Dos detenidos tras el desvío de un avión paquistaní en el Reino Unido

Un vuelo de Pakistan International Airlines (PIA) fue desviado y escoltado por dos cazas británicos

Con 297 pasajeros a bordo el vuelo con destino a Manchester fue desviado al aeropuerto de Stansted

Los dos hombres trataron "varias veces" de entrar en la cabina de mando

internacional

| 24.05.2013 - 15:26 h
REDACCIÓN

Dos hombres han sido detenidos en el aeropuerto de Stansted (Londres) por poner en riesgo un vuelo de la compañía Pakistan International Airlines (PIA) que tuvo que ser escoltado por dos cazas británicos y desviado de su ruta.

El vuelo PK709, que viajaba de Lahore (Pakistán) hacia Manchester con 297 pasajeros a bordo, aterrizó en el aeropuerto a las afueras de Londres tras un incidente a bordo de la aeronave, del que han dado detalles algunos pasajeros.

Uno de ellos explicó a la cadena Sky News que el personal de vuelo informó de que los dos hombres trataron "varias veces" de entrar en la cabina de mando y que, ante la negativa de la tripulación, "comenzaron a discutir y a lanzar amenazas".

"De acuerdo con lo que hemos visto y oído", indicó otra fuente del aeropuerto, se trató en efecto de una pelea o discusión lo "suficientemente preocupante" como para que fuera necesario llamar a las autoridades.

Poco después del aterrizaje, la policía de Essex informó de que dos hombres de 30 y 41 años fueron detenidos por poner en riesgo el avión, sin dar apenas detalles.

Según los medios británicos, aunque de momento se desconoce la naturaleza del incidente, parece descartarse que esté relacionado con terrorismo.

Un portavoz de la policía británica confirmó que "se produjo un incidente en un avión" y que las fuerzas de seguridad están "respondiendo" a lo ocurrido.

Por su parte, el Ministerio de Defensa tampoco precisó la naturaleza del incidente, del que dijo que es ahora objeto de investigación policial.

De acuerdo con la página web del diario "The Guardian", el piloto decidió desviar la aeronave antes de llegar a su destino debido a que un pasajero comenzó a gritar durante el vuelo.

Tras el aterrizaje, el avión fue aislado en la pista, donde esperaban miembros de las fuerzas de seguridad, si bien el aeropuerto de Stansted continuó funcionando con normalidad, según sus responsables.