EEUU extrema las medidas de seguridad ante una amenaza terrorista “creíble”

Obama dice que 10 años después del 11-S Al Qaeda está en la vía de la derrota

Se pide a los estadounidenses que permanezcan “vigilantes durante todo el fin de semana"

internacional

| 09.09.2011 - Actualizado: 14:54 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Gobierno de EEUU aseguró que existe una amenaza "creíble y específica", pero "no corroborada", de un atentado en el país en coincidencia con el décimo aniversario de los ataques terroristas del 11S, por lo que las autoridades decidieron reforzar las medidas de seguridad y la vigilancia. La secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, y el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, comparecieron juntos en esa ciudad para alertar de que la amenaza "existe", es "creíble y específica", pero no está "confirmada".

Según la información aportada por Napolitano y el alcalde neoyorquino, hay tres personas, un vehículo y explosivos asociados con la amenaza, de la que no quisieron dar más detalles. El presidente de EEUU, Barack Obama, ha sido informado de la amenaza durante el día de hoy y ha pedido redoblar esfuerzos, según un alto funcionario de la Casa Blanca que habló con la condición de permanecer en el anonimato.

La prensa menciona la existencia de al menos tres sospechosos, uno de ellos estadounidense, que habrían entrado en el país hace un mes con la intención de perpetrar un atentado con coche o un camión bomba, tal vez en Nueva York o Washington. Se cree que esos sospechosos llegaron a Estados Unidos desde Afganistán a través de un tercer país, posiblemente Irán.

DOS CAMIONES QUE DESAPARECIERON

Además, se habla de al menos dos camiones que desaparecieron en Kansas, en el estado de Misuri, y que son buscados por todo el país por su posible conexión con los sospechosos. Según los medios, que citan a fuentes oficiales del Gobierno con conocimiento de la amenaza a las que no identifican, las autoridades han obtenido información de lo que creen que son "posibles sospechosos" ligados a la red terrorista Al Qaeda, responsable de los ataques del 11 de septiembre de 2001, que causaron casi 3.000 muertos.

Napolitano, que anotó que ahora se está trabajando para ver si la amenaza es "corroborada" o "desechada", recordó hoy que Al Qaeda "ha mostrado interés" históricamente en marcar aniversarios como el del 11S. De hecho, según documentos encontrados durante la operación militar que acabó con Osama Bin Laden en Pakistán el pasado 1 de mayo, el entonces jefe de Al Qaeda se planteaba formar un grupo de militantes para atentar en EEUU en el décimo aniversario de los ataques terroristas contra las Torres Gemelas de Nueva York y el Pentágono.

AMENAZAS SERIAS

"Estamos tomándonos todas las amenazas muy seriamente y hemos adoptado y seguiremos adoptando todos los pasos necesarios (...). Continuamos pidiendo a los estadounidenses que permanezcan vigilantes durante todo el fin de semana", dijo en un comunicado el portavoz del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Matthew Chandler. En la misma línea, el alcalde neoyorquino aseguró: "En los tiempos que corren, es necesario tomar estas amenazas seriamente, y lo haremos".

Por ello, agregó, el Departamento de Policía de Nueva York va a desplegar recursos adicionales en la ciudad, "de algunos de los cuales ustedes se darán cuenta y de otros no". El comisario de la Policía neoyorquina Raymond Kelly indicó que entre las medidas de seguridad adicionales se encontrarán puestos de control en algunas calles, así como una mayor vigilancia de lugares señalados de la ciudad, edificios públicos y puentes.

Además se aumentará el examen de bolsos y maletas en el sistema de Metro, habrá más perros adiestrados para la detección de bombas en las calles y se aumentará la retirada de los vehículos mal aparcados. "Si ven algo potencialmente sospechoso, llamen al 911", pidió Bloomberg, quien no obstante afirmó que "no hay razón" para que la gente cambie sus rutinas porque los estadounidenses no se han dejado "intimidar" por los terroristas en estos 10 años y no lo van a hacer ahora.

Durante las últimas semanas, varias autoridades del Gobierno y en particular Napolitano habían insistido en que no se había detectado ninguna amenaza "verosímil" de un posible atentado en torno al aniversario del 11S. No obstante, el país se mantiene en "vigilancia máxima" y el Gobierno emitió el pasado 2 de septiembre una "alerta mundial de viaje" para los ciudadanos estadounidenses, al insistir en la "continua amenaza que aún representan Al Qaeda y sus aliados

OBAMA DICE QUE 10 AÑOS DESPUÉS DEL 11-S AL QAEDA ESTÁ EN LA VÍA DE LA DERROTA

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, considera en un artículo publicado hoy en el diario francés "Le Figaro" que, a punto de cumplirse el décimo aniversario de los ataques terroristas del 11-S, Al Qaeda está "en el camino de la derrota"."Trabajando juntos hemos desbaratado los complots de Al Qaeda, eliminado a Osama Bin Laden y a buena parte de los cabecillas de su organización, y colocado a Al Qaeda en el camino de la derrota", señala en el rotativo, que ayer ofreció un adelanto del texto en su edición digital. "Los que nos atacaron querían cavar una fosa entre Estados Unidos y el resto del mundo. Y fracasaron. En esta décima conmemoración, estamos unidos con nuestros amigos y socios en el recuerdo de todos los que perdimos en ese combate", apunta Obama.

La publicación de su mensaje tiene lugar un día después de que el país revelara que existe una amenaza "creíble y específica", pero "no corroborada", de un atentado en EEUU en coincidencia con ese décimo aniversario, por lo que las autoridades han decidido reforzar las medidas de seguridad y la vigilancia.

En su texto, Obama recuerda que como presidente se ha dedicado a renovar la cooperación mundial necesaria para "superar toda la gama de desafíos a los que nos enfrentamos", y asegura que "se ha demostrado que los terroristas no tenían peso ante la fuerza y la capacidad de recuperación de nuestros ciudadanos".El presidente deja claro que su país "no ha estado ni estará jamás en guerra contra el islam", y estima que esos ataques no se dirigieron solamente contra Estados Unidos, sino también "contra el mundo, la humanidad y las esperanzas que compartimos".

"Las poblaciones de Oriente Medio y África del Norte demuestran que la vía más segura hacia la justicia y la dignidad es la fuerza moral de la no violencia, y no el terrorismo y la violencia ciega", continua. También agradece las muestras de solidaridad recibidas tras los ataques, y el hecho de que "con el apoyo de una vasta coalición, hayamos expulsado a Al Qaeda de sus campos de entrenamiento en Afganistán, derrocado a los talibanes y dado al pueblo afgano una oportunidad de liberarse del terrorismo".

Obama reconoce no obstante que los años que siguieron a los atentados "fueron difíciles" y que en ellos la sensación de asociación mundial sentida tras el 11-S "se desmoronó", pero asegura que su país se reafirma en ese espíritu "de asociación y respeto muto necesario para lograr un mundo donde cada uno viva en paz y con dignidad".Y ese compromiso, dice, empieza en el interior de su propio territorio: "Estados Unidos acoge gente de todos los países y culturas. Y esos nuevos estadounidenses nos recuerdan que a pesar de nuestras diferencias en materia de raza o de clase, todos estamos unidos por la esperanza común de que podemos hacer del mundo un lugar mejor".