Cinco años de cárcel para el marroquí que se hizo pasar por la esposa del rey

La esposa del rey de Marruecos

internacional

| 28.10.2015 - 11:48 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Un marroquí que se hizo pasar en una llamada telefónica por la esposa del rey Mohamed VI, la princesa Lala Salma, ha sido condenado a cinco años de cárcel, informa hoy el diario Asabah.

El delito que se le ha imputado es el de "usurpación de la identidad" de la princesa y de otros funcionarios de la Casa Real, después de quedar demostrado que había llamado a varias personas haciéndose pasar por Lala Salma y otros altos cargos.

El condenado, detenido la pasada semana, imitaba las voces de la princesa y de otras personas bien posicionadas en el Palacio para prometer a sus interlocutores favores y prebendas, y cuando las había convencido les solicitaba un "adelanto" de dinero para supuestamente cubrir los primeros "gastos de gestión".

El caso fue destapado casi por casualidad la pasada semana, cuando un boxeador marroquí que acaba de ganar un título mundial relató ante las cámaras de televisión que entre las muchas llamadas de felicitación recibidas estuvo la de la misma princesa, sin dudar en ningún momento de su veracidad.

Quien sí dudó fueron los funcionarios de la Corte, que preguntaron a la princesa y desmintió la llamada, poniendo en marcha una investigación que terminó con la detención del estafador, el cual, por cierto, ya había sido condenado en el pasado por delitos similares de fraude y usurpación de identidad.

Este caso recuerda al del joven Nabil Sbai, condenado por su parte a tres años de cárcel el año pasado por hacerse pasar por el mismo rey y dar un paseo en un coche descapotable vestido de forma similar al monarca y con un coche igual que el suyo, aunque en aquel caso no hubo ningún intento de extorsión ni estafa.