Chechenia, un infierno para los homosexuales

El diario "Nóvaya Gazeta" denuncia una "fatua" por revelar los abusos

El diario "Nóvaya Gazeta" denuncia una "fatua" por revelar los abusos

internacional

| 16.04.2017 - 14:37 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Los homosexuales viven un auténtico infierno en Chechenia, donde son encerrados y torturados en cárceles secretas, cuando no asesinados por sus propios familiares en "crímenes de honor", según fuentes de derechos humanos.

"Conocemos el nombre y apellidos de tres homosexuales asesinados, aunque nuestras fuentes nos hablan de muchos más. Las autoridades lo saben, pero no han tomado ninguna medida", dijo a Efe Svetlana Zajárova, portavoz de la Red LGBT Rusa.

Desde finales de febrero más de cien "sospechosos" de ser gais han sido detenidos, algunos a plena luz del día, confinados en dos cárceles de la república norcaucásica rusa, según informó el diario "Nóvaya Gazeta".

Los testimonios de las víctimas son espeluznantes, ya que hablan de apaleamientos, confinamientos en condiciones infrahumanas, torturas con descargas eléctricas, violaciones con botellas, desapariciones y muertes.

"Según sus amigos, se supone que han sido matados por los propios familiares. En Chechenia la homosexualidad es una gran vergüenza que afecta a toda la familia. Son los que se conocen como crímenes de honor", asegura.

Algunos homosexuales que fueron víctimas de abusos o lograron huir antes de ser detenidos denuncian que varios de sus amigos fueron asesinados por sus progenitores o parientes cercanos, como castigo por mancillar el honor familiar.

"Su muerte ha sido confirmada por muchas fuentes. Tanto testigos, como fuentes de seguridad en Chechenia. También hay datos sobre una posible cuarta víctima", informó "Nóvaya Gazeta".

Ante la gravedad de las acusaciones de "Nóvaya Gazeta", la ONG rusa abrió una línea caliente, que ha recibido ya cerca de 40 solicitudes, llamadas o mensajes con información sobre las vejaciones de las que son víctimas los homosexuales en Chechenia.

LOS PERIODISTAS DEL DIARIO TEMEN POR SU SEGURIDAD

Los periodistas del diario "Nóvaya Gazeta" temen por su seguridad después de que los líderes religiosos de Chechenia hayan lanzado una suerte de "fatua" contra ellos por revelar los abusos que sufren los homosexuales en esa república del Cáucaso ruso.

El periódico publicó esta semana una declaración denunciando amenazas claras contra toda la redacción a raíz de la investigación desvelada este mes sobre los gays en Chechenia, en la que hablaban de detenciones, torturas y hasta asesinatos de homosexuales.

En la declaración se afirma que tras aparecer dicho artículo, en la mezquita central de Grozni (la capital de Chechenia) se celebró una reunión con más de 15.000 asistentes, entre ellos los principales clérigos religiosos de la república.

En ella, Adam Shajídov, consejero del jefe de la república, Ramzan Kadírov, acusó públicamente a la redacción del periódico de "calumnia" y los calificó de "enemigos de nuestra fe y de nuestra patria".

Tras ese cónclave, se adoptó una "resolución" en cuyo segundo punto -considera el diario- "se hace un abierto llamamiento a la violencia".

"En vista de que se ha ofendido a los pilares seculares de la sociedad chechena y a la dignidad de los hombres chechenes y de nuestra fe, prometemos que el castigo recaerá sobre los auténticos instigadores, quienes quiera que sean y donde quiera que estén, sin plazo de prescripción", señaló la "resolución".

El mufti de Chechenia, Salah-Haji Medjiyev, repitió la advertencia en una entrevista con la emisora de radio "Habla Moscú", según informa hoy "Nóvaya Gazeta".

"Yo no quiero llamar personas a esa gente. Esos seres responderán de acuerdo a la ley. En cuanto al castigo, el castigo de Alá les alcanzará irremediablemente", afirmó el mufti.

El director de la publicación, Dmitri Muratov, envió una carta al Kremlin informando de la situación y de los temores de este periódico, que ya sufrió el asesinato de su periodista Anna Politkóvskaya por sus denuncias sobre la guerra de Chechenia.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, confirmó hoy que había recibido esa carta al ser preguntado por los periodistas, y dijo que siguen con atención la situación.

"El Kremlin está categóricamente en contra de cualquier método de presión que esté fuera de los márgenes de la ley. Y especialmente de cualquier acción que pueda suponer una amenaza para la seguridad de los periodistas", aseguró.

Y añadió que "si alguien considera que las publicaciones del diario son una calumnia o no responden a la realidad, existen los métodos legales correspondientes para denunciar a sus autores".

Ante la situación creada, el director de "Nóvaya Gazeta" publicó una carta dirigida al mufti, donde con sumo respeto responde a la "resolución" de los líderes religiosos y recuerda que este diario pagó un alto precio por defender a Chechenia durante la guerra con Rusia, con el asesinato de Politkóvskaya.

"No hemos ofendido ni hemos tenido intención de ofender al pueblo chechén. Lo apreciamos sincera y profundamente. Estuvimos cerca en los años trágicos de la guerra, ayudamos a evacuar a los heridos, llevamos ayuda humanitaria, liberamos a rehenes", afirma Murátov.

"Cientos de familias chechenas recuerdan con agradecimiento el trabajo humanitario de nuestra reportera Anna Politkóvskaya", añade el director.

Sin embargo, deja claro que seguirán denunciando, en Chechenia y en cualquier otro sitio, cualquier caso de violación de los derechos humanos, como han hecho en este caso con los homosexuales.

"Confío en que la resolución de la Alta Asamblea (de clérigos) estuviera dictada por la emoción. Especialmente en la parte que habla del castigo. Aquí veo un llamamiento directo a la represalia. Y la redacción recuerda muy bien y nunca olvidará los asesinatos por encargo de Anna Politkóvskaya y Natalia Estemirova", también periodista y activista.

Según confirmaron ayer a Efe fuentes relacionadas con la defensa de los derechos humanos, en Chechenia se están dando numerosos casos de persecución de los homosexuales, detenciones, torturas y hasta asesinatos.

"Conocemos el nombre y apellidos de tres homosexuales asesinados, aunque nuestras fuentes nos hablan de muchos más. Las autoridades lo saben, pero no han tomado ninguna medida", dijo a Efe Svetlana Zajárova, portavoz de la Red LGBT Rusa.

"Nóvaya Gazeta" reveló este mes que desde finales de febrero más de cien "sospechosos" de ser homosexuales han sido detenidos, algunos a plena luz del día.

El periódico afirma que esas tres muertes están confirmadas y que hay datos sobre una posible cuarta víctima, y señala que según sus amigos, habrían sido asesinados por sus parientes, como castigo por mancillar el honor familiar.

La periodista de "Nóvaya Gazeta" Yelena Miláshina ha entregado los datos en su poder sobre los homosexuales muertos al Comité de Instrucción de Rusia.