Clinton se une a foro de Fundación Trayvon Martin contra la violencia

Hillary Clinton

internacional

| 21.05.2016 - 18:27 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La precandidata demócrata Hillary Clinton participará mañana sábado en el sur de Florida en un foro de madres contra la violencia armada organizado por la Fundación Trayvon Martin, que lleva el nombre del joven negro desarmado muerto de un disparo hecho por un vigilante en 2012.

Clinton acudirá a una gala en la que se recaudarán fondos para la fundación, una de las actividades del tercer foro Círculo de Madres que se celebra desde hoy en Fort Lauderdale, en Florida, en el sureste de EEUU, y que concluirá este domingo.

Las personas que asistan a la cena de gala en la que participará Clinton pagarán 1.500 dólares cada una, que irán a parar a la Fundación Trayvon Martin.

"La violencia armada es una epidemia que mata a 33.000 hombres, mujeres, niños y niñas cada año", ha dicho reiteradamente Sybrina Fulton, madre de Martin y fundadora del Círculo de Madres.

Desde la muerte de su hijo, de 17 años, Fulton ha promovido un mayor control de las armas y de las policías locales, al considerar que se extralimitan en el uso de medios mortales contra la población negra.

Fulton apoya la candidatura de Clinton, a quien ha acompañado en varios actos de su campaña.

La exsecretaria de Estado ha mostrado su rechazo al poder que tiene la Asociación Nacional del Rifle (NRA) y ha expresado su deseo de poner en marcha medidas efectivas para el control de armas como parte de sus promesas de campaña.

El tercer foro del Círculo de las Madres reúne a un grupo de profesionales y cargos públicos que ofrecen becas, orientación, bienestar y asistencia a las madres para que puedan ayudar a sus comunidades.

En 2012, el vigilante voluntario George Zimmerman mató de un tiro a bocajarro a Martin, de 17 años, que iba desarmado, y un año después un jurado popular aceptó la tesis de que había actuado en defensa propia y lo absolvió de asesinato.

La muerte del adolescente y la posterior absolución de Zimmerman abrieron un debate nacional sobre las relaciones raciales en Estados Unidos y el uso de las armas de fuego por parte de la población civil