Dimite la ministra portuguesa de Administración Interna por la crisis de los incendios

internacional

| 18.10.2017 - 16:10 h

EFE

La dimisión de Constança Urbano de Sousa, hasta hoy responsable de Administración Interna de Portugal, es la segunda baja que sufre en dos años el gabinete ministerial del socialista António Costa, que afronta una nueva remodelación por la crisis de los incendios.

La ministra de Administración Interna -equivalente a Interior-, se marcha después de cuatro meses devastadores para el país, que cuenta más de 100 muertos en dos tragedias forestales: la de Pedrógão Grande, ocurrida en junio, y la del pasado domingo. Ambos sucesos han acabado abruptamente con la protección que tantas veces ha dado Costa a Urbano de Sousa, que ya había solicitado marcharse en junio, pero resistió en el cargo a petición del jefe de Gobierno mientras arreciaban las críticas a su gestión.

El número de fallecidos en los incendios desatados el domingo en el centro y norte de Portugal se elevó a 42 con la muerte de una mujer que estaba ingresada en el Hospital de Coimbra, confirmó hoy a EFE la portavoz de la Autoridad Nacional de Protección Civil (ANPC), Patrícia Gaspar. Además los heridos se acercaron a 70.

La marcha de Urbano de Sousa, por las circunstancias en las que se produce y por la resistencia del primer ministro a dejarla ir, es el cambio de mayor envergadura de los realizados por Costa, tras el del otro ministro caído en desgracia, João Soares.

Sea cual sea el reemplazo de Urbano de Sousa, Costa lo elegirá desde una delicada posición, con una moción de censura en el horizonte -que será apoyada por la oposición en bloque-, y con las críticas de, incluso, sus apoyos parlamentarios de la izquierda radical.