Cuba decreta nueve días de duelo oficial por la muerte de Fidel Castro

Los restos del líder histórico de la Revolución serán cremados según su "voluntad expresa"

Calma en las calles de La Habana horas después del anuncio de su muerte

Sus cenizas recorrerán la isla para su último adiós

internacional

| 26.11.2016 - Actualizado: 22:55 h
REDACCIÓN

El líder cubano Fidel Castro ha muerto a los 90 años de edad, informó su hermano, el presidente Raúl Castro, en una alocución en la televisión estatal. "Con profundo dolor comparezco para informarle a nuestro pueblo, a los amigos de nuestra América y del mundo que hoy 25 de noviembre del 2016, a las 10.29 horas de la noche falleció el comandante en jefe de la Revolución cubana Fidel Castro Ruz", indicó Raúl Castro visiblemente emocionado.

El mandatario agregó que los restos del líder histórico de la Revolución serán cremados según su "voluntad expresa" y que en las próximas horas se ofrecerá al pueblo "información detallada sobre la organización del homenaje póstumo que se le tributará".

Las últimas imágenes de Fidel Castro son del pasado 15 de noviembre, cuando recibió en su residencia al presidente de Vietnam, Tran Dai Quang; y la última vez que se le vio en un acto público fue el pasado 13 de agosto, con motivo de su 90 cumpleaños en un acto en el teatro Karl Marx de La Habana.

En esa ocasión se vio a Castro con un aspecto frágil, vestido con un chándal blanco y flanqueado por su hermano Raúl y el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. Desde su cumpleaños ha recibido también en su domicilio a otros mandatarios como el presidente de Irán, Hasán Rohaní; el de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa; o los primeros ministros de Japón, Shinzo Abe; de China, Li Keqiang, y Argelia, Abdelmalek Sellal.

En abril, en el XVII Congreso del Partido Comunista de Cuba, Fidel Castro también reapareció y pronunció un discurso que sonó a despedida y en el que reafirmó la fortaleza de las ideas de los comunistas.

"A todos nos llegará nuestro turno, pero quedarán las ideas de los comunistas cubanos, como prueba de que en este planeta si se trabaja con fervor y dignidad, se pueden producir los bienes materiales y culturales que los seres humanos necesitan, y debemos luchar sin tregua para obtenerlos", afirmó Castro en esa ocasión.

CUBA DECRETA NUEVE DIAS DE LUTO

El Consejo de Estado de Cuba decretó nueve días de luto por la muerte del expresidente y líder de la Revolución cubana, Fidel Castro.

"Durante la vigencia del duelo nacional cesarán las actividades y espectáculos públicos, ondeará la enseña nacional a media asta en los edificios públicos y establecimientos militares y la radio y la televisión mantendrán una programación informativa, patriótica e histórica", señala un comunicado del Consejo de Estado.

Esta es la primera información oficial que se difunde después de que el presidente cubano, Raúl Castro, anunciara al filo de la pasada medianoche la muerte de su hermano Fidel mediante una alocución en la televisión estatal.

Además, en las horas posteriores al fallecimiento del líder cubano se constituyó una "Comisión Organizadora del Comité Central del Partido, el Estado y el Gobierno para las honras fúnebres del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz".

Ese órgano informó de que el traslado de las cenizas de Fidel Castro desde La Habana, donde residía, hasta Santiago de Cuba, su provincia natal, comenzará el miércoles 30 de noviembre y se prolongará hasta el 3 de diciembre, pues seguirá un recorrido "que rememora La Caravana de la Libertad" que tuvo lugar en enero de 1959.

A su llegada a Santiago habrá un "acto de masas" en la Plaza Antonio Maceo de esa ciudad y la ceremonia de inhumación se efectuará al día siguiente en el cementerio de Santa Ifigenia, también en Santiago.

Antes, la población podrá acudir a rendir homenaje a Fidel Castro en el Memorial José Martí de La Habana desde las 9 de la mañana hora local (14.00 GMT) el próximo lunes 28 y hasta el mediodía del martes 29. Y el martes 29 a las 19.00 horas de Cuba (00.00 GMT) se celebrará "un acto de masas" en la Plaza de la Revolución de La Habana.

Asimismo, el lunes y el martes entre las nueve de la mañana y las diez de la noche, la población podrá "rendir homenaje y firmar el solemne juramento de cumplir el concepto de Revolución, expresado por nuestro líder histórico el primero de mayo del 2000, como expresión de la voluntad de dar continuidad a sus ideas y a nuestro socialismo", agrega el comunicado de la Comisión Organizadora.

Con motivo del fallecimiento del líder cubano también se posponen un mes los actos y desfiles militares previstos para el 2 de diciembre con motivo del 60 aniversario del desembarco de los expedicionarios del yate Granma en Cuba, uno de los hitos que marcaron el inicio de la Revolución en el país caribeño.

CALMA EN LAS CALLES DE LA HABANA

Las calles de La Habana muestran una absoluta normalidad pocas horas después de que se conociera la muerte del expresidente y líder de la Revolución cubana, Fidel Castro, quien falleció en esta ciudad a los 90 años.

Como es habitual durante la noche de los viernes y los fines de semana, el emblemático malecón habanero es punto de reunión de cubanos que acuden a charlar con amigos y familiares junto al mar, a escuchar música o a pasear, y en el lugar, según comprobó Efe, todavía casi nadie parece conocer la noticia.

La alocución televisiva del presidente cubano, Raúl Castro, informando sobre la muerte de su hermano Fidel tuvo lugar al filo de la media noche, una hora a la que muchos cubanos ya se han ido a dormir.

Además, la intervención del mandatario en el canal estatal se produjo sin aviso previo que pusiera en guardia a la audiencia, a diferencia de lo que ocurrió en otras ocasiones relevantes como el anuncio de la normalización de relaciones diplomáticas con Estados Unidos el 17 de diciembre del 2014.

Tampoco los turistas que pasean por La Habana dieron muestras de conocer la noticia, e incluso algunos jóvenes cubanos que se encontraban en la calle, a preguntas de Efe, la acogieron con incredulidad y después la descartaron pensando que se trataba de una broma. La circulación en la ciudad se desarrolla asimismo con fluidez y sin cortes.

Igual panorama se observa en la icónica Plaza de la Revolución, aunque este enclave se encuentra cerrado con motivo de los ensayos para el desfile militar programado para el próximo 2 de diciembre con motivo del 60 aniversario del desembarco del buque Granma que dio inicio a la Revolución cubana.

Al margen de la alocución de Raúl Castro, que se ha repetido en al menos dos ocasiones, la televisión estatal mantiene su programación prevista y no ha dado paso a ninguna otra emisión especial. Fidel Castro falleció la noche del viernes en La Habana a los 90 años, una década después de delegar el poder en su hermano Raúl por motivos de salud.

Por el momento el único detalle que se ha divulgado es que el líder cubano pidió que sus restos fueran incinerados, aunque en las próximas horas se espera que el Gobierno cubano ofrezca más detalles sobre los funerales del exmandatario.