EE.UU. envía un portaaviones al Golfo Pérsico ante la crisis en Irak

Irán esta dispuesto a ayudar a Irak pero no enviará tropas contra los yihadistas

La ONU cifra en un millón el número de desplazados dentro de Irak

La salida en falso de Irak pone a prueba el no intervencionismo de Obama

internacional

| 14.06.2014 - 10:42 h
REDACCIÓN
Más sobre: IRAQSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel, ha ordenado el envío del portaaviones "George H.W. Bush" al golfo Pérsico debido a la crisis en Irak, informó hoy el Pentágono.

El traslado proporcionará "flexibilidad adicional" al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, si se requieren "opciones militares" para proteger vidas estadounidenses e intereses en Irak, indicó el portavoz del Pentágono, John Kirby.

El portaaviones se trasladará del norte del mar de Arabia al golfo Pérsico y le acompañarán de los destructores "Truxtun" y "Philippine Sea", ambos equipados con misiles guiados.

El Pentágono espera que los buques de guerra completen el desplazamiento al golfo Pérsico esta noche.

El "George H.W. Bush", con base en Norfolk (Virginia, EEUU), partió en febrero de este año y opera en la zona de Oriente Medio como parte de una rotación continua de apoyo a las operaciones de seguridad marítima.

"La presencia naval estadounidense en el golfo Pérsico continúa el apoyo de nuestros compromisos de largo plazo con la seguridad y la estabilidad de la zona", señaló Kirby.

Obama dijo el viernes que decidiría en los próximos días la ayuda que proporcionará a Irak ante el avance del grupo yihadista Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL), que se ha hecho con el control de Mosul y otras zonas del norte del país.

IRÁN OFRECE SU AYUDA A IRAQ

Irán está dispuesto a ayudar a Irak, pero no enviará tropas para combatir a los yihadistas del Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL), afirmó hoy el presidente iraní, Hasan Rohaní, según la agencia oficial de noticias iraní, IRNA.

"Si el gobierno de Irak nos pide ayuda, nosotros le otorgamos cualquier ayuda que nos pida su pueblo, pero por ahora no nos planteamos el envío de fuerzas iraníes", manifestó Rohaní durante una rueda de prensa.

Irán está dispuesto a ayudar a Irak "en el marco de las normas internacionales", añadió.

Rohaní recordó que la república islámica de Irán nunca ha enviado tropas a otros países para que "realicen operaciones" y ve "poco probable que se plantee esa situación".

Sobre la posibilidad de que Irán colabore con EEUU para enfrentarse con ese grupo terrorista en Irak, Rohaní anunció que hasta el momento Washington no ha hecho nada al respecto.

"Cuando Estados Unidos haya tomado una medida en contra de los (yihadistas del) EIIL, se puede pensar en colaborar con ese país", añadió.

El presidente iraní lamentó que "estos grupos terroristas" reciben "ayudas financieras y armamentísticas" de "países poderosos" occidentales y de la región para poder alcanzar sus objetivos.

Rohaní advirtió de que, en caso de que a los terroristas se les ocurra acercarse a las fronteras de Irán, Teherán responderá.

"Si algún grupo terrorista quiere acercarse a nuestras fronteras y nosotros sentimos su amenaza, sin duda nos enfrentaremos a ellos con todos los dispositivos necesarios", avisó Rohaní.

UN MILLÓN DE DESPLAZADOS

La ONU calificó hoy la crisis que sufre Irak como una "tragedia humana" y cifró el número de desplazados internos en todo el país en alrededor de un millón de personas.

En declaraciones a la prensa, el representante de la ONU para Irak, Nickolay Mladenov, alertó de que el conflicto entre los insurgentes suníes, liderados por el Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL), y el gobierno de Bagdad supone "una grave amenaza para la soberanía y la integridad del país".

AL MALIKI FIJA SAMARRA COMO BASE DE OPERACIONES PARA LA OFENSIVA

El primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, designó hoy a la ciudad de Samarra, en la provincia de Saladino, como base de "la batalla para recuperar los territorios ocupados por los terroristas", en un discurso emitido por la televisión oficial iraquí.

"La batalla contra el terrorismo empezará en Samarra", dijo Al Maliki, que añadió que esta ciudad de mayoría suní pero que alberga el mausoleo sagrado chií de los Imanes Askariyin será donde se concentren las tropas del Ejército, desde donde se desplazarán "hacia cualquier palmo manchado por los pies de estos traidores".

El primer ministro añadió que los grupos de voluntarios llegarán en las próximas horas a la localidad para unirse a las Fuerzas Armadas en su lucha contra el Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL).