Detenidos en Francia los etarras Jokin Aranalde y Beñat Atorrasagasti

Atorrasagasti estaba reclamado por integrar el 'aparato de mugas' de la banda

internacional

| 24.06.2013 - 12:57 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Policía francesa, en colaboración con la española, ha detenido en Francia a los presuntos etarras Jokin Aranalde y Beñat Atorrasagasti, en virtud de sendas órdenes de detención europea.

Según ha informado el Ministerio del Interior, la detención de Aranalde se ha producido en la localidad francesa de Helette, mientras que al arresto de Atorrasagasti se ha procedido en Urrugne, ambos municipios situados en la región de Pirineos Atlánticos.

Aranalde, que participó el pasado 15 de junio en el acto del colectivo de huidos y deportados de la banda en Biarritz, formó parte del aparato de captación de la organización terrorista entre los años 2000 y 2003.

Durante ese período, el presunto etarra se dedicó a la creación de un talde legal denominado Piperrak dependiente del comando Donosti, cuyos miembros fueron detenidos el 21 marzo de 2002 tras el asesinato del concejal socialista Juan Priede Pérez.

Los arrestados señalaron a Aranalde como el responsable que les entregó la carta de captación, lo que permitió su detención tres días más tarde por la Guardia Civil en una operación contra el comando Donosti.

EN LIBERTAD EN 2002

Aranalde, no obstante, quedó en libertad provisional el 30 de marzo de 2002, tras abonar una fianza de 12.000 euros por eludir su ingreso en prisión, y seis meses después huyó a Francia, donde apoyó al talde de ilegales Zelatun y captó a Jon Mintegui Oyarbide y Maite Aramendi Ijurco, detalla Interior.

Estos dos últimos recopilaron informaciones entre abril y octubre de 2002 sobre diversos vehículos policiales, miembros de la Fundación para la Libertad, así como datos de las empresas Elecnor y Espasa Calpe, que condujeron a la emisión de la orden europea de detención por la cual ha sido arrestado Aranalde.

Interior añade que, por su parte, Beñat Atorrasagasti trasladó entre 1996 y 2001 a miembros de la banda y elaboró informes para cometer atentados, como los realizados sobre tres concejales de distintas localidades de Navarra.

Atorrasagasti huyó de su domicilio en Navarra tras la desarticulación el 23 de marzo de 2001 del talde legal dedicado a trasladar a etarras a la frontera franco-española para pasar a la clandestinidad, como consecuencia de la detención en Francia del responsable del aparato de mugas.

El 13 de junio de 2012 el presunto etarra fue arrestado en Edimburgo (Reino Unido) y seis meses después fue extraditado a Francia, donde fue condenado a tres años de prisión, si bien el pasado 25 de febrero el Tribunal Correccional de París le concedió la libertad provisional.

Con todo, Atorrasagasti aún tenía pendiente otra orden europea de detención por pertenencia a banda armada o terrorista, emitida en julio de 2012 por el Juzgado de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional, que ha motivado la detención de hoy.

La operación, que continúa abierta, ha sido desarrollada de manera conjunta entre la Policía Nacional francesa y la Comisaría General de Información de la Policía Nacional.

JOKIN ARANALDE, ELEGIDO ESTE MES COMO UNO DE LOS INTERLOCUTORES DEL COLECTIVO DE HUIDOS

Reclamado por la Justicia por un presunto delito de integración en ETA, acudió el pasado sábado al acto organizado en Biarritz (Francia) por los huidos de la banda terrorista. Si bien no desempeñó un papel protagonista durante la hora y media que duró el acto, si apareció al final del mismo en un momento en el que varias decenas de fugados de la organización criminal subieron al escenario mientras se cantaba una canción en euskera a modo de cierre. Se situó en tercera fila.

Jokin Aranalde Olaondo, escondido desde hace años en Francia, fue uno de los elegidos para ejercer como interlocutor de los huidos de ETA en una rueda de prensa celebrada unos días antes en Bayona (Francia). También estuvo presente en esa convocatoria desempeñando, entonces sí, un papel destacado y visible junto a otros compañeros.

LAS VICTIMAS PIDIERON SU DETENCION

Esta aparición sirvió para que varios medios de comunicación recordasen su causa pendiente con la Justicia y las víctimas exigieron su detención. Pese a ello, Aranalde reapareció en el acto de Biarritz. El secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, aseguró que, "como no podía ser de otra manera", habría reacción de las fuerzas de seguridad a la presencia de etarras con órdenes de detención en actos como el celebrado en Francia.

La mayoría de huidos de ETA ya no tienen causas pendientes con la Justicia principalmente porque han prescrito. No sería el caso de Aranalde, quien fue procesado por integración en ETA en el año 2004 y pocos días después se fugó.

Fue detenido el 30 de marzo de 2002 en Tolosa en el marco de una operación contra Batasuna. El magistrado Baltasar Garzón le dejó en libertad bajo 12.000 euros de fianza en abril de 2002 y con la medida cautelar de presentarse periódicamente en el Juzgado. Aranalde cumplió con esta medida durante dos años y cinco meses, es decir, se encuentra en paradero desconocido desde septiembre de 2004.

PADRE DE OTRA ETARRA Y DE UN CONDENADO POR 'KALE BORROKA'

Según el artículo 131 del Código Penal, si el delito lleva aparejada una pena de 10 a 15 años, como es el caso de integración en banda terrorista (entre 6 y 14), el plazo de prescripción son 15 años. Si la pena del delito imputado es inferior a diez, el plazo de prescripción se fija en diez años. Por este motivo Aranalde podría ser aún detenido, al menos hasta septiembre.

Es el padre de Maite Aranalde Ijurco, quien también aprovechó un error burocrático de la Justicia francesa para escapar en 2009. Fue detenida un año después junto al jefe militar de la banda, Mikel Carrera, 'Ata'. Otro de sus hijos, Ibon Aranalde Ijurco, fue condenado a dos años por violencia callejera.

ATORRASAGASTI ESTABA RECLAMADO POR INTEGRAR EL 'APARATO DE MUGAS' DE LA BANDA

Beñat Atorrasagasti Ordóñez, ya fue arrestado hace once meses en Edimburgo (Escocia). Contra él existía una euroorden de detención por integración en banda terrorista, para la que realizaba transportes de materiales y personas entre Francia y España para ETA dentro del denominado 'aparato de mugas', según las investigaciones de la Guardia Civil a las que tuvo acceso Europa Press.

Vivía en Escocia con su familia, aunque en el momento de su arresto, desde el Ministerio del Interior consideraban que formaba parte del 'aparato de reserva' de la banda, es decir, los grupos integrados por huidos de la organización terrorista preparados e instruidos para integrar comandos de acción cuando lo decida la dirección de la banda. Tras su arresto en Escocia, Atorrasagasti fue entregado a Francia cuyas autoridades posteriormente le dejaron en libertad.

Ahora, según fuentes de la lucha antiterrorista, también se sospecha de su participación en los actos organizados por los huidos de ETA este mes en Francia al igual que el otro detenido este lunes en Helete (Francia), Jokin Aranalde.

Estaba en la lista de terroristas más buscados desde 2008. Atorrasagasti, nacido el 18 de agosto de 1976 en San Sebastián, huyó en marzo de 2001 de una operación de la Guardia Civil, en la que se consiguió desarticular un grupo de 'transportistas' de Navarra. En esa ocasión, agentes de la Guardia Civil, siguiendo instrucciones de la Audiencia Nacional, registraron el domicilio de Beñat Atorrasagasti, que en ese momento no se encontraba en la vivienda que tiene en la localidad navarra de Vera.

Tras el registro los miembros de la Guardia Civil se trasladaron a Lesaka, donde procedieron a inspeccionar el domicilio de sus padres. El etarra José Angel Alzuguren admitió ante la Guardia Civil que, ayudado por Beñat Atorrasagasti, colaboraban con ETA desde enero de 1996 haciendo labores de paso de gente por el Pirineo y que realizó estas funciones al menos en seis ocasiones.En total, ayudó a pasar la frontera a diez pistoleros. Ambos utilizaban indistintamente un Volkswagen Golf de su propiedad, una Fiat Ducato de la empresa en la que trabajaba, una Renault Express de su hermano y el Citroen BX de Beñat Atorrasagasti.