China rebaja al 7% su objetivo de crecimiento para 2015

China aumenta un 10,1% su presupuesto militar para 2015

presidente chino, Xi Jinping y el primer ministro, Li Keqiang

internacional

| 05.03.2015 - 09:33 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El Gobierno chino ha fijado un objetivo de crecimiento para 2015 del 7%, lo que representa medio punto porcentual menos que el establecido para los últimos ejercicios, confirmando así oficialmente que la economía del 'gigante asiático' entra en una nueva fase de menor expansión cuantitativa.

El anuncio de la nueva meta de crecimiento para la segunda mayor economía mundial fue realizado por el primer ministro chino, Li Keqiang, en la Asamblea Popular Nacional.

El Producto Interior Bruto (PIB) de China experimentó en 2014 el crecimiento más bajo en 24 años tras registrar una expansión del 7,4%, una décima por debajo del objetivo oficial y tres menos que el dato de 2013.De hecho, un crecimiento anual del 7% representaría para China el menor ritmo de crecimiento en un cuarto de siglo.

Por otro lado, el primer ministro chino anunció que el objetivo de inflación para 2015 se sitúa en el 3%, también medio punto porcentual por debajo del establecido para el año pasado. Asimismo, Li Keqiang indicó que China espera crear 10 millones de puestos de trabajo en áreas urbanas y mantener así la tasa de paro urbano por debajo del 4,5% en 2015.

GASTO EN DEFENSA AUMENTA UN 10,1 POR CIENTO

China aumentará este año su gasto de defensa un 10,1%, hasta situarlo en 886.900 millones de yuanes (144.200 millones de dólares, 127.000 millones de euros), según los presupuestos para 2015 presentados durante la inauguración de la Asamblea Nacional Popular (ANP, Legislativo).

La subida, divulgada oficialmente momentos antes del discurso del primer ministro Li Keqiang ante el Legislativo, es, como en otros años, sensiblemente superior al aumento interanual del PIB (en torno al 7%). Ese incremento mantiene a China como el segundo mayor inversor mundial en defensa tras Estados Unidos, aunque por otro lado se trata de la menor subida de los cinco últimos años.

El pasado año, China aumentó su presupuesto de defensa un 12,2%, hasta los 808.200 millones de yuanes (128.000 millones de dólares, 116.000 millones de euros). El esperado aumento ya había sido adelantado el miércoles por la portavoz de la ANP, Fu Ying, quien señaló que la subida de la partida de Defensa sería de "alrededor del 10 por ciento".

Según los presupuestos de 2015, China "debe reformar las fuerzas armadas para que sean más revolucionarias y modernas", así como para "salvaguardar la soberanía, la seguridad e integridad territorial, y garantizar el desarrollo pacífico".

El documento no da excesivos detalles sobre a qué se destinará el presupuesto militar de 2015, aunque señala que las Fuerzas Armadas del país asiático, las mayores del mundo en número de efectivos con más de 2 millones de soldados, "aumentarán la investigación y desarrollo de nuevo armamento, de nueva tecnología".

Las subidas del gasto de defensa chino generan cada año recelos en potencias como EE.UU. y Japón, país este último con el que China mantiene crecientes conflictos territoriales e históricos que este año podrían agravarse por la celebración de los 70 años del fin de la Segunda Guerra Mundial en la que Pekín y Tokio fueron enemigas.

China adelantó esta semana que celebrará un gran desfile militar en Pekín para celebrar esta efeméride e invitará a mandatarios internacionales con tal motivo, en un gesto que para los observadores es un nuevo desafío a Tokio.

Hasta ahora, el régimen comunista sólo había celebrado desfiles militares para conmemorar ciertos aniversarios de la fundación de la República Popular, y el último de ellos fue en 2009 para el 60 aniversario de ese hecho histórico.