Un coche arrolla a un grupo de personas en Virginia tras la marcha supremacista

Declarado el estado de emergencia en Charlottesville

internacional

| 12.08.2017 - 19:04 h

EFE

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Un coche irrumpió hoy contra un grupo de personas en Charlottesville (Virginia), donde han tenido lugar choques violentos por una marcha de blancos supremacistas y nacionalistas, y dejó varios heridos de diversa gravedad, informaron los medios estadounidenses.

Las autoridades han confirmado el arrollamiento, pero no han ofrecido detalles acerca del motivo, responsable y cifra de heridos.

El suceso ocurrió poco después de que el gobernador de Virginia, Terry McAuliffe, declarase el estado de emergencia en la ciudad, y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, condenase "todo lo que representa el odio".

"Múltiples heridos tras colisión de varios vehículos. Varios peatones golpeados", indicaron las autoridades locales a través de la cuenta de Twitter de la ciudad de Charlottesville.

La polémica marcha "Unir a la derecha" se organizó en protesta por la retirada de una estatua homenaje al general confederado Robert E. Lee, quien lideró a las fuerzas sureñas durante la Guerra Civil estadounidense, y que ya generó choques violentos ayer entre participantes y opositores.

"EL MAYOR ENCUENTRO DE ODIO EN DÉCADAS EN EEUU"

La manifestación ha sido descrita como "el mayor encuentro de odio de su clase en décadas en Estados Unidos", según el Southern Poverty Law Center, un grupo que investiga a los grupos que fomentan la violencia racial.

Aunque el inicio de la marcha estaba previsto para el mediodía en el Emancipation Park, en el centro de la ciudad, minutos antes se produjeron ya los primeros choques violentos.

Las consignas lanzadas entre manifestantes, ataviados con banderas confederadas y escudos de protección; y los opositores, que acusan a los organizadores de ideología ultraderechista, rápidamente desembocaron en golpes y puñetazos.

Según la policía de Charlottesville, los primeros enfrentamientos se saldaron con varios heridos, sin precisar la cifra exacta o su gravedad.

A la par, el gobernador de Virginia, Terry McAuliffe, se vio obligado a declarar emergencia estatal para ayudar a "las autoridades a responder a la violencia", en su cuenta de la red social Twitter.

Jason Kessler, organizador de la marcha, subrayó en un comunicado que se trata de defender la Primera Enmienda de la Constitución que protege la libertad de expresión y respaldar a "los grandes hombres blancos que están siendo difamados, calumniados y derribados en Estados Unidos".

La polémica marcha "Unir a la derecha" se organizó en protesta por la retirada de una estatua homenaje al general confederado Robert E. Lee, quien lideró a las fuerzas sureñas durante la Guerra Civil estadounidense, y que ya generó choques violentos anoche en la ciudad.

La manifestación ha sido descrita como "el mayor encuentro de odio de su clase en décadas en Estados Unidos", según el Southern Poverty Law Center, un grupo que investiga a los grupos que fomentan la violencia racial.

Charlottesville, situada a 300 kilómetros al suroeste de Washington, cuenta con 46.000 habitantes y es la sede de la Universidad de Virginia.