Dimite el jefe de seguridad de la 'Torre de la Libertad' de Nueva York

Torre de la Libertad de Nueva York

internacional

| 29.03.2014 - 21:16 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El jefe de seguridad del One World Trade Center de Nueva York, la también conocida como 'Torre de la Libertad', ha dimitido tras los últimos problemas registrados en el recinto de la obra, aún por inaugurar, según confirmó Jordan Barowitz, portavoz de la empresa encargada del edificio.

David Velazquez, un ex agente del FBI, se había hecho cargo el pasado mes de enero de la seguridad del rascacielos, el más alto del país y sucesor de las Torres Gemelas. Su dimisión se produce después de que en las últimas semanas se conociesen dos entradas no detectadas en el perímetro de las obras de la torre, lo que ha provocado una fuerte polémica en la ciudad dada su supuesta condición de objetivo terrorista.

La pasada semana, un joven de 16 años de Nueva Jersey fue detenido y puesto en libertad bajo fianza poco tiempo después tras burlar hasta cuatro filtros de seguridad y subir hasta la misma aguja del edificio. Justin Casquejo entró una noche por un agujero en la valla que rodea el perímetro, subió en ascensor junto a un operador que no le pidió identificación y luego estuvo dos horas en la azotea, viendo el paisaje y tomando fotografías mientras un guardia de seguridad dormía.

Además, esta misma semana, cuatro hombres fueron presentados ante el juez por lanzarse en paracaídas desde la azotea en la madrugada del pasado 30 de septiembre, cuando uno de ellos todavía trabajaba allí como empleado de una empresa contratista. Los paracaidistas también entraron en plena noche por una abertura en una valla y subieron sin problemas hasta la azotea, desde donde se lanzaron, recogiendo en vídeo el salto.

EL ORGULLO DE LA RECUPERACIÓN NEOYORQUINA

La 'Torre de la Libertad', de 542 metros de alto, se levanta junto al espacio que antes ocupaban las torres destruidas en los atentados del 11 de septiembre de 2011. El edificio está pendiente de los últimos retoques para su inauguración, para la que no hay fecha, pero que se espera ocurra antes del verano.

El edificio de altura imponente aunque de estética discutible - el artista callejero Banksy la calificó de "desastre" durante el mes que pasó en Nueva York en octubre pasado- está ejerciendo una atracción muy especial entre algunos antes incluso de su inauguración.

Destinada a mostrar el orgullo de la recuperación neoyorquina tras la tragedia del 11-S, la torre y su aguja tienen exactamente 1.776 pies de altura, en referencia al año de la declaración de independencia de Estados Unidos. De ahí viene el patriótico sobrenombre de "Freedom Tower" (Torre de la Libertad) con el que es conocido el edificio denominado oficialmente One World Trade Center.

El gigante de cristal y acero, de 104 pisos, se levanta junto a las cascadas con forma cuadrada donde antes se erigían las dos torres destruidas, y que ahora son un monumento que recuerda a las casi 3.000 personas muertas en los fatídicos atentados de 2001.