Chávez se inscribe como candidato entre canciones y promesas de socialismo

internacional

| 12.06.2012 - 07:45 h
REDACCIÓN
Más sobre: ChávezSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, formalizó hoy su inscripción en los comicios presidenciales de octubre en un acto al que llegó saludando desde un camión y que continuó con un discurso aliñado con tonadas folclóricas y llamadas a lograr la victoria electoral para profundizar en el socialismo.

Con boina roja y ropa deportiva tricolor, Chávez encabezó el primer acto público masivo desde abril arengando a sus seguidores, pero sin dejar de recordar que ayer se cumplió un año desde que pasó por primera vez por el quirófano en su lucha contra un cáncer que le obliga a mantener un bajo perfil público. "Hemos venido de milagro en milagro, un día como ayer me operaban la primera vez (...) y un año después estoy aquí frente a ustedes (...) inscribiendo la candidatura del 7 de octubre. Como de milagro ha sido. Venimos de milagro en milagro y estoy seguro de que con la ayuda de Dios seguiremos viviendo y seguiremos venciendo", dijo.

Un mes después de llegar a Venezuela tras acabar con la radioterapia en Cuba, Chávez dictó hoy un discurso encendido a sus seguidores durante casi tres horas tras firmar el acta ante el Consejo Nacional Electoral (CNE) que le confiere la condición de candidato en las elecciones del 7 de octubre, en las que tendrá como principal adversario al opositor Henrique Capriles.

AGRADECIMIENTOS A JESUCRISTO

Chávez comenzó con agradecimientos a Jesucristo -por "estar aquí hoy", dijo- y a su "pueblo bonito y bueno y amado por tantas oraciones, por tantas plegarias este último año" transitado "en medio de dificultades adicionales a las que ya veníamos transitando".Operado en tres ocasiones durante los últimos doce meses por un cáncer del que sólo se sabe que está en la zona pélvica, dijo que fue "un año difícil", en el que Venezuela se enfrentó, además, a la "guerra psicológica del adversario", en alusión a los rumores que durante meses se han regado sobre su salud.

Luego, Chávez perfiló su programa político, afincado, señaló, en cinco objetivos históricos: la independencia, la continuación del proceso socialista, la constitución de Venezuela en una potencia, la contribución a la paz mundial. Y "contribuir de manera más firme, así lo digo, con la salvación de la vida en este planeta y la supervivencia de la especie humana en la Tierra que está siendo amenazada", indicó al describir el quinto punto. "Somos un pueblo invicto y yo estoy seguro de que seguiremos invictos, porque el 7 de octubre vamos a obtener una nueva gran victoria popular, bolivariana, socialista, patriótica y revolucionaria", afirmó.

Con las encuestas de cara que le dan una ventaja sobre su contrincante de entre 5 y 36 puntos, Chávez llamó a sus seguidores a no caer en triunfalismos y a trabajar por "la verdadera unidad de todo el pueblo"."Vamos a ganar, pero hay que labrar la victoria", señaló.

Un día después de que Capriles formalizó su postulación en otro acto multitudinario, en el que, eso sí, dedicó apenas unos minutos al discurso, Chávez cargó contra él y sus adversarios. Los acusó de "peleles", "sipayos" (lacayos) y "vendepatrias" al servicio del colonialismo y de Estados Unidos, aunque emplazó al majunchismo -de "majunche" (mediocre), palabra con la que se refiere a Capriles- a reconocer los resultados de las elecciones.

"Seré el primero en reconocer los resultados de las elecciones del 7 de octubre, que serán procesadas por el CNE. Ojalá que el majunchismo, ojalá que la burguesía hicieran lo mismo, pero su actitud es muy sospechosa", señaló.

Volvió a amenazar con que "cada agresión de la burguesía venezolana" será respondida con "más profundización" de la revolución socialista, y dijo que la oposición tiene proyecto, pero es "impresentable ante el pueblo" y tratan de "disfrazarlo de manera muy burda". Tampoco dejó pasar la crisis económica europea para tratar de cautivar a la clase media de su país. "Si a algo tiene que tenerle miedo la clase media es al capitalismo, si no, vayan para Europa para que vean, o aquí mismo, en Estados Unidos", dijo.

En ese sentido, dijo que el proyecto que encabeza continuará la construcción del socialismo "para trascender el salvaje y depredador sistema capitalista que aún impera en nuestro país", señaló. "Venceremos el 7 de octubre por nocaut. Diez millones de votos por el buche para que respeten al pueblo", subrayó.