Al menos 26 muertos por la represión de régimen sirio pese a la suspensión árabe

Damasco recibirá a una misión de Liga Árabe antes de que expire el ultimátum

internacional

| 13.11.2011 - 14:42 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Al menos 26 personas murieron hoy en Siria como consecuencia de la represión del régimen del presidente Bachar al Asad al día siguiente de que la Liga Árabe decidiera suspenderla como estado miembro, denunciaron grupos opositores.

Los Comités de Coordinación Local señalaron que al menos 14 personas fallecieron en Hama, 7 en la provincia central de Homs, 3 en la provincia meridional de Deraa, una en los alrededores de Damasco y otra en Deir Zur, en el noroeste del país.

Esta última víctima fue un estudiante de quince años que perdió la vida mientras que otros cinco resultaron heridos por las balas de las fuerzas de seguridad, que cargaron contra un grupo de jóvenes que intentaba sabotear una manifestación progubernamental en Deir Zur.

El Observatorio sirio de Derechos Humanos agregó que al menos dos agentes de la Policía murieron y otro resultó herido en un ataque cometido por supuestos soldados desertores contra una patrulla policial en un mercado de la localidad de Al Quseir, en la provincia de Homs.

En la localidad de Dael, en Deraa, se ha desarrollado una huelga general de protesta contra la represión mientras que las manifestaciones se han sucedido en barrios de las ciudades de Hama y Homs.

En la capital, las fuerzas de seguridad emplearon fuego real para dispersar una manifestación en el barrio de Barza y detuvieron a cinco personas.

Las autoridades sirias no han confirmado ni desmentido estos sucesos, que no han podido ser verificados de forma independiente por las restricciones que ha impuesto el régimen de Damasco a los periodistas.

La muerte de opositores hoy coincide con las multitudinarias marchas desarrolladas en apoyo a Al Asad en varias ciudades del país, después de que ayer la Liga Árabe suspendiera a Siria de la organización y pidiera sanciones económicas y políticas contra el régimen de Damasco, que consideró esta decisión "nula" y sometida a los intereses estadounidenses.

En una reunión extraordinaria de los ministros de Exteriores árabes en El Cairo, la organización panárabe adoptó la resolución, que se aplicará a partir del próximo 16 de noviembre, salvo que en una reunión ese día en Rabat dichos ministros consideren que Damasco ha cambiado de actitud y cumplido con los requisitos del plan árabe.

La iniciativa de la Liga Árabe fue aceptada por las autoridades sirias el pasado 2 de noviembre y estipula, entre otros puntos, el fin de la violencia, el repliegue de las fuerzas armadas de las calles del país y la liberación de los detenidos durante las protestas.

Desde que estallaran las protestas en marzo pasado, más de 3.500 personas han muerto en Siria a manos de las fuerzas gubernamentales, según las últimas cifras difundidas por Naciones Unidas.