Disidentes cubanos se manifiestan por la libertad en Cuba | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

Disidentes cubanos se manifiestan por la libertad en Cuba

internacional

| 14.02.2011 - 16:58 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los disidentes cubanos Ángel Moya y Héctor Maseda se manifiestan por la libertad en La Habana.

Ambos son esposos de las líderes de las Damas de Blanco, Laura Pollán y Berta Soler y junto a ellas han participado en la habitual protesta pacífica que todos los domingos realizan estas mujeres en La Habana en favor de la causa de los presos políticos.

Maseda y Moya, que el sábado regresaron a sus casas tras ocho años en la cárcel, acudieron a la habanera iglesia de Santa Rita, junto a unas cuarenta Damas de Blanco, quienes posteriormente desfilaron para pedir la libertad de los presos políticos.

"La lucha continúa, Cuba va a ser libre. El Gobierno tiene la fuerza, pero el derecho, la moral y la ética están de nuestra parte", declaró a corresponsales el opositor Ángel Moya, que al salir de la parroquia se emocionó visiblemente y no pudo contener el llanto.

Su compañero Héctor Maseda afirmó que el pueblo cubano "está cansado de tener que tolerar y soportar" el actual régimen. "Tienen que irse, no tienen otra alternativa", manifestó.

Maseda, presidente del opositor Partido Liberal Democrático de Cuba, dijo que se propone reactivar el movimiento liberal en la isla e incluso crear un macropartido de convergencia dentro de esa tendencia.

En cuanto a las Damas de Blanco, sus principales líderes, Laura Pollán y Berta Soler (esposas de Maseda y Moya, respectivamente), aseguraron que la actividad del grupo se mantiene y que ellas continuarán saliendo a la calle para pedir la libertad de todos los presos políticos aunque sus maridos ya se encuentren en casa.

Tras la misa en Santa Rita y durante el posterior desfile de las Damas de Blanco se corearon los habituales gritos de libertad e incluso se escuchó algún "abajo la dictadura", lo que no suele ser frecuente en los actos de las Damas de Blanco.

También el recuerdo a Orlando Zapata, el preso político muerto en la cárcel el año pasado tras una larga huelga de hambre, estuvo presente con gritos de "Zapata vive", en presencia de su madre, Reina Luisa Tamayo, que desfiló hoy con las Damas de Blanco.

El 23 de febrero se cumplirá el primer aniversario de la muerte de Zapata y es previsible que grupos disidentes organicen actos en su memoria, según Elizardo Sánchez, portavoz de la opositora Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN).

"Muchas organizaciones van a hacer pronunciamientos y actividades conmemorativas con toda razón porque Orlando Zapata Tamayo fue víctima de un homicidio de Estado (...) No tenemos ninguna duda de que fue una muerte completamente evitable", dijo Sánchez, que acudió este domingo a la parroquia de Santa Rita.

Allí pudo saludar a los opositores excarcelados ayer y recordó que ambos han salido de la cárcel con licencia extra-penal, una figura que tanto Maseda como Moya rechazan porque mantiene vigentes sus condenas.

Con la salida de ambos, quedan aún en la cárcel siete opositores del Grupo de los 75, como se llama a los disidentes condenados en la represión de la Primavera Negra de 2003 y a los que Amnistía Internacional considera prisioneros de conciencia.

El portavoz de la CCDHRN dijo tener la esperanza de que este último grupo sea también liberado en los próximos días.

En julio de 2010, el Gobierno de Raúl Castro, con la mediación de la Iglesia Católica, se comprometió a liberar a todos los presos del Grupo de los 75 que permanecían en la cárcel (y que eran 52 en esa fecha) en un proceso que fue apoyado por España.

Cuarenta de esos opositores salieron de prisión tras aceptar exiliarse en España y los últimos en ser excarcelados están siendo los que se niegan a esa condición y, en su mayoría, desean permanecer en Cuba.