EEUU seguirá desplegando activos estratégicos para mostrar su pacto con Seúl

Seúl contempla permitir que EEUU despliegue armas nucleares en su territorio

internacional

| 05.09.2017 - 14:13 h

EFE

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El comandante de la Flota del Pacífico de EE.UU., el almirante Scott Swift, afirmó hoy que su país seguirá desplegando activos de defensa hacia o en la península coreana para demostrar el compromiso de Washington con la seguridad de la región. "Si se desea tener otro portaaviones, más navíos y submarinos, tenemos el potencial y la capacidad de seguir esa dirección", dijo Swift en una entrevista en Seúl con la agencia surcoreana Yonhap.

Swift, quien se encuentra en Corea del Sur participando en el Simposio Internacional de Potencia Naval (ISS, por sus siglas en inglés) de la Marina estadounidense, se refirió así a los planes de Washington y Seúl de desplegar más activos estratégicos -que podrían incluir un portaaviones de propulsión nuclear- cerca de la península coreana en respuesta al último test nuclear de Pyongyang.

El almirante insistió en que deben ser los legisladores quienes tomen la decisión y que su misión como comandante es tener listos los activos que supervisa para cualquier opción por la que se opte. La Flota del Pacífico de Estados Unidos es responsable del 60 % de los activos de la Marina estadounidense, e incluyen unos 200 navíos y submarinos, 1.180 aviones y más de 140.000 marinos, según las cifras recogidas por la agencia surcoreana.

La intensificación de las pruebas armamentísticas de Corea del Norte, que el pasado marte lanzó un misil que sobrevoló el norte del territorio japonés antes de caer al Pacífico y cinco días más tarde realizó su sexto y más potente test nuclear hasta ahora, ha llevado a algunos a afirmar que la situación podría estar fuera de control. "Creo que el hecho de que todavía hay muchas opciones disponibles para nosotros subraya el hecho de que (la situación) no está fuera de control", opinó el almirante al respecto.

Swift calificó los actos de Pyongyang como "autodestructivos" y dijo que es difícil entender cuál es el propósito exacto del líder norcoreano, Kim Jong-un, pero que "si está tratando de separar las alianzas y las lealtades que tenemos en la región, está teniendo el efecto opuesto".

Al ser preguntado por posibles desavenencias entre su Gobierno y el de Seúl, Swift respondió que en lo que respecta al plano militar, su relación sigue siendo "férrea" y no existe falta de compromiso.

SEÚL CONTEMPLA PERMITIR QUE EEUU DESPLIEGUE ARMAS NUCLEARES EN SU TERRITORIO

El Ministerio surcoreano de Defensa señaló hoy que contempla permitir el despliegue en el país de armas nucleares estadounidenses, en respuesta a la sexta prueba atómica realizada por Corea del Norte hace dos días. Corea del Sur estudia "todas las opciones militares" para contrarrestar la creciente amenaza armamentística del país vecino, señaló hoy en rueda de prensa el portavoz de Defensa, Moon Sang-gyun, al ser preguntado por el posible envío de armamento atómico táctico de su aliado.

Moon, no obstante, señaló que el Gobierno mantiene su "principio de desnuclearización" y que por tanto su objetivo a largo plazo es lograr una península de Corea libre de armas nucleares, según las declaraciones recogidas por la agencia local Yonhap. Estados Unidos retiró las armas de este tipo que tenía desplegadas en territorio surcoreano a comienzos de la década de 1990, cuando Seúl y Corea firmaron un acuerdo para la desnuclearización de la península.

Seúl y Washington han destacado la necesidad de dar una respuesta militar contundente a la nueva provocación norcoreana, y además de realizar maniobras con fuego real durante esta semana, planean el envío a aguas próximas al país asiático de portaaviones estadounidenses de propulsión nuclear. Corea del Norte ejecutó el domingo sexto ensayo atómico y el más potente hasta la fecha, con un artefacto termonuclear que según Pyongyang se puede instalar en uno de sus proyectiles balísticos intercontinentales, lo que supondría que el país tiene capacidad de llevar a cabo un ataque nuclear sobre EE.UU.