Dos barcos chinos buscan un objeto flotante avistado por un avión

Malasia considera que realizó un "trabajo admirable" en búsqueda del avión

internacional

| 26.03.2014 - 12:49 h
REDACCIÓN

Dos barcos chinos buscan un objeto de dos metros avistado por un avión hoy flotando en el océano Índico y que podría pertenecer al avión de Malaysia Airlines desaparecido, indicó la agencia oficial Xinhua. El rompehielos chino Xuelong y el buque de guerra Qiandaohu han llegado a la zona donde se divisó el objeto, aunque de momento sin resultados.

La búsqueda se produce después de que Francia haya facilitado nuevas imágenes de satélite que muestran 122 objetos en la zona del sur del océano Índico donde se cree que se estrelló el Boeing 777 de Malaysia Airlines con 239 personas a bordo, entre ellas, 154 ciudadanos chinos.

Las coordenadas del objeto sospechoso son 43.313 grados altitud sur y 95.246 longitud este, y fueron enviadas al Xuelong a las 07.00 horas GMT. Dos horas después, los dos barcos chinos llegaron hasta el lugar. China anunció que otro barco, el Han Xun 1, se unirá a las tareas de búsqueda en el Índico, informa la cadena estatal CCTV.

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino Hong Lei dijo que para su país sigue siendo una prioridad "las operaciones de búsqueda y rescate" del avión, a pesar de la conclusión a la que llegó Malasia el lunes de que se había estrellado en el Índico y no hay esperanza de encontrar supervivientes.

"El Gobierno chino continuará intensificando sus esfuerzos y urge a Malasia a cuidar a las familias (de los viajeros chinos a bordo del MH370) y facilitar información sobre la investigación", indicó Hong en rueda de prensa, un día después de que los familiares que esperan noticias de sus allegados protagonizaran una manifestación en Pekín para pedir "información veraz" al Gobierno malasio.

Un enviado chino llegó a Kuala Lumpur para urgir a Malasia a continuar con la búsqueda de "forma urgente". El viceministro de Exteriores chino, Zhang Yesui, mantuvo un encuentro con el primer ministro de Malasia, Najib Razak, y le pidió que "impulse la información" que comparte con Pekín y le traslade todos los detalles que llevaron a su gobierno a concluir que el vuelo acabó en el fondo del océano.

EL MINISTRO DE DEFENSA DE MALASIA SE DEFIENDE DE LAS CRÍTICAS Y CONSIDERA QUE SE HA REALIZADO UN TRABAJO ADMIRABLE

El ministro malasio de Defensa, Hishamudin Husein, destacó que su país ha realizado un "trabajo admirable" en la coordinación con 26 países de la búsqueda del avión malasio desaparecido MH370. Creo que la historia nos juzgará positivamente", manifestó Hishamudin en una conferencia de prensa en Sepang, cerca del Aeropuerto Internacional de Kuala Lumpur.

En los primeros momentos tras la desaparición del Boeing 777 de Malaysian Airlines el pasado 8 de marzo, las autoridades fueron criticadas después de tardar una semana en confirmar que el avión se había desviado de su ruta Kuala Lumpur-Pekín, según datos de un satélite militar.

Recientemente, los familiares de los pasajeros chinos han expresado su malestar con la compañía aérea y el Gobierno malasio por la falta de asistencia y de claridad en las informaciones que han ido recibiendo.

Hishamudin expresó su solidaridad con esos familiares, pero les pidió paciencia y agregó que familias de otros países, entre ellas malasias, también han perdido a sus seres queridos. "Esto es algo extraordinario, un desafío para todo el mundo, no sólo para nosotros. La búsqueda ha acercado a la comunidad internacional", subrayó el titular malasio de Defensa.

Seis países, con Australia al frente, registran la zona donde se cree que el aparato cayó en el océano Índico con siete aviones militares y otros cinco civiles, además del buque australiano HMS Success y el rompehielos chino Xue Long (Dragón de nieve).

El avión de Malaysia Airlines despegó de Kuala Lumpur con 239 ocupantes rumbo a Pekín en la madrugada del 8 de marzo y desapareció de los radares civiles de Malasia unos 50 minutos después de despegar.

El examen de los datos de radar y satélite ha llevado a los investigadores a concluir que el aparato dio la vuelta y acabó en el sur del océano Índico, en un lugar lejano de tierra y que no hay esperanzas de encontrar supervivientes.

A bordo viajaban 153 chinos, 50 malasios (12 forman la tripulación), siete indonesios, seis australianos, cinco indios, cuatro franceses, tres estadounidenses, dos neozelandeses, dos ucranianos, dos canadienses, un ruso, un holandés, un taiwanés y dos iraníes que embarcaron con pasaportes robados a un italiano y un austríaco.