Detenidos dos presuntos etarras en la localidad francesa de Moulins

Interior dice que el hecho de que uno fuese armado confirma que hay que seguir actuando

(Archivo)

internacional

| 21.02.2013 - 13:17 h
REDACCIÓN

Enlaces Relacionados:

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los dos etarras detenidos viajaban en un coche robado y estaban alojados en un hotel de la localidad de Moulins cuando fueron arrestados por las autoridades galas en colaboración con la Comisaría General de Información, según han informado fuentes de la lucha antiterrorista.

Uno de los dos presuntos etarras detenidos hoy en Francia es Oier Ibarguren Sarasola, miembro de la organización juvenil ilegalizada Segi, quien huyó de España después de que la Audiencia Nacional le dejara en libertad en noviembre de 2010, según han informado fuentes de la lucha antiterrorista.

Ibarguren estaba en la lista de los terroristas más buscados de la Guardia Civil desde junio de 2011

El segundo presunto etarra detenido en Francia es Kepa Arkauz Zubillaga, según han informado fuentes de la lucha antiterrorista.

Las detenciones han tenido lugar a las 12.00 horas en la localidad francesa de Moulins, departamento de Allier, en la región de Auvernia, cuando los dos presuntos miembros de ETA conducían un coche robado con matrícula falsa.

La operación ha sido llevada a cabo por agentes de la Subdirección Antiterrorista de la Policía Francesa (SDAT) en colaboración con la Comisaría General de Información del Cuerpo Nacional de Policía.

A falta del cotejo de huellas, el Ministerio del Interior ha confirmado en un comunicado la identidad de Ibarguren como uno de los dos detenidos que en el momento de su arresto portaba un revólver del calibre 38.

Sobre él pesaba desde marzo de ese año una orden europea de detención y entrega del juzgado de instrucción número tres de la Audiencia Nacional.

Se le perdió el rastro después de que este tribunal le pusiera en libertad en noviembre de 2010 tras pagar una fianza de 18.000 euros, al entender que no había riesgo de fuga.

INTERIOR DICE QUE HAY QUE SEGUIR ACTUANDO

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, considera que el hecho de que uno de los etarras detenidos este jueves en Francia estuviese armado viene a confirmar la necesidad de seguir actuando contra la banda terrorista, localizando y arrestando miembros y colaboradores de ETA. Según ha explicado en los pasillos del Congreso, las detenciones no han sido casuales sino que son fruto de una operación policial "prácticamente programada" y ejecutada conjuntamente entre la Comisaría General de Información española y la Subdirección Antiterrorista de Francia.

Los dos etarras conducían un coche robado y uno de ellos, aunque no ha dicho nombres, portaba armas de fuego. Eso pone de manifiesto, a su juicio, que, "evidentemente hasta que ETA no se disuelva, el Gobierno, en colaboración absoluta y estrecha con autoridades francesas, va a seguir actuando, localizando y deteniendo etarras, colaboradores, miembros o vinculados con ETA".

Con estos dos arrestos ya son cinco los terroristas detenidos en lo que va de año tras la operación contra Andoni Lariz y Urtzi Etxeberria en Francia el pasado 11 de enero y la que se saldó con el arresto en Brasil de Joseba Gotzon Vizán, el 18 de enero.