Casi 70 muertos y mas de 100 heridos en una ola de atentados en Bagdad

internacional

| 22.12.2011 - 20:23 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Una ola de atentados en Bagdad ha dejado casi 70 muertos y mas de 100 heridos.

Las explosiones se han producido en zonas de población fundamentalmente chíi lo que hace temer una crisis sectaria.

Es el primer acto violento de esta magnitud desde que los Estados Unidos se retiraran del país hace unos días.

Una ola de por lo menos 14 explosiones provocaron 60 muertos en la peor acción coordinada de violencia que se haya producido en Irak en meses.

La serie de ataques coordinados se producen días después de la partida de las fuerzas estadounidenses y en medio de una grave crisis en el gobierno entre el principal gobernante chiíta y los líderes políticos sunitas que provocado tensiones sectarias.

Ziad Tariq, portavoz del ministerio de salud, dijo que casi 200 personas resultaron heridas en los ataques que se propagaron por varios vecindarios en la ciudad en una aparente campaña de violencia destinada a crear caos.

Se produjeron por lo menos 14 explosiones el jueves por la mañana en Bagdad y decenas de personas sufrieron lesiones. La violencia provino desde explosivos pegados a vehículos hasta bombas colocadas en caminos y automóviles cargados con explosivos.

Al parecer la mayor parte de la violencia golpeó a los barrios chiítas de Bagdad, aunque algunas áreas sunitas también fueron blanco.

El peor ataque ocurrió en el vecindario al-Amal donde por lo menos siete personas murieron en una explosión que al parecer tuvo como blanco a los rescatistas y funcionarios que llegaron hasta el lugar después que ocurrió otra explosión.

Las detonaciones constituyen el brote de peor violencia que azota al país desde que se suscitó una crisis política entre las facciones sunitas y chiítas de Irak esta semana.

La rencilla política, que pone al primer ministro que es chiíta contra el líder político de más alto rango que es sunita, ha incrementado los temores de que las heridas sectarias podrían abrirse nuevamente.