Consenso en Holanda para que liberales y laboristas intenten formar coalición

Intentan limar sus asperezas y cuando lleguen a un consenso se procederá a decidir si refuerzan su coalición con otros partidos

internacional

| 14.09.2012 - 18:34 h
REDACCIÓN
Más sobre: HolandaSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La mayoría de los líderes de los partidos con representación parlamentaria en Holanda coincidieron hoy en que las conversaciones para formar Gobierno deben de empezar con una negociación entre los laboristas y los liberales, dejando abierta la posibilidad del refuerzo posterior con un tercer partido.

Este acuerdo entre las fuerzas políticas es un paso previo necesario para que los dos partidos más votados en las legislativas del pasado miércoles empiecen de hecho las negociaciones.

Los liberales y los laboristas intentarán primero limar sus asperezas y solamente cuando lleguen a un consenso se procederá a decidir si refuerzan su coalición con otros partidos.

El liberal y primer ministro en funciones de Holanda, Mark Rutte, cuyo partido ganó las elecciones, reconoció hoy que las conversaciones con sus oponentes en las urnas van a ser "complicadas".

Sin embargo, se mostró optimista sobre la posibilidad de crear con rapidez un nuevo Gobierno, según declaró hoy a la prensa después de entrevistarse con el mediador de las primeras reuniones, Henk Kamp.

El líder socialista (PvdA) Diederik Samsom indicó que las diferencias entre el VVD (liberales) y su partido "pueden salvarse" y coincidió con Rutte en que la situación de crisis exige una negociación rápida.

Ambos políticos se mostraron en desacuerdo sobre qué tercer partido sería el mejor candidato para reforzar la coalición: Samsom mostró su preferencia por los socialistas de izquierda (SP, 15 escaños) y Rutte por los democristianos (CDA, 13 asientos).

También los liberales de centro-izquierda, D66, podrían reforzar la posible coalición entre liberales y laboristas, que juntos tienen mayoría en el Parlamento, pero no en el Senado.

Después de esta primera fase, el mediador en la formación nombrará a uno o dos "informadores", que son quienes moderarán las negociaciones entre las dos principales fuerzas.

El VVD y el PvdA se hicieron, respectivamente con 41 y 38 escaños, según los datos provisionales del recuento que tendrán que ser confirmados el próximo lunes por el consejo electoral.

Durante la campaña electoral el líder del VVD señaló que el PvdA de Samsom era un peligro para el país y se mostró reticente a formar Gobierno con ese partido.

Ahora, sin embargo, considera que, aunque las diferencias entre ambas formaciones son grandes, el país está en una difícil situación económica que hace necesario formar un gabinete estable lo antes posible, según señaló Rutte en una entrevista a la radio NOS.

En los días previos a las elecciones los analistas descartaban que los liberales quisieran repetir una coalición de centro-derecha con la democracia cristiana y los antimusulmanes, una combinación que resultó inestable durante los dos últimos años y que terminó por romperse el pasado abril por la retirada de los xenófobos de las negociaciones de un segundo paquete de recortes.