieron este miércoles durante un ataque terrorista en Túnez, que causó también 24 heridos, informó el Gobierno tunecino.

Los dos españoles muertos este miércoles en el atentado de Túnez son un matrimonio de Barcelona jubilado, según fuentes consultadas por Europa Press. Se trata del matrimonio formado por Antoni Cirera Pérez y Dolores Sánchez Rami.

El ministro ha precisado que, al parecer, los fallecidos podrían formar parte de un grupo de 90 españoles que habían llegado a Túnez en dos cruceros.

El primer ministro de Túnez, Habid Essid, en una declaración a la nación, ha condenado el "cobarde atentado" y ha prometido que el Gobierno trabajará "sin descanso" contra el terrorismo. El ataque ha dejadoal menos 22 muertos, 20 turistas y dos asaltantes y 32 heridos, aunque la cifra podría verse incrementada ante la confusa situación que se vive a raíz del suceso .

El Gobierno español ha condenado en los términos más enérgicos el "cobarde" atentado terrorista en Túnez y ha trasladado sus condolencias a todas las víctimas del ataque. "España ha recibido con horror e indignación la noticia del ataque terrorista perpetrado hoy en Túnez".

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha conversado telefónicamente con el presidente de Túnez, Beji Caid Essebsi, y le ha trasladado el apoyo de España tras el "atroz" atentado. Fuentes guberanamentales han indicado que el presidente se mantiene en contacto directo con el ministro de Exteriores tunecino, Taieb Baccouche, para seguir "las labores de identificación de las víctimas".

Por su parte, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha anunciado el envío al país norteafricano de policías españoles especializados en la lucha antiterrorista de forma inmediata.

Fernández Díaz ha dicho que todavía se desconoce si el atentado tiene "carácter yihadista" y ha avanzado que, en cuanto se conozca la identidad de los españoles, la dirección general de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo del Ministerio de Interior se pondrá en contacto con sus familias para prestarles todo el apoyo necesario.

El Rey ha enviado un telegrama al presidente tunecino, Béyi Caïd Essebsi, en el que condena "con toda firmeza" el "execrable y cobarde" ataque terrorista y reafirma el "firme compromiso" de España para "seguir colaborando estrechamente" con Túnez en favor de la paz, la convivencia y la prosperidad.

Fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores han señalado que desde el momento en que se ha conocido el ataque, la embajada de España en Túnez ha estado en permanente contacto con las autoridades tunecinas. Los servicios centrales del Ministerio que dirige José Manuel García-Margallo han activado su célula de crisis de emergencia consular. El embajador de España en Túnez, Juan López-Dóriga, ha confirmado que entre las víctimas hay un número indeterminado de españoles.

Además, varios ciudadanos españoles quedaron en manos de los terroristas durante las seis largas horas que ha durado un ataque que significa un duro golpe para la normalidad política de Túnez, un país que era el único que había salido indemne de las denominadas primaveras árabes.

Esos españoles formaban parte de un grupo de cuarenta hispanohablantes que realizaban un crucero por el mar Mediterráneo. En el citado grupo había diez mexicanos, cuatro argentinos, cuatro colombianos, cuatro brasileños y el resto españoles, explicó a Efe el guía del grupo, Wasel Busid.

Según Busid, al salir del autobús un joven de unos 22 años abrió fuego con una metralleta y mató a siete personas antes de que sus compañeros retuvieran al resto como rehenes y se atrincheraran en el jardín que une el museo del Bardo y el Parlamento.

El alcalde de Vallmoll, un pequeño municipio catalán que no llega a dos mil habitantes, que visitaba el país ha narrado lo sucedido: "El ataque ha comenzado poco antes de las doce (hora del mediodía), y todo ha sido muy rápido; ahora estamos con la policía, y hay un follón tremendo".

Han entrado unos hombres y han empezado a disparar: estamos vivos de milagro", ha relatado a Efe Josep Lluís Cusidó en una breve conversación telefónica. "Esos hombres han empezado a disparar de repente y han empezado a caer muertos y cosas del techo; estamos hechos polvo", ha asegurado Cusidó.

El grupo de españoles que se vio involucrado en el asalto al Parlamento de Túnez y al Museo del Bardo y que salieron ilesos se encuentran ya en su barco, en el que hacían un crucero, confirmaron a Efe fuentes diplomáticas.

ASALTO AL PARLAMENTO

Testigos explicaron a Efe que los asaltantes salieron de una mezquita ubicada entre el edificio del Parlamento tunecino y el Museo del Bardo y dispararon contra un autobús de turistas antes de tomar a varios rehenes y atrincherarse en una zona ajardinada que comparte muro con el museo.

"Hemos podido ver a cuatro terroristas armados. Ha habido muchos disparos y ahora están en el jardín, no han podido entrar en el edificio", explicó a Efe Mona Brahim, diputada del partido islamista moderado An Nahda que se encontraba en el interior del edificio y que, como la mayoría de los parlamentarios, fue evacuada.

Agentes de Seguridad en las proximidades del Bardo explicaron a Efe, por su parte, que uno de los presuntos agresores, un joven estudiante de 22 años, fue arrestado por las fuerzas de Seguridad y que el resto fueron rodeados en dependencias que pertenecen al edificio de la Cámara.

VESTIDOS CON UNIFORMES MILITARES

Los sucesos se iniciaron a primera hora de la mañana cuando tres supuestos yihadistas vestidos con uniformes militares se cree que intentaron asaltar la sede del Parlamento de Túnez y, tras un tiroteo, se refugiaron en el vecino museo del Bardo, donde tomaron varios rehenes, según el relato de las Fuerzas de Seguridad.

En el momento del intento de asalto, había varias comisiones parlamentarias reunidas, en concreto la de Justicia, con el titular del Ministerio a la cabeza, informaron fuentes parlamentarias.

Túnez ha sido escenario en las últimas semanas de un repunte de la actividad yihadista en la región de Kasserine, en la frontera oeste con Argelia, zona montañosa que utilizan como bastión radicales locales y también grupos procedentes del país vecino y otros estados de la zona como Mali, Marruecos o Mauritania.

Desde 2012, decenas de guardias nacionales tunecinos han muerto o han resultado heridos en combates o causa de atentados y emboscadas islamistas en Mont Chambi, escenario el pasado julio del peor ataque islamista sufrido por las fuerzas tunecinas, que causó 15 muertos.

REPUNTE DE LA ACTIVIDAD YIHADISTA

Túnez ha sido escenario en las últimas semanas de un repunte de la actividad yihadista en la región de Kasserine, en la frontera oeste con Argelia, zona montañosa que utilizan como bastión radicales locales y también grupos procedentes del país vecino y otros estados de la zona como Mali, Marruecos o Mauritania.

Desde 2012, decenas de guardias nacionales tunecinos han muerto o han resultado heridos en combates o causa de atentados y emboscadas islamistas en Mont Chambi, escenario el pasado julio del peor ataque islamista sufrido por las fuerzas tunecinas, que causó 15 muertos.

A mediados de febrero, cuatro agentes de la Guardia Nacional de Túnez murieron en un ataque de presuntos yihadistas en la región de Kaserine, considerada uno de los feudos de células islamistas radicales afines al grupo Al Qaeda en el Magreb Islamico (AQMI) y a la rama norteafricana del Estado Islámico (EI).