Dos detenidos en Cataluña y Canarias acusados de pertenecer al DAESH

Los detenidos, hombre y mujer, habían amenazado de muerte a España y Francia

La joven detenida en Fuerteventura viaja en un avión hacia Madrid

nacional

| 08.12.2015 - 10:13 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Policía Nacional ha detenido esta madrugada a un hombre de 32 años, vecino de Mataró (Barcelona), y una joven de 19 de Pájara (Fuerteventura), ambos de origen marroquí, por supuestamente estar integrados en la estructura de la organización terrorista Estado Islámico (EI) o Dáesh.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha explicado hoy que los arrestados tenían capacidad para atentar en España puesto que estaban "en contacto directo" con los líderes operativos del grupo yihadista en Siria.

Pero también porque ambos ya habían vertido amenazas de muerte contra Francia y nuestro país, además de contra personas de otros grupos religiosos incitando a atentar contra todos aquellos que no profesaran su ideario.

Según Fernández Díaz, los arrestados formaban parte de una cédula "altamente profesionalizada" encargada de captar, adoctrinar y reclutar yihadistas. Para ello transmitían una imagen idealizada de su lucha, con la finalidad de persuadir a jóvenes españoles susceptibles de ser atraídos por el Estado Islámico.

Del mismo modo, se encargaban de difundir en la web "una gran cantidad de material" sobre el uso de armas y explosivos con el fin de facilitar a sus seguidores la comisión de acciones terroristas.

Los dos presuntos yihadistas habían difundido "masivamente" también en las redes sociales e Internet material con imágenes de ejecuciones cometidas por Dáesh acompañadas de comentarios humillantes para sus víctimas.

En declaraciones a la prensa, el ministro ha destacado que los detenidos, que tenían residencia legal en España, habían "traspasado el umbral del límite de la radicalización", ya que habían jurado públicamente fidelidad a Dáesh y a su líder Abu Baker Al Bagdadi.

Se da la circunstancia de que la supuesta autora del tiroteo de San Bernardino (Estados Unidos), que causó la semana pasada la muerte de catorce personas en un centro de ayuda para discapacitados, también juró lealtad al Estado Islámico.

"Cuando se llega a este estadio de implicación no es colaboración, es integración en la organización terrorista", ha subrayado el ministro, que ha hecho hincapié en que los detenidos, por su grado de formación e implicación con Dáesh, estaban "en condiciones de cometer eventuales atentados".

De hecho, ha añadido, ya habían proferido amenazas concretas a España y Francia, así como a "personas pertenecientes a otras confesiones religiosas".

El ministro ha resaltado que es "significativo" que los detenidos, pese a vivir en dos puntos tan lejanos de la geografía española, hubieran podido constituir una red que se extendía de manera "muy profesionalizada y de alta cualificación" gracias a Internet y las redes sociales.

La policía se ha incautado en los domicilios de los sospechosos de numeroso material informático que será analizado ahora con detalle por las fuerzas de la lucha antiterrorista, que con estas dos detenciones, ha remarcado el ministro, ponen de manifiesto su "eficacia" en la lucha contra el terrorismo yihadista.

La operación, dirigida por el juzgado 6 de la Audiencia Nacional en colaboración con la Fiscalía, está bajo secreto de sumario y continúa abierta.

En lo que va de año ya son un centenar las personas que han sido detenidas en España por su supuesta implicación en el terrorismo islamista, muchas de ellas en Cataluña, considerada por los expertos como uno de los principales escenarios yihadistas en nuestro país.

Concretamente, 73 personas han sido arrestadas en España y 27 en el extranjero con participación de las fuerzas de seguridad españolas, con lo que los arrestados por este fenómeno llegan a 175 en cuatro años.

Para reforzar su lucha contra esta actividad, el Ministerio del Interior puso en marcha el pasado jueves una web para que ciudadanos anónimos puedan denunciar a sospechosos yihadistas.

En apenas seis días, este buzón ha recibido un gran número de denuncias anónimas, de las que más de cincuenta han sido trasladadas a las unidades de inteligencia antiterrorista para que las investiguen y determinen su fiabilidad.