Condenado a 20 años de cárcel el autor material del asesinato del opositor Nemtsov

El líder opositor ruso Boris Nemtsov, asesinado en febrero de 2015

internacional

| 13.07.2017 - 11:16 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El chechén Zaur Dadáev, autor material del asesinato del líder opositor ruso Borís Nemtsov, fue condenado hoy a 20 años de prisión por el tribunal militar que le juzgó en Moscú. "La pena definitiva es de 20 años de privación de libertad y una multa de 100.000 rublos (1.500 euros)", dijo el juez Yuri Zhitinkov al leer la sentencia en medio de una gran expectación y numerosos medios de comunicación.

Dadáev fue previamente declarado culpable de la muerte de Nemtsov, quien fue tiroteado en febrero de 2015 en pleno centro de Moscú, junto al Kremlin y la fiscalía militar había solicitado cadena perpetua para él. Los otros cuatro acusados de participar de un modo u otro en el crimen -los hermanos Anzor y Shadish Gubáshev, Temirlán Eskerjánov y Jamzat Bajáev, todos chechenes- fueron condenados a penas de entre 11 y 19 años de prisión.

El tribunal también ordenó que los condenados que son oficiales de policía de Chechenia, entre ellos el propio Dadáev, sean privados de sus rangos y condecoraciones. El jurado había declarado culpables a los cinco acusados el pasado 29 de junio y consideró probado que Dadáev fue quién disparó al menos seis veces por la espalda contra Nemtsov, quien fuera viceprimer ministro con el Gobierno de Borís Yeltsin.

Según la versión de la Fiscalía, en diciembre de 2014 los cinco acusados aceptaron matar a Nemtsov a cambio de al menos 15 millones de rublos (unos 270.000 dólares al cambio de entonces) por encargo de Ruslán Mujudínov y otros individuos no identificados.

Bajáev era según la acusación el coordinador de la operación y el encargado de dar cobijo a los criminales tras perpetrar el asesinato, mientras Eskerjánov se habría ocupado de estudiar los itinerarios habituales del opositor.

Otro de los acusados por la Fiscalía militar, Berslán Shavánov, murió en noviembre de 2015 en Grozni, capital chechena, al inmolarse con una bomba cuando iba a ser detenido.

Los abogados defensores han anunciado que recurrirán las sentencias, mientras la familia y los correligionarios del político asesinado no dan por cerrado el caso y exigen que se esclarezca quién encargó el crimen.

El entorno de Nemtsov considera que el líder opositor fue asesinado por motivos políticos y recuerda que fue tiroteado cuando investigaba la muerte de soldados rusos en Ucrania.