De Guindos se presentará como candidato a presidente del Eurogrupo

El holandés Jeroen Dijsselbloem presenta su candidatura para renovar su mandato

Luis de Guindos

internacional

| 05.06.2015 - 12:55 h
REDACCIÓN

La carrera por la presidencia del Eurogrupo, el foro informal de ministros de Economía y Finanzas de la eurozona, se ha abierto hoy, después de que su actual presidente, el holandés Jeroen Dijsselbloem, y el titular español, Luis de Guindos, confirmaran sus candidaturas.

El mandato del actual presidente, también ministro de Finanzas de Holanda, expira el próximo 21 de julio tras dos años y medio en el cargo, por lo que ahora los titulares de la eurozona interesados pueden enviar a Bruselas sus cartas de motivación con el currículum vitae hasta el próximo día 16, según confirmaron fuentes europeas.

Dijsselbloem, de 49 años, anunció hoy oficialmente que aspira a renovar su mandato y lo hace con la "confianza" de que tiene el apoyo suficiente dentro del Eurogrupo para optar a liderar este foro durante otros dos años y medio.

Casi al mismo tiempo, el Ministerio de Economía español confirmó que la candidatura oficial de Luis de Guindos se presentará formalmente y que España tiene "apoyos entre sus socios".

Holanda se muestra optimista y señala que la cooperación con Alemania, que apoyó a Dijsselbloem cuando fue elegido el 21 de enero de 2013, "es excelente", pese a que la canciller alemana, Angela Merkel, respaldara en agosto pasado a De Guindos, al afirmar que demostró ser un "excelente" ministro de Economía en "tiempos difíciles".

España también cree contar con el apoyo de Francia, cuyo titular de Finanzas, Michael Sapin, dijo durante su reciente visita a Madrid que De Guindos tenía "cualidades excepcionales" para ese cargo, al tiempo que sostuvo que España merecía tener más responsabilidades en las instituciones europeas de las que tiene en la actualidad.

Pero también el laborista Dijsselbloem espera contar con el apoyo de Francia y de Italia, ambos con Ejecutivos pertenecientes a la familia de los Socialistas Europeos (PSE).

El Gobierno de Madrid sostiene que "se reconocerá el esfuerzo realizado por el conjunto de la sociedad española y el giro que se ha dado a la situación gracias a las reformas", según su Ministerio de Economía.

En los pasillos de Bruselas se considera que tanto Dijsselbloem como De Guindos, el tercer representante del Eurogrupo más veterano, están haciendo un buen trabajo y que ambos podrían ejercer la presidencia del Eurogrupo "con mucha calidad".

En la elección del próximo líder de este foro informal también entran en la ecuación el debate sobre si habrá o no una presidencia permanente del Eurogrupo, así como cuestiones internas de cada país.

De Guindos ha asegurado que no formaría parte nuevamente del Gobierno si el presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, volvía a ganar las elecciones generales en España, cuya celebración se prevé para finales de año.

En el Eurogrupo no ha habido un presidente que no fuera también ministro de Economía o Finanzas en activo, algo que una presidencia permanente podría resolver pero que es una cuestión que no se espera esté resuelto en pocas semanas.

Por otro lado, en Holanda, la coalición gobernante entre liberales (VVD) y laboristas (PvdA) también es frágil.

Otra cuestión que puede influir es el reparto de altos cargos comunitarios. En el Consejo Europeo, el polaco Donlad Tusk, pertenece a la familia conservadora europea, al igual que Jean-Claude Juncker en la Comisión Europea. En el Parlamento Europeo, el alemán Martin Schulz es socialdemócrata.

Existe un pacto para que tras dos años y medio, la última mitad de la legislatura asuma la presidencia de la Eurocámara un miembro del Partido Popular Europeo (PPE). Llegado ese momento y si Schulz no renovase, la jefa de la diplomacia europea, la italiana Federica Mogherini, y Dijsselbloem, serían los únicos altos cargos comunitarios de la familia socialista.

Por otro lado, España busca recuperar peso en las instituciones europeas claves, dado que ya no tiene una vicepresidencia en la Comisión, ni tampoco está en el comité ejecutivo del Banco Central Europeo, aunque sí tiene una vicepresidencia en el Banco Europeo de Inversiones.

Si no hay una clara mayoría entre los socios de la eurozona a favor de De Guindos o de Dijsselbloem, los ministros tendrán que votar y el candidato deberá ser elegido por mayoría simple.

La próxima reunión formal se celebrará el 18 de junio en Luxemburgo, dos semanas después hay una cumbre de jefes de Estado y de Gobierno en Bruselas, y antes de que expire el mandato de Dijsselbloem habrá otro Eurogrupo el 13 de julio.