EEUU duplicará los agentes de seguridad privada en Irak tras retira a tropas | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

EEUU duplicará los agentes de seguridad privada en Irak tras retira a tropas

internacional

| 20.08.2010 - Actualizado: 15:03 h
REDACCIÓN
Más sobre: irakSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Departamento de Estado confirmó que aumentará en más del doble el número de agentes de seguridad privada en Irak tras la retirada de las tropas estadounidenses. El periódico The New York Times informó de que el Gobierno se apoyará en 6.000 o 7.000 subcontratistas, y el portavoz del Departamento de Estado, Philip Crowley, confirmó los planes de Washington de duplicar el número de agentes privados en Irak.

EEUU ha dado el primer paso en esa dirección al retirar la última brigada de combate y dejar en 56.000 el número de soldados en Irak. De ellos, 6.000 saldrán para finales del mes, dando inicio a la llamada operación "Nuevo Amanecer", en la que 50.000 soldados estadounidenses participarán en tareas de estabilidad, asesoramiento, formación y apoyo a las fuerzas de seguridad iraquíes hasta abandonar completamente a finales de 2011 el país.

En la medida en que EEUU se prepara para retirar completamente todas sus tropas de Irak a finales de 2011, el Gobierno está impulsando un importante esfuerzo civil, para el que dependerá, sin embargo, de un pequeño Ejército de subcontratistas para llenar el vacío que habrá dejado el Ejército. Crowley reveló que todo el programa estadounidense en Irak costará entre 2.000 y 3.000 millones de dólares al año, y que el Gobierno ya ha empezado a contactar a las empresas de seguridad.

"Donde el Ejército proveía antes seguridad, ahora tenemos que garantizarla nosotros y éste es un caso en el que los contratistas son provechosos", señaló, y agregó que el Departamento de Estado está "completamente preparado para asumir sus responsabilidades en la medida en que pasamos de un esfuerzo militar a uno civil".

ENTRENAMIENTO DE LA POLICÍA IRAQUÍ

El Departamento de Estado asumirá en octubre del próximo año la responsabilidad de entrenar a la Policía iraquí, una labor que será ejecutada principalmente por subcontratistas.

EE.UU. abrirá un consulado en la provincia de Basora, en el sur de Irak, y otro en Ebril, en el Kurdistán iraquí, en el norte, mientras que las dos oficinas temporales de la embajada se ubicarán en la ciudad petrolera de Kirkuk, en el norte del país, y en Mosul, capital de la provincia de Nínive, también el norte.

La principal función de los agentes subcontratados será garantizar la seguridad de los cinco complejos diplomáticos de EE.UU. en Irak, previniendo ataques mediante el uso de radares, detectar artefactos explosivos, realizar vuelos de reconocimiento con "drones" o aviones no tripulados e incluso formar equipos de reacción rápida para ayudar a civiles en peligro.

La Casa Blanca ha expresado su confianza en que la transferencia de las tropas a personal civil -entorno a 2.400 personas trabajarían en la embajada de Bagdad y en otros puestos diplomáticos- se llevará a cabo acorde al calendario previsto, señaló el diario. Las preparaciones para pasar de la acción militar a la civil se están llevando a cabo desde hace meses.

Según el Times, más de 1.200 tareas efectuadas por el Ejército estadounidense en Irak serán transferidas a manos de personal civil, a los iraquíes o eliminadas de forma progresiva. El Departamento de Estado prevé, además, adquirir del Pentágono 60 vehículos especialmente protegidos para resistir ataques con minas y emboscadas, los denominados MRAP, aumentar su inventario de coches blindados a 1.320 y crear una pequeña flota de tres aviones que se sumarán al que tiene actualmente.

La decisión de subcontratar a más agentes de seguridad privada podría crear un conflicto con Irak, que ha tenido numerosos problemas con algunas de estas compañías por incidentes que provocaron muertes de civiles.

Pero los agentes no gozarán de ninguna inmunidad especial y tendrán que registrarse en Irak para que Bagdad tenga cierto control sobre el número y las firmas que operarán en el país.

Además, funcionarios regionales de seguridad del Departamento de Estado, agentes que supervisan la seguridad en puestos diplomáticos en el exterior, tendrán que aprobar y acompañar a todas las caravanas civiles, aportando así una supervisión adicional.