Corea del Norte paraliza el paso de trabajadores surcoreanos a Kaesong

Seúl atacará si peligra la seguridad de sus empleados en Kaesong

internacional

| 03.04.2013 - 07:38 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Corea del Sur anunció que responderá con la fuerza en caso de que la seguridad de empleados surcoreanos se vea amenazada en el complejo de Kaesong en territorio norcoreano, donde Pyongyang ha bloqueado el acceso de trabajadores del país vecino.

El ministro de Defensa de Seúl, Kim Kwan-jin, dijo que el Ejército surcoreano está preparado para esta hipotética situación y tiene capacidad de destruir en cinco días el 70 por ciento de la primera línea de las fuerzas armadas norcoreanas tras la frontera.

El régimen de Kim Jong-un denegó hoy la autorización de entrada de empleados de Corea del Sur al complejo industrial de Kaesong, único proyecto de cooperación entre ambos ubicado en territorio norcoreano, aunque sí dio su visto bueno a la salida de los que permanecen allí.

Un total de 484 surcoreanos cuyo paso al Norte estaba previsto a lo largo del miércoles a través de la zona desmilitarizada que separa a los dos países no podrá hacerlo, mientras de los 446 empleados que tenían pensado regresar al Sur lo harán solo 46, por decisión de las empresas, informó a Efe el Ministerio de Unificación de Seúl. Hasta ahora el Ministerio no ha tenido constancia de incidencias en el complejo de Kaesong y manifestó que no hay indicios de amenazas a la seguridad de los surcoreanos que allí se encuentran.

AMENAZA DE CERRAR

El ministro de Defensa realizó sus comentarios, divulgados por la agencia local Yonhap, en la reunión de un comité especial del partido gobernante Saenuri sobre la cuestión nuclear de Corea del Norte.

Ubicado al sureste de Corea del Norte a escasos kilómetros de la frontera, el complejo industrial de Kaesong emplea a unos 54.000 obreros norcoreanos que fabrican diversos productos para 123 empresas de Corea del Sur, y cada día acceden allí varios centenares de empleados y directivos surcoreanos.

La tensión en la península coreana es elevada estos días, en los que Corea del Norte mantiene una inusualmente grave y prolongada campaña de amenazas a Seúl y Washington, y el pasado sábado amenazó con cerrar el complejo industrial de Kaesong tras anunciar haber entrado en "estado de guerra" con el Sur.