Cientos de inmigrantes entran en el túnel bajo el canal de la Macha por tercera noche

Cameron dice que protegerá al Reino Unido de la "plaga" de inmigrantes

internacional

| 30.07.2015 - 09:05 h
REDACCIÓN

Cientos de inmigrantes entraron en las instalaciones del túnel que une Francia con el Reino Unido bajo el canal de la Macha en la localidad gala de Calais, indicaron fuentes policiales.

El número de clandestinos que intentó pasar al Reino Unido por esta vía fue inferior a las noches anteriores, señalaron las fuentes, que precisaron que fueron unos 300 arrestos.Otro millar de personas fue avistada en las proximidades de las instalaciones gestionadas por la concesionaria Eurotunnel.

Las fuentes aseguraron que en los días previos se habían registrado entre 1.500 y 2.000 intentos de entrar en el túnel.La difícil situación que viven las instalaciones del túnel llevaron al ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, a anunciar ayer el envío de 120 agentes de refuerzo para vigilar el lugar.

En los últimos dos meses, nueve inmigrantes han fallecido en el túnel o en sus alrededores, donde se ha levantado un campamento provisional de inmigrantes.

CAMERON DICE QUE PROTEGERÁ AL REINO UNIDO DE LA "PLAGA" DE INMIGRANTES

El primer ministro británico, David Cameron, aseguró que protegerá al Reino Unido de "la plaga" de inmigrantes que quiere entrar en el país, al agravarse la crisis en el puerto francés de Calais, donde decenas de estos intentan a diario cruzar el Eurotúnel para llegar a Inglaterra.

En unas declaraciones desde Vietnam, donde está en visita oficial, Cameron advirtió a estos inmigrantes sin papeles que "no encontrarán refugio" en el Reino Unido, pues el Gobierno británico tiene intención de deportarles.

"Esto nos pone a prueba, lo acepto, porque tienes una plaga de inmigrantes que llega a través del Mediterráneo buscando una vida mejor, deseando venir al Reino Unido porque el Reino Unido tiene mejores trabajos, una economía en crecimiento, y es un lugar increíble para vivir", declaró al canal ITV.

"Pero tenemos que proteger nuestras fronteras trabajando conjuntamente con nuestros vecinos franceses, y eso es exactamente lo que estamos haciendo", añadió el primer ministro, que prometió hacer "todo lo posible" para que, pese a los problemas en Calais, los veraneantes británicos "puedan salir de vacaciones".

El Consejo de refugiados del Reino Unido criticó al jefe del Gobierno por utilizar "un lenguaje horrible, irresponsable y deshumanizador para un líder mundial". La líder del Partido Laborista en funciones, Harriet Harman, le recordó que los inmigrantes "no son insectos" y le acusó de querer "causar divisiones y enfrentar a la gente".

Varios diputados conservadores y el líder del eurófobo y antiinmigración UKIP, Nigel Farage, han pedido al Gobierno que envíe al Ejército a resolver los atascos y retrasos causados por la crisis migratoria, que afectan al sector del transporte y a los británicos que intentan cruzar a Francia para ir de vacaciones.

Farage dijo además que, pese a que Cameron ha usado lenguaje agresivo para "parecer duro", duda de que resuelva la situación. El Gobierno francés ha enviado 120 policías a la zona de Calais para ayudar a la empresa gestora del Eurotúnel a detener a los inmigrantes que intentan pasar a Inglaterra por ese túnel ferroviario por debajo del canal de la Mancha.