Cruz acusa a Trump de estar detrás de un falso reportaje sobre infidelidades

El senador republicano Ted Cruz

internacional

| 26.03.2016 - 16:59 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El precandidato republicano a la Casa Blanca Ted Cruz acusó hoy a Donald Trump, su principal rival en las elecciones primarias, de estar detrás de la publicación de un reportaje sobre sus supuestas infidelidades en un tabloide.

"Este artículo de 'National Enquirer' es basura. Es una mentira total y completa. Es una difamación de un tabloide, y es una difamación que viene de Donald Trump y sus secuaces", dijo hoy el senador con notable enfado después de un acto de campaña en Wisconsin.

El sensacionalista "National Enquirer" publicó un artículo el miércoles en el que aseguraba que Cruz tiene cinco amantes secretas, a las que no identificaba.

El tabloide incluye en su reportaje una cita de Roger Stone, un exasesor de Trump que sigue cerca del magnate, en la que dice que "esas historias han estado planeando sobre Cruz durante algún tiempo".

"Creo que si el río suena, agua lleva. Creo que esto le perjudicará con sus seguidores cristianos evangélicos", añade Stone en el artículo.

Cruz señaló la cita de Stone como prueba de que Trump y su equipo han orquestado el reportaje, al considerar que el exasesor del magnate es "un hombre con 50 años de trucos sucios a sus espaldas".

Trump emitió acto seguido un comunicado en el que niega cualquier implicación con un reportaje que asegura no haber leído todavía.

"No tengo nada que ver con el 'National Enquirer' y, a diferencia del mentiroso Ted Cruz, no me rodeo de secuaces políticos y finjo una inocencia total. El problema de Cruz con el 'National Enquirer' es suyo y solo suyo, y mientras que acertaron sobre O.J. Simpson, John Edwards y tantos otros, ciertamente espero que no estén en lo cierto sobre el mentiroso Ted Cruz", afirma Trump.

El enfrentamiento de hoy entre los dos principales aspirantes republicanos a la Casa Blanca supone un paso más en la escalada de ataques personales que se han lanzado durante los últimos días a cuenta de sus respectivos matrimonios.

Todo comenzó cuando el martes por la noche Trump publicó un mensaje en Twitter en el que amenazaba con revelar secretos sobre la esposa del senador, Heidi Cruz.

"Mentiroso Ted Cruz ha usado una foto de Melania de una sesión de GQ (revista para hombres) para un anuncio de campaña. Ten cuidado, mentiroso Ted, o lo soltaré todo sobre tu mujer", escribió el magnate.

Cruz le replicó una hora después con otro mensaje en la red social: "La foto de tu mujer no la usamos nosotros. Donald, si intentas atacar a Heidi, eres más cobarde de lo que pensaba #sinclase".

El anuncio de campaña que soliviantó al magnate es obra del super PAC (grupo de acción política) anti-Trump "Make America Awesome", que no tiene relación conocida con la campaña de Cruz y del que el equipo del senador se ha desvinculado completamente.

Los ataques personales entre los candidatos se elevaron de tono cuando en la medianoche del miércoles, el magnate retuiteó un mensaje de uno de sus seguidores con un montaje que comparaba una fotografía poco favorecedora de Heidi Cruz con otra más agradecida de Melania Trump, exmodelo.

Preguntado por periodistas sobre la fotografía, Cruz envío al magnate un mensaje claro en un tono más duro del que acostumbra a usar: "Donald -subrayó-, eres un cobarde llorón. Deja a Heidi en paz de un vez".

Heidi Cruz es una alta directiva del grupo de banca de inversión Goldman Sachs, ahora en excedencia para participar activamente en la campaña presidencial de su marido.

Preguntada el jueves por la polémica en un evento en Wisconsin, Heidi Cruz se limitó a decir que "la mayoría de las cosas que dice Donald Trump no tiene una base real".

"No estamos preocupados en lo más mínimo, estamos enfocados en nuestra campaña y vamos a continuar haciéndolo", zanjó.

Trump sigue a la cabeza en las primarias republicanas con 739 delegados, frente a los 465 de Cruz y los 143 del gobernador John Kasich, pero necesita mejorar la contundencia de sus victorias para alcanzar los 1,237 delegados antes de la Convención Nacional de julio.

El aparato republicano comienza a cerrar filas en torno a Cruz para evitar la nominación de Trump, con la esperanza de que todos lleguen sin mayoría a la Convención y esta pase a ser disputada, lo que permitiría que se presentaran candidatos que no han participado en las primarias o que abandonaron ante los pobres resultados.