Diplomáticos occidentales recogen los cuerpos de periodistas muertos en Siria

Al menos 22 muertos en una nueva jornada de violencia en Siria

Supuestos restos de Marie Colvin

internacional

| 03.03.2012 - 13:41 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Diplomáticos occidentales se han hecho cargo de los cadáveres del periodista francés Rémi Ochlik y de la estadounidense Marie Colvin tras recogerlos en el Hospital Universitario de Damasco, informó a Efe el portavoz del Comité Internacional de la Cruz Roja, Saleh Dabakeh.

Los encargados de recuperar los cuerpos de los informadores, que murieron en el barrio de Baba Amro en Homs durante un bombardeo, fueron el embajador francés en Damasco, Eric Chevallier, y un representante de la legación de Polonia, país que lleva los intereses de EEUU en Siria, dijeron a Efe fuentes diplomáticas.

Activistas opositores sirios aseguraron, a través de dos vídeos difundidos por internet esta semana, haber enterrado clandestinamente a Colvin y Ochlik en un jardín de Baba Amro en la noche del 27 de febrero.

Sin embargo, las autoridades sirias señalaron ayer que su fuerzas hallaron en ese barrio los dos cuerpos, tras lo cual fueron identificados y trasladados a Damasco, según dijo una fuente del Ministerio de Asuntos Exteriores a la agencia oficial siria Sana.

Colvin y Ochlik murieron el pasado 22 de febrero en el bombardeo sobre un edificio que los rebeldes, considerados por el régimen sirio como "grupos terroristas armados", utilizaban como improvisado centro de prensa.

Pese a la presencia de Chevallier hoy en el hospital, Francia anunció ayer su decisión de cerrar su embajada en Siria "por motivos de seguridad", según el Ministerio de Exteriores, que no explicó si eso supone la ruptura de las relaciones diplomáticas entre los dos países.

NUEVA JORNADA DE VIOLENCIA

Al menos 22 personas han muerto hoy en Siria, la mayoría de ellas en la provincia septentrional de Idleb, en una nueva jornada de violencia en Siria, en la que también se registró un atentado con coche bomba en Deraa (sur).

Las autoridades sirias acusaron a un terrorista suicida de haber perpetrado el atentado en el área de Deraa el Balad, mientras que el rebelde Ejército Libre Sirio señaló al régimen de Bachar al Asad como responsable de la acción, que también se cobró 20 heridos.

También en la provincia de Deraa, el ejército lanzó una gran ofensiva por la mañana sobre la ciudad de Hirak, donde los miembros del ELS se enfrentaron a los militares apoyados por una brigada de carros blindados, según la red opositora Comités de Coordinación Local.

El ejército registra casa por casa en las afueras de la localidad, mientras los francotiradores se han apostado en las azoteas junto a los cruces de caminos, señalaron los Comités.

Mientras, la represión de las fuerzas gubernamentales se cebó hoy con la provincia de Idleb, donde murieron siete personas, entre ellas dos estudiantes universitarios que fueron tiroteados por supuestos "shabiha" (matones) desde un vehículo.

Después de haber controlado el barrio rebelde de Baba Amro, en Homs, los militares han ampliado su campaña en esa ciudad central a otros barrios y pueblos aledaños como Bab Sbaa o Al Faraby.

Además, continúan los combates en Rastan, al norte de Homs, donde se escuchan disparos procedentes de los puestos de control en torno a la ciudad, así como el lanzamiento de obuses de mortero.

Otras tres personas murieron a manos de las fuerzas gubernamentales en Deir Asafir, en las afueras de Damasco, informaron los Comités.

Mientras, la agencia oficial siria Sana informó de los funerales por 21 miembros de la policía y el ejército sirios, que fueron trasladados desde el hospital militar Tishrin de Damasco a sus lugares de enterramiento.