EEUU acusa a Rusia de "alentar" al Gobierno de Al Assad

Asegura que las fuerzas que combaten en Siria han incurrido en el uso irresponsable de armas químicas

Al Asad (Al Asad)

internacional

| 18.05.2013 - 17:15 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Estados Unidos ha acusado a Rusia de "alentar" al Gobierno de Bashar al Assad y "alargar" el conflicto que golpea Siria al suministrar misiles crucero y antiaéreos al Ejército sirio, según ha manifestado este viernes el presidente del Estado Mayor Conjunto de los Estados Unidos, el general Martin Dempsey.

"Es, por lo menos, una decisión inapropiada que alienta al régimen y alarga el sufrimiento, por lo que es inoportuno y desacertado", ha declarado Dempsey, en referencia a los misiles antibuque Yakhont con radar avanzado y a los cuatro sistemas de baterías antimisiles S-300 enviados a Siria desde Rusia.

Dempsey, que ha comparecido en el Pentágono junto con el secretario de Defensa, Chuck Hagel, ha enfatizado que estos hechos "aplazan un poco más" el cese de los combates, "incrementa el riesgo" de una guerra regional y hace que Al Assad asuma que se encuentra "más seguro" y sea "más proclive a errores de juicio".

En este sentido, Dempsey ha asegurado que las fuerzas que combaten en Siria han incurrido en el uso irresponsable de armas químicas. "Las cosas que ellos tienen bajo control, son cosas con las que tendremos que lidiar. No tenemos opciones de ninguna de las formas para impedir la entrega de material militar a Siria", ha advertido.

EVITAR UNA GUERRA REGIONAL

Hagel y Dempsey han reincidido en la intención del Gobierno estadounidense de buscar una salida pacífica al conflicto y han recalcado los esfuerzos diplomáticos de Washington. Aún así, Hagel ha reconocido que hay un peligro patente de que la guerra civil en Siria sobrepase sus fronteras y no ha descartado ninguna vía, según ha recogido el Departamento de Defensa en un comunicado.

"Lo que no queremos ver que ocurra es Siria estalle hasta tal punto que podamos toparnos con una guerra regional", ha afirmado Hagel. "Continuamos trabajando con los rusos y haciendo todo lo que podamos para convencer a las fuerzas de la región de que hemos de ser cuidadosos en la escalada de las opciones militares", ha añadido.

El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Lavrov, anunció este jueves que Rusia seguiría comprometido con los acuerdos armamentísticos firmados anteriormente con el Gobierno sirio, lo que incluía, según Lavrov, el suministro de baterías antiaéreas. No obstante, negó que Moscú contemple firmar más acuerdos de esta índole con Damasco.