División entre los socialistas en Francia sobre la reforma del subsidio de desempleo

internacional

| 13.10.2014 - 12:01 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El ministro francés de Economía, Emmanuel Macron, reavivó la división interna en el seno del gubernamental Partido Socialista (PS) sobre el subsidio de desempleo, al considerar que su reforma, tanto en la duración como en el montante, debe ser planteada.

"El seguro de desempleo tiene un déficit de 4.000 millones de euros (...) Son los agentes sociales quienes tienen que mejorarlo, pero como el Estado lo garantiza financieramente puede acelerarlo si hay bloqueos", indicó Macron en una entrevista que hoy publica el semanario Le Journal du Dimanch.

La declaración se sitúa en la línea de la que hizo el pasado lunes el primer ministro, Manuel Valls, en Londres, cuando señaló que la izquierda no tiene que tener ningún asunto vedado a la reforma. Esas afirmaciones han provocado una gran reacción en el PS, sobre todo en su ala más izquierdista, ya muy distanciada de la política económica del Gobierno.

El presidente, François Hollande, se mostró el martes más prudente al asegurar que la reforma corresponde a los agentes sociales, sin por ello desautorizar a su primer ministro. Desde entonces, Valls no ha vuelto a pronunciarse sobre el asunto, pero la entrevista de Macron, considerado el representante del ala más liberal del PS, ha reabierto el debate.

El líder del partido, Jean-Christophe Cambadélis, pidió al ministro de Economía que no lance globos sonda y que se limite a aplicar la política decidida por Hollande. En el mismo sentido, la senadora Marie-Noëlle Lienemann, representante del ala izquierdista del partido, aseguró que el presidente "no debe permitir que se digan este tipo de cosas" que "ni estaban en su programa electoral ni forman parte de los valores de la izquierda".

Los sindicatos, por su parte, consideran la amenaza con reducir el monto o la duración del subsidio de desempleo es "una provocación". "Los derechos de los parados no pueden ser cuestionados en un momento en el que el desempleo está en aumento", indicó el líder del sindicato CFDT, Laurent Berger.