EEUU lanza un plan de ayuda para hipotecados con problemas

Obama

internacional

| 25.10.2011 - 08:00 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los propietarios de viviendas en Estados Unidos cuyas deudas sean superiores a la valoración de sus casas obtuvieron nueva ayuda el lunes gracias a la expansión de un programa gubernamental de refinanciación que podría afectar a hasta un millones de prestatarios.

La Agencia Federal de Financiación de la Vivienda (FHFA, por sus siglas en inglés), que supervisa a las gigantes de la financiación hipotecaria como Fannie Mae y Freddie Mac, alivió las condiciones del Programa de Refinanciación Asequible (HARP), que ayuda a los llamados deudores "con el agua al cuello" que están al día con sus pagos pero que no pueden refinanciarse

"Estas son medidas importantes que ayudarán a más propietarios a refinanciar a tipos más bajos, ahorrar dinero de los consumidores y ayudar a que la gente gaste nuevamente", dijo el presidente Barack Obama ante la prensa y varias personas fuera de una casa en Las Vegas, una ciudad fuertemente golpeada por la crisis de ejecuciones de viviendas.

La reforma es el último intento por afrontar un problema que está en el centro de la débil recuperación de la economía, el anquilosado mercado de la vivienda. Las autoridades han manifestado su frustración porque lo mucho que se ha hecho por impulsar al mercado ha tenido poco éxito.

La FHFA dijo que se eliminará el límite que prohibía a los deudores cuyas hipotecas excedieran el 125 por ciento del valor de sus propiedades de participar en el programa HARP, que está dirigido a préstamos respaldados por Fannie Mae y Freddie Mac. Además, adoptó medidas para persuadir a los propietarios a optar por préstamos de corto plazo y alentar a más bancos a participar en el programa.

AHORRO

El Gobierno de Obama considera la rebaja de los pagos hipotecarios como una forma de liberar dinero para otros gastos que podrían ayudar a apoyar la débil recuperación económica.

La FHFA dijo que quería centrarse en los préstamos realizados entre 2004 y 2008, cuando los prestamistas se encontraron típicamente con tasas por encima del cinco por ciento. Ahora, los tipos hipotecarios fijos están justo por encima del cuatro por ciento.

"Tales modificaciones no son la panacea, pero nos moverían en la dirección correcta para el estímulo relacionado con la vivienda para la economía", dijo Janaki Rao, vicepresidente para investigación de hipotecas de Morgan Stanley en Nueva York.

La Casa Blanca espera que los propietarios que refinancien bajo el programa ahorren hasta 2.500 dólares por hogar cada año.

"Este es un equilibrio adecuado del riesgo que está siendo soportado por Fannie y Freddie, y por lo tanto por el contribuyente estadounidense", dijo el director interino de FHFA, Edward DeMarco, en una teleconferencia con la prensa. "Esto hará más fácil de conseguir ayuda del HARP", agregó.

El Gobierno tomó el control de Fannie Mae y Freddie Mac, las dos mayores fuentes de financiación hipotecario de Estados Unidos, en septiembre de 2008 cuando las pérdidas por los préstamos que respaldaban se multiplicaron. Hasta ahora, ambas firmas han recibido 141.000 millones de dólares en fondos públicos.

Después de reunirse con DeMarco este mes, un congresista dijo que la ampliación del programa podría ayudar a entre 600.000 y un millón de deudores. Pero esa cifra es solo una fracción de los 11 millones de propietarios que sufren el problema de que sus casas valen menos que su deuda hipotecaria.

DeMarco dijo que no había manera de prever cuántos deudores podrían ser beneficiados.

El Gobierno de Barack Obama había instado a la FHFA a ampliar el programa a más deudores. El regulador se ha movido cautelosamente, temeroso de incrementar demasiado el riesgo de las dos compañías de financiamiento hipotecario.

Para alentar a los bancos a participar del plan, la FHFA está reformándolo para proteger a los prestamistas de tener que recomprar los préstamos del HARP si se encuentran con problemas posteriores al establecer su nivel de riesgo. Los bancos solo tendrán que verificar que los deudores hayan pagado al menos sus últimas letras hipotecarias y, en varios casos, no necesitarán una evaluación.

FHFA dijo que Fannie Mae y Freddie Mac renunciarán a ciertas comisiones para los prestamistas que refinancian créditos con plazos más cortos, como 15 años, de manera que los propietarios paguen el monto que deben a un ritmo más veloz. Además, extendió la vida del programa hasta el 31 de diciembre de 2013.

...