Cameron suspende su mitin en Gibraltar por el asesinato de diputada laborista

Cancela su mitin en contra del 'Brexit' tras el ataque contra la diputada laborista Joe Cox en Inglaterra

Asegura que sus "pensamientos y rezos" están con esta diputada proeuropea

Se entrevista con el ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, y regresa a Londres

Cameron

internacional

| 16.06.2016 - 15:45 h
REDACCIÓN

El primer ministro británico, David Cameron, ha suspendido hoy el mitin que tenía previsto celebrar en Gibraltar en apoyo de la permanencia del Reino Unido en la UE tras el asesinato en Inglaterra de la diputada laborista Jo Cox.

La muerte de la diputada, en la ciudad inglesa de Leeds, ha trastocado el programa de la visita del primer ministro británico a Gibraltar, esperada con mucha expectación por los gibraltareños ya que hacía 48 años que un jefe del Gobierno británico no viajaba a la colonia.

La visita de David Cameron, que ha provocado un fuerte malestar en el Gobierno español -que defiende la españolidad de ese territorio triunfe o no el "brexit" (la salida británica de la UE)- ha durado apenas dos horas y cuarenta minutos.

Tras aterrizar a las 16:10 en el aeropuerto de Gibraltar, el primer ministro británico se ha dirigido a un hotel en el que ha mantenido los encuentros previstos, primero con los representantes de la campaña "Gibraltar Stronger in Europe".

Después se reunió con los líderes políticos de la colonia, como el ministro principal, Fabian Picardo, el viceministro principal, Joseph García, ambos en calidad de líderes del Partido Socialista Laboralista y del Partido Liberal de Gibraltar, respectivamente, y el de la oposición, Daniel Feetham.

La representantes de la campaña "Gibraltar Stronger in Europe", Gemma Vasquez, promotora de esta visita, ha explicado a EFE que al encuentro mantenido con Cameron asistieron unos 35 miembros del grupo, ha durado media hora y transcurrido en un ambiente "muy triste, en el que todo el mundo se ha mostrado de acuerdo en suspender los actos para mostrar su respeto ante el dolor de la familia de la diputada, madre de dos hijos pequeños".

Durante el vuelo hacia Gibraltar, Cameron conoció el ataque contra la diputada laborista y en un mensaje de twitter confirmó la cancelación del mitin en Gibraltar y expresó su preocupación por el estado de salud de Cox, que poco después falleció.

Tras mantener estos encuentros en un hotel rodeado de fuertes medidas de seguridad que impedían acercarse, el primer ministro británico ha regresado al aeropuerto para volver a Londres.

El programa de la visita incluía un mitin en la plaza de Casemates, que había sido engalanada con banderas británicas y de Gibraltar y en la que decenas de gibraltareños esperaban asistir al mitin del primer ministro británico.

El anuncio de que el mitin se cancelaba no ha causado mucha sorpresa entre los gibraltareños, que una hora antes del mitin ya aguardaban en la plaza para escuchar a David Cameron, pues la noticia del ataque a la diputada ya había llegado y también que la campaña del referéndum se suspendía durante 24 horas.

"Es una visita muy importante, la primera vez que un primer ministro británico viene a Gibraltar desde 1968, nos sentimos muy orgullos de que haya decidido venir aquí, a demostrar su apoyo al pueblo de Gibraltar", ha apuntado John Isola, vicepresidente de la Cámara de Comercio de Gibraltar y miembro del Grupo Transfroterizo, formado por agentes económicos y sociales de Gibraltar y el Campo de Gibraltar, que trabaja por estrechar la relación a ambos lados de la Verja.

Los gibraltareños, que apoyan mayoritariamente la permanencia del Reino Unido en la UE han visto así truncada su expectación por la visita, aunque para muchos el hecho de que David Cameron haya estado en la colonia ya ha sido motivo suficiente de satisfacción.

La visita de Cameron a Gibraltar era la primera de un jefe del Gobierno británico desde 1968, cuando Harold Wilson, el 9 de octubre de 1968, se reunión con el jefe del Gobierno de Rhodesia, Ian Smith, en un buque inglés de 12.000 toneladas que estuvo fondeado en aguas del puerto de la colonia.

El ministro principal de Gibraltar había calificado como de "histórica" la visita, que se anunció ayer por la tarde.

FUERTE MALESTAR EN EL GOBIERNO ESPAÑOL

La visita de Cameron a Gibraltar, la primera de un jefe del Gobierno británico desde 1968, había provocado un fuerte malestar en el Gobierno español, que defiende la españolidad de ese territorio triunfe o no el "brexit" (la salida británica de la UE).

Cameron había sido invitado por Gemma Vázquez, a cargo en Gibraltar de la campaña a favor de la permanencia del Reino Unido en la UE en el referéndum del 23 de junio.

El "premier" tenía previsto permanecer tres horas en territorio gibraltareño para participar en un mitin, en el que también intervenía el ministro principal del Peñón y líder del Partido Socialista Laborista de Gibraltar, Fabián Picardo.

Unos 24.000 gibraltareños pueden votar en el referéndum, considerado vital para el Peñón, ya que si el Reino Unido abandona la UE dejarán de aplicarse los tratados en vigor desde la adhesión del país al bloque comunitario, en 1973, que dan acceso al mercado único y permiten la libre circulación de personas.

El presidente del Gobierno español en funciones, Mariano Rajoy, había expresado su descontento por el viaje de Cameron y defendió la españolidad de ese territorio triunfe o no el "brexit".

El ministro español de Asuntos Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, incidió el miércoles en la condición de colonia de Gibraltar y subrayó que Naciones Unidas anima todos los años a negociar para poner fin a esta situación colonial.