Colombia combatirá con contundencia a las FARC tras la muerte de 19 militares

En Arauca 15 militares resultan muertso al ser emboscados por la FARC

En Caquetá 5 militares y 5 insurgentes resultan muertos en enfrentamientos

Santos asegura que aplicará "contundencia militar"porque no se entiende la coincidencia de violencia y diálogo

internacional

| 22.07.2013 - Actualizado: 16:57 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Gobierno de Colombia decidió seguir combatiendo con "contundencia" a las FARC después de que 19 militares resultaron muertos el sábado en dos ataques de esta guerrilla, ha dicho el presidente, Juan Manuel Santos. "Esta operación continúa", dijo el mandatario, al especificar que la orden que dio a sus subordinados fue seguir adelante "para dar con los responsables de ese vil ataque a nuestros soldados".

Santos anunció esta respuesta a las ofensivas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) registradas ayer, Día de la Independencia, en los departamentos de Arauca (este), donde 15 militares perdieron la vida al ser emboscados, y de Caquetá (sur), donde fallecieron otros 4 en combates.

Arauca acogió hoy el consejo de seguridad en el que el presidente, el ministro de Defensa, la cúpula militar y policial y los mandatarios locales y regionales evaluaron la situación en la zona y la aplicación de la estrategia "Espada de honor", que según Santos ha reducido el cuerpo de las FARC en un 53 % en año y medio.

El presidente explicó que el pelotón que cuidaba del oleoducto Bicentenario en Arauca fue atacado por unos 70 guerrilleros. "Ahí infortunadamente fueron asesinados 15 de nuestros soldados: 13 soldados profesionales y 2 suboficiales".

Luego continuaron los combates, tras los que fueron capturados unos doce guerrilleros, de los que cinco estaban heridos y fueron atendidos por la fuerza pública. Según Santos, aún se verifica el número de miembros de las FARC dados de baja, que podría llegar a 22.

CAQUETÁ: MUEREN 4 MILITARES Y 5 INSURGENTES

En cuanto a lo sucedido en Caquetá, Santos indicó que la guerrilla quiso "volar un puente" en el municipio de El Doncello, pero el Ejército lo previno y comenzaron los enfrentamientos, en los que murieron 4 militares y 5 insurgentes.

Entre los rebeldes fallecidos, el mandatario dijo que había dos guerrilleros conocidos con los alias de "Sandoval" y "Corroncho", quienes, al parecer, formaban parte del anillo de seguridad de Hernán Darío Velásquez o "El Paisa", comandante de la columna móvil Teófilo Forero, considerada una unidad de elite de la guerrilla.

El gobernador de Arauca, José Facundo Castillo, ofreció hasta 10 millones de pesos (unos 5.300 dólares) a "quien suministre información que permita la captura de estos milicianos que atentaron contra la fuerza pública".

VIOLENCIA O DIÁLOGO

El gobernador araucano reflexionó en declaraciones a periodistas: "No se entiende si las FARC están firmando la paz en Cuba, por qué están aquí cometiendo estos lamentables asesinatos".

En este sentido, Santos admitió que los colombianos pueden sentirse en ocasiones confusos: "¿Cómo así que estamos dialogando y al mismo tiempo estamos disparando?", y justificó que estas son las condiciones, pues la contundencia y efectividad en el campo de batalla será lo que "acelere ese momento de finalizar el conflicto".

Y es que los negociadores del Gobierno y de las FARC están sentados en una mesa de conversaciones en La Habana desde hace ocho meses mientras las tropas combaten en las selvas y montañas de Colombia, puesto que una de las condiciones del diálogo es que no haya un cese de hostilidades para prevenir que alguna parte gane terreno.

"Así como tenemos la mano tendida y estamos dialogando, también tenemos el garrote, también tenemos la contundencia militar, y la vamos a aplicar", dijo Santos al sugerir a la guerrilla que abandone los ataques contra infraestructuras y la sociedad porque, añadió, "militarmente no tienen la más mínima posibilidad de éxito".

El presidente de Colombia dijo ayer, en la apertura de las sesiones del Congreso que inició el último periodo legislativo de su mandato, que se la juega "por la paz", e invitó a todo el país a sumarse a este propósito.