Desaparece una turista española al hundirse un barco en Turquía

internacional

| 29.07.2010 - Actualizado: 18:27 h
REDACCIÓN
Más sobre: turismoSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Una turista española, de 67 años de edad, ha desaparecido y seguramente muerto después de que la embarcación en la que viajaba con otros 17 familiares se hundiese en el sur de Turquía a causa de un incendio a bordo.

Hikmet Selcuk, dueño de la compañía turca "Alesta Yachting", dijo hoy al diario turco "Hurriyet" que los equipos de rescate "siguen buscando a la mujer desaparecida", mientras que su familia ya la ha dado ya por muerta.

Se trata de Paloma Gálvez Petersen, oriunda de Málaga y una de las propietarias del hospital privado Doctor Gálvez.

Su hija, Alicia Canales dijo a Efe que su madre falleció al hundirse la embarcación.

Es una tragedia, es un accidente, fue muy rápido. El barco se incendió, los demás saltaron y a mi madre no le dio tiempo y se fue al fondo", dijo la hija.

Selcuk, por su parte, explicó que el fuego a bordo sucedió probablemente a causa de un cortocircuito en uno de los camarotes.

"Cuando empezó el incendio, la tripulación hizo todo lo posible para sacar del camarote a la mujer, que era obesa", agregó el empresario turco.

"Pero cuando el fuego empezó a expandirse sobre todo el barco, saltaron al agua. Aún estamos buscando a la turista desaparecida", concluyó Selcuk.

Todos los pasajeros y tripulantes fueron rescatados del agua por los guardacostas que llegaron al lugar del siniestro.

Las personas heridas son primas de Alicia Canales, María Gálvez e Inés Gálvez, la primera de ellas tiene una rotura de tobillo y ha sido dada de alta, y la segunda ha sufrido quemaduras leves.

El barco se hundió en su cuarto día de viaje, después de zarpar de Marmaris, una localidad de la sureña provincia de Mugla, para dirigirse a Fethiye dentro de una singladura por el Mediterráneo turco.

A bordo del barco "Kayhan-9" había cinco tripulantes locales, así como el grupo familiar compuesto por 18 personas, algunos de ellos residentes en Portugal y el resto en Málaga.

"Se trataba de las vacaciones de una familia como tantas y han tenido un accidente, son malagueños que han hecho muchas cosas por Málaga y son muy queridos", relató Alicia Canales.

En el accidente han resultado lesionadas de carácter leve otras dos mujeres de la familia.

Los 17 rescatados serán enviados lo antes posible a sus países de residencia, destaca "Hurriyet", citando fuentes oficiales turcas.

Los turistas rescatados se encuentran en un hotel de Fethiye después de haber recibido atención hospitalaria.

Personal del Consulado de España en Estambul se dirige allí para ayudar a los españoles en las gestiones necesarias, ya que todas sus pertenencias y documentos se hundieron con el barco, informaron fuentes de la Embajada de España en Ankara.