Chávez y Ahmadineyad se alían en su desafío a Estados Unidos

internacional

| 10.01.2012 - 08:56 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez, y de Irán, Mahmud Ahmadineyad, se prometieron hoy amistad "para siempre" y reafirmaron su alianza para "frenar la locura imperialista" en la primera jornada de una gira del líder iraní por Latinoamérica. Recibido con honores militares, Ahmadineyad, al que Chávez abrazó efusivamente y llamó "verdadero hermano", aseguró que, pese a los "arrogantes", seguirá junto a su colega venezolano "para siempre", mientras el presidente anfitrión reafirmaba el papel que les ha tocado de ser freno al imperialismo.

"Esa es una de nuestras tareas, no quisiéramos que esa tarea nos hubiera tocado, pero nos ha tocado, frenar, frenar, frenar la locura imperialista que ahora se ha desatado como nunca antes jamás en mucho tiempo", indicó Chávez en su mensaje de bienvenida al líder iraní. La quinta visita del líder iraní a Venezuela desde que Chávez asumió el poder en 1999 comenzó en el contexto de una comunidad internacional que presiona cada vez más a Irán por su programa nuclear.

La visita, que continúa el martes por Nicaragua y proseguirá por Cuba, Ecuador y Guatemala, sirvió para dejar la firma además de convenios de ciencia y tecnología para la formación y capacitación en nanociencia y nanotecnología. Además, se creó un grupo binacional para dar seguimiento a los acuerdos económicos y productivos y se acordó establecer un plan de trabajo en conjunto para identificar necesidades y potencialidades en áreas estratégicas como la industrial o tecnológica.

Chávez aseguró, mofándose, que según "los lacayos del imperialismo" Ahmadineyad viajó a Venezuela para "afinar la puntería rumbo a Washington y que van a salir de aquí unos cañones muy grandes y unos misiles" para atacar la capital estadounidense. "Nos acusan a nosotros de guerreros o de guerreristas; no somos guerreristas, Irán no ha invadido a nadie, la revolución islámica de Irán no ha invadido a nadie, la revolución bolivariana no ha invadido a nadie", afirmó.

En conferencia de prensa tras el encuentro privado con Ahmadineyad, Chávez acusó a EE.UU. de fabricar "a punta de mentiras" las excusas para invadir otros países y apuntó que las recomendaciones de Washington para que los países de la región no estrechen sus relaciones con Irán rayan "en la ridiculez"."Sabemos que uno de los objetivos que tiene el imperio yanqui en la mira desde hace mucho tiempo es Irán", advirtió y citó como "otra de las causas" y "de mucho peso" de la permanente agresión del imperialismo contra los dos países las razones energéticas.

Por su parte, Ahmadineyad hizo una declaración de intenciones al señalar que "a pesar de los (...) arrogantes que no quieren que estemos juntos, estaremos juntos para siempre".El gobernante iraní calificó a Chávez de "hermano" y "el símbolo de la revolución de la América Latina".Sobre el tema nuclear, Ahmadineyad indicó en la conferencia de prensa que las acusaciones contra su país y Venezuela son para reirse y esconden la intención de evitar el desarrollo de su nación.

"Dicen que nosotros estamos haciendo bombas, simples ignorantes (...) todos saben que estas palabras, esas cosas, son una broma, es algo para reirse, para burlarse", sostuvo. "Hay una verdad detrás de todas esas pretensiones -agregó-, es claro que ellos tienen miedo de nuestro desarrollo, de nuestro avance".

Chávez no dejó pasar la oportunidad de hacer bromas sobre la existencia de presuntos programas nucleares y planes para la fabricación de bombas en su país en colaboración con Irán. "En verdad a veces mueve a risa la propaganda del imperio y sus lacayos y sus medios de comunicación", afirmó. "¿No dijeron cuando estábamos instalando la fábrica de bicicletas, una modesta fábrica de bicicletas en un galpón (...) dijeron que en el sótano, debajo, estaba una planta de enriquecimiento de uranio, pero lo dicen con aquella seriedad", aseguró entre risas.

En otro momento de la comparecencia, Chávez mostrándole un mapa de Venezuela a su colega invitado, afirmó: "Mahmud conoce muy bien la geografía venezolano, claro, no ven que, no le digan a nadie, pero no ven que estamos montando aquí las bombas atómicas...". Según el gobernante venezolano, gracias a la relación bilateral se han construido alrededor de 14.000 viviendas en el país suramericano con el apoyo iraní y previó que se edifiquen otras 7.000. Asimismo, destacó la instalación de 26 plantas agroalimentarias como parte de los acuerdos entre ambos países.