EEUU espera que China use su influencia sobre Corea del Norte tras el ataque

Los muertos en el ataque son cuatro al hallarse los cadáveres de dos civiles

China pide calma

internacional

| 24.11.2010 - Actualizado: 19:59 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Gobierno de EEUU espera que China use la influencia que tiene sobre Corea del Norte para reducir las tensiones tras el ataque norcoreano contra una isla surcoreana, y envíe un "claro mensaje" de que tiene que cesar sus provocaciones.

"China es fundamental para impulsar a Corea del Norte hacia un cambio de dirección radical", señaló el portavoz del Departamento de Estado, Philip Crowley, en declaraciones a periodistas.

Pekín, principal aliado del régimen norcoreano, ha expresado su "preocupación" por la situación creada entre las dos Coreas después del ataque y hoy ha llamado a la "calma", mientras que EEUU ha condenado con firmeza la acción, que ha considerado "indignante".

Crowley, afirmó que Corea del Norte "no debería ser capaz de consolarse con ninguna declaración pública".

"Corea del Norte es un país soberano y hará lo que quiera hacer, sea lo que sea eso, pero China tiene influencia sobre Corea del Norte y esperaríamos que la use para, primero reducir las tensiones que se han producido como resultado de las provocaciones norcoreanas y segundo para seguir alentando a Corea del Norte a tomar pasos afirmativos hacia la desnuclearización", señaló.

Crowley, que dijo que el ataque era "un acto premeditado" por parte de Pyongyang y que violó el armisticio que acabó con la guerra de Corea (1950-1953), insistió en que "se trata de un caso claro en el que se tiene que dar un mensaje consistente y unificado a Corea del Norte, y éste ha sido lo que hemos trasladado ayer a China".

"Seguiremos alentando a China para que envíe un claro mensaje a Corea del Norte de que estas provocaciones son injustificadas, no ayudan y deben cesar", agregó el portavoz.

El ataque con fuego de artillería contra la isla surcoreana de Yeongpyeong, cerca de la frontera entre las dos Coreas en el Mar Amarillo y que provocó dos bajas militares y dos muertos civiles, ha sido "una acción claramente premeditada, con la intención específica de exacerbar las tensiones en la región", afirmó Crowley.

"No es que China pueda dictar a Corea del Norte lo que tenga que hacer, pero China, junto con EEUU y otros países, tiene que enviar un mensaje claro, directo y unificado de que es Corea del Norte la que tiene que cambiar" su actitud, recalcó.

En última instancia, admitió, es el régimen de Kim Jong-il el que tiene que tomar una decisión, pero EEUU sí espera que China sea "tan claro como lo somos nosotros sobre quien es el responsable de la situación actual", dijo el portavoz.

Washington considera que China "tiene sus propios intereses en la paz y estabilidad" en la región y que los socios del diálogo nuclear a seis bandas (EEUU, China, Japón, Rusia y las dos Coreas) tienen que hacer todo lo que pueden para cambiar los cálculos de Pyongyang.

Mientras, Corea del Norte no debe hacerse "ninguna ilusión" ni pensar que puede "esconderse detrás de "ningún país en particular o ninguna declaración pública", subrayó el funcionario.

Para Washington no se trata de un "acto de guerra" porque ha sido un único ataque premeditado. "No vemos a Corea del Norte preparándose para una confrontación militar extendida", aseguró.

CHINA PIDE CALMA

China, el principal aliado de Corea del Norte, hizo hoy un llamamiento a la "calma" a las dos Coreas para evitar una escalada de violencia tras el ataque norcoreano contra una isla surcoreana, que fue contestado, a su vez, por Seúl, en lo que supone el incidente más grave desde el armisticio de 1953.

"China insta de manera firme tanto a Corea del Norte como a Corea del Sur a que mantengan la calma y la contención y a que inicien un diálogo y contactos a la mayor brevedad posible", manifestó en un comunicado el portavoz del Ministerio chino de Asuntos Exteriores, Hong Lei.