Celebradas la quinta y sexta Congregación de cardenales sin fecha de elección

internacional

| 07.03.2013 - Actualizado: 20:12 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Este jueves se celebraron dos nuevas Congregaciones Generales de Cardenales -la quinta y la sexta- sin que los purpurados hayan decidido la fecha de inicio del Cónclave, según ha aclarado el jefe de la Sala de Prensa del Vaticano, el padre Federico Lombardi. Además de los temas de días anteriores, los cardenales han hablado de asuntos económicos y pobreza.

En total han participado 152 cardenales, de los cuales 115 cardenales electores (menores de 80 años), ya que todavía falta por llegar un cardenal vietnamita.

Hoy, los cardenales celebraron dos nuevas reuniones, una por la mañana y otra por la tarde. A esta última se incorporó el último purpurado elector que faltaba en Roma, el vietnamita Jean Baptiste Pham Minh Man, que llegó a primera hora de la tarde local a la capital italiana y se dirigió directamente al Vaticano.

Sobre la decisión de la fecha, el portavoz vaticano ha insistido en que la autoridad que gobierna la Iglesia es el Colegio Cardenalicio y lo preside el decano, pero que su función es moderar y actuar con prudencia acerca del tiempo adecuado para proponer la votación de la fecha de inicio del Cónclave. Por ello, ha considerado "correcto por parte del decano moverse prudentemente" pues debe poner atención para no dar la impresión de 'imposición' al Colegio Cardenalicio. Así, ha resaltado que es "normal, prudente, sabio que no se decida" ya que "cuando se elige la fecha, se ha establecido el tiempo disponible para informarse suficientemente por parte 115 personas con el fin de decidir". En esta línea, ha defendido "la seriedad del momento" en este periodo de "discusión" ya que al entrar en el Cónclave se votará cuatro veces al día, sin tiempo de discutir ni reflexionar, hasta elegir el nuevo Pontífice"

Por su parte, el cardenal estadounidense Roger Mahony ha apuntado este jueves en su cuenta de la red social Twitter (@CardinalMahony) que los días de reuniones entre los cardenales están llegando a su final y que, por tanto, se acerca el momento de decidir la fecha del comienzo del cónclave. "Los días de Congregaciones Generales están llegando a su término. El momento de decidir la fecha para el Cónclave está cerca. El estado de emoción prevalece entre los cardenales", señala Mahony en un mensaje publicado esta tarde en la red de microblogging.

16 INTERVENCIONES

Durante las 16 intervenciones que se han realizado la mañana de este jueves han abarcado diversos ámbitos, siguiendo siempre un orden de petición de palabra y no un orden temático. A los temas habituales de estos días, es decir, la evangelización, la Santa Sede y los dicasterios y el perfil del nuevo Papa, se han sumado los del diálogo ecuménico y de la misión de la caridad en la Iglesia.

Las tres primeras han corrido a cargo de los responsables de las finanzas y del patrimonio de la Santa Sede, el presidente de la Prefectura de Asuntos Económicos de la Santa Sede, el cardenal Giuseppe Versaldi; el presidente de la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica, el cardenal Domenico Calcagno; y el presidente de la Gobernación, el cardenal Giuseppe Bertello.

En esta línea, Lombardi ha apuntado que han realizado una información "sintética pero completa" y han informado a los purpurados sobre el estado patrimonial y económico de la Santa Sede, según prevé la 'Constitución Apostólica Pastor Bonus' sobre la Curia Romana en el num, 171 cuando afirma que el Camarlengo en Sede vacante debe dar al colegio cardenalicio informaciones sobre el estado patrimonial y económico de la Santa Sede.

El jefe de la Sala de Prensa vaticana ha precisado que en la tarde de este miércoles recibieron una oleada de llamadas en relación a una información relacionada con la supuesta reserva de la Basílica de San Pedro para la celebración de una Misa el próximo lunes, 11 de marzo, por lo que se empezó a especular con que la fecha del Cónclave sería esa.

En este sentido, ha negado la información aparecida en un medio de comunicación en relación a que los ceremonieros pontificios habian reservado la basílica de San Pedro el próximo lunes por la tarde para celebrar una Misa Pro Eligendo Romano Pontífice. También ha asegurado que ha hablado personalmente con el Maestro de Ceremonias, monseñor Guido Marini, y ha negado esta información, al tiempo que ha añadido que "la reserva no es tarea del Maestro de Ceremonias, sino del Colegio Cardenalicio.

Lombardi ha explicado que todos los sacerdotes pueden celebrar una misa 'Pro Eligendo Romano Pontífice' en estos días pidiendo a Dios que ilumine al Colegio cardenalicio. "Una misa de este tipo no señala el inicio del Cónclave", ha recalcado.

También ha indicado que en la quinta congregación general se ha renovado la Congregación particular que asiste al Camarlengo, el cardenal Tarcisio Bertone y ha informado que los tres cardenales elegidos por sorteo y que tendrán el cargo por tres días han sido el Patriarca Maronita, por el Orden de los Obispos, Bechara Boutros Rai,; el arzobispo de Kinshasa, República del Congo por el Orden de los Presbíteros, Laurent Monsengwo Pasinya; y el Presidente emérito de la Prefectura de Asuntos Económicos de la Santa Sede por el Orden de los Diáconos, el cardenal Velasio De Paolis.

FILTRACION DE INFORMACION

Por otra parte, el padre Lombardi se ha referido a la cuestión de la reserva y el secreto que atañen al Cónclave y a las Congregaciones generales, a la luz de algunas noticias publicadas estos días y en este sentido ha indicado que "en el artículo 12 de la Constitución Apostólica Universi Dominici Gregis se dice que los cardenales deben prestar juramento de observar las disposiciones contenidas en ella y de guardar el secreto" pero ha remarcado que "obviamente, es algo diverso del juramento relativo al Cónclave".

Acerca la polémica sobre la cancelación de las ruedas de prensa paralelas por parte de los cardenales norteamericanos, el portavoz vaticano ha indicado que "el denominador común es el proceder hacia la reserva y la privacidad en el ámbito institucional, como Colegio, y no sólo privado" y ha invitado a "no nacionalizar" ya que "se desconoce quién ha dado la información al exterior". Así, padre Lombardi ha remarcado que él no dirá "nada sobre el contenido de las intervenciones, sólo en temas generales como lo ha hecho" pero que entre cardenales se habla sobre diferentes temas importantes, como la evangelización, situación de la Iglesia del mundo, de la Iglesia.

En esta línea, ha recordado que "durante la Sede Vacante de 2005 los cardenales decidieron y votaron por unanimidad no conceder entrevistas a partir de las primeras congregaciones" pero ha precisado que en esta ocasión "no hubo ninguna votación".

PREPARATIVOS

Sobre los trabajos de acondicionamiento de la Capilla Sixtina para el Cónclave, el jefe de la Sala de Prensa del Vaticano ha señalado que se trabaja en la elevación del suelo, la colocación de las tarimas, la opacidad de las ventanas y la instalación de las dos estufas para la votación.

En fechas próximas se procederá a instalar los instrumentos que permitan el "barrido electrónico" de la Sixtina para garantizar el secreto del cónclave.

Jardineros vaticanos también procedieron a borrar el gran escudo de Benedicto XVI creado con plantas en los Jardines Vaticanos y que es visible desde la cúpula de la basílica vaticana.

Cuando haya nuevo pontífice, se procederá a poner en ese lugar el escudo que haya elegido, como es tradición.

En esta jornada, el cardenal Sodano, en nombre del Colegio Cardenalicio, envió un telegrama de pésame al vicepresidente de Venezuela, Nicolás Maduro, por el fallecimiento del presidente Hugo Chávez.

El cardenal arzobispo de Caracas, Jorge Urosa Savino, que participa en estas reuniones preparatorias del cónclave, oficiará este viernes en la Iglesia de Santa Maria ai Monti de Roma, una misa funeral por Chávez, a la que están invitados los venezolanos residentes en Roma.