Cameron: "Todos los partidos británicos se oponen a Juncker como presidente de la UE"

David Cameron

internacional

| 09.06.2014 - 17:39 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El primer ministro del Reino Unido, David Cameron, dijo que los principales partidos británicos se oponen a que Jean-Claude Juncker presida la Comisión Europea (CE), tras confirmar los laboristas su oposición al candidato. "Los principales partidos británicos están unidos en algo: Jean-Claude Juncker no debería ser presidente de la Comisión Europea", proclamó Cameron en su cuenta de Twitter.

Además del Partido Conservador de Cameron, el Partido Liberal Demócrata que lidera Nick Clegg -socios minoritarios en el Gobierno de coalición- y el Partido Laborista de Ed Miliband han expresado su rechazo al ex primer ministro luxemburgués.

El Partido Laborista, en la oposición, dijo hoy en un comunicado que no apoyará la candidatura de Juncker a la Comisión Europea al considerar que dificultaría la reforma.

La formación de Miliband precisa que, si la candidatura del exmandatario luxemburgués se somete a la votación del Parlamento Europeo, sus eurodiputados "votarán en contra".

El Partido Laborista, que fue el segundo más votado en el Reino Unido, por detrás del euroescéptico UKIP, en las elecciones europeas de mayo, subraya que la elección del sucesor de José Manuel Durao Barroso corresponde "al Consejo Europeo, incluido David Cameron".

"El mensaje de las elecciones europeas fue claro: necesitamos una reforma en Europa. Necesitamos una reforma para poder promover el crecimiento y el empleo", señala la formación progresista. "El historial de Juncker demuestra que haría estas reformas más difíciles", añade.

Cameron aprovechará la reunión de hoy en Suecia con la canciller alemana, Angela Merkel, y otros líderes europeos para tratar de impedir el nombramiento de Juncker como presidente de la Comisión Europea, en favor de un candidato menos partidario del "estatus quo".

Aunque el martes se tratarán cuestiones internacionales, como la crisis en Ucrania, se prevé que en una cena esta noche se aborden asuntos institucionales, indicó un portavoz de Downing Street, despacho oficial del jefe del Gobierno británico.

Cameron rechaza a Juncker, candidato del ganador de las elecciones europeas, el Partido Popular Europeo (PPE), porque lo considera un representante de la "vieja guardia" comunitaria, que se opone a las reformas que él propugna para la UE.

El líder conservador ha prometido convocar un referéndum sobre la pertenencia del Reino Unido a la UE en 2017 si el próximo año gana las elecciones generales, habiendo negociado previamente cambios significativos en el bloque comunitario.

Entre otras, Cameron quiere expandir el mercado único y restringir la libertad de circulación, además de reducir la burocracia y repatriar poderes a los Estados miembros.

Los partidos británicos, todos los cuales abogan por acometer reformas de diferentes tipos en la Unión Europea (UE), están además bajo presión por la victoria del UKIP de Nigel Farage el 22 de mayo, cuando consiguió 24 eurodiputados con un programa abiertamente antieuropeo y antiinmigración.