Cameron reitera que el Reino Unido "está mejor dentro de la UE"

El Parlamento rinde emotivo tributo a Cox

Margallo dice si hay "brexit" UE deberá demostrar que quiere seguir avanzando

Moscovici dice que un "brexit" daría "malas ideas" a otros euroescépticos

internacional

| 20.06.2016 - Actualizado: 21:16 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Este jueves se celebra en Reino Unido un referendo para que los británicos decidan si desean permanecer dentro de la UE y las encuestas prevén un resultado ajustado. A cuatro días para el crucial referendo europeo, el primer ministro británico, David Cameron, reiteró hoy su convicción de que el Reino Unido "es mejor, más fuerte y más seguro" dentro de la Unión Europea (UE) y alertó sobre las consecuencias económicas de un "Brexit".

En un programa especial de preguntas al Primer Ministro en la cadena pública de televisión BBC, el "premier" respondió de manera apasionada a cuestiones planteadas por el público sobre temas como economía, inmigración o empleo.

La intervención del líder "tory", que duró unos 45 minutos, se produce cuando ambos campos del plebiscito retomaron hoy los actos de la campaña, tras el parón de tres días por el asesinato, el pasado jueves, de la diputada laborista Jo Cox debido a los disparos de un hombre de 52 años con supuestos problemas mentales. En alusión al trágico suceso, Cameron dijo que los políticos deberían responder al fallecimiento de la parlamentaria asegurándose de que mantienen "el odio y la intolerancia" fuera del debate sobre Europa.

En su intervención en la BBC, Cameron volvió a advertir de que la economía británica "sufrirá" si triunfa la opción de la salida del bloque común el próximo jueves. "Estoy absolutamente convencido de que nuestra economía sufrirá si nos vamos... Habrá menos crecimiento, menos trabajo para los británicos", remarcó el político, que insistió además en que el referendo es "un punto sin retorno", por lo que los ciudadanos deben "pensar con mucho cuidado hacia dónde quieren ir".

Volvió a señalar que "no se gana dinero saliendo de la UE" sino que "se logra que la economía se empequeñezca, que haya menos empleos, y que se forme un gran agujero en las finanzas públicas". "Por supuesto que el Reino Unido sobrevivirá fuera de la UE, pero seremos peores; sufriremos económicamente", dijo.

En otro punto del turno de preguntas, el jefe del Ejecutivo observó que la Unión es "mejor" a la hora de combatir la amenaza del terrorismo que plantea a nivel global el grupo yihadista Estado Islámico. "Creo que los terroristas quieren hacernos daños, quieren que los países occidentales estén divididos. No quieren que el Reino Unido y Francia y Bélgica y Alemania trabajen juntos para combatir el terrorismo. Les gustaría ver cómo nos separamos", argumentó. En este sentido, Cameron consideró que "trabajando juntos contra el terrorismo, trabajando juntos contra (Vladímir) Putin y sus agresiones en Europa, es mejor permanecer juntos en lugar de separarnos".

EL PARLAMENTO RINDE UN EMOTIVO HOMENAJE A LA DIPUTADA COX

Este lunes el Parlamento británico rindió un emotivo tributo a la diputada laborista proeuropea Jo Cox, asesinada a tiros el pasado jueves, en una sesión extraordinaria en la que políticos de diferentes grupos destacaron su entrega a las causas humanitarias, su pasión y solidaridad.

En la recta final de la campaña por el referendo europeo, los diputados hicieron una pausa para homenajear a su colega, cuya inesperada muerte a los 41 años por disparos de un hombre mentalmente perturbado y vinculado con círculos neonazis ha impactado al país.

Con dos rosas -una roja y una blanca- sobre la butaca vacía de Cox y con esa flor en la solapa de la chaqueta de cada parlamentario, el presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow, recordó cómo la joven política luchó por aquellos que eran "víctimas de la pobreza, discriminación e injusticia".

"Un ataque así no sólo atenta contra una persona sino contra nuestra sociedad. Y por eso nos reunimos aquí: para honrar a Jo y redoblar nuestra dedicación a la democracia", dijo Bercow al definir a Cox como una colega "cariñosa, elocuente, con principios y sabia".

El líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, quien solicitó la celebración de esta sesión especial, rememoró en un discurso cargado de emoción que a la diputada "le arrebataron la vida" mientras "representaba y servía" a quienes la eligieron como parlamentaria en su circunscripción de Batley and Spen. "Pasó su vida sirviendo y haciendo campaña por otras personas, como trabajadora de Oxfam o para (la organización) Freedom Fund, contra la esclavitud, o como activista política y feminista", resaltó.

El "espeluznante ataque" contra su colega de partido, que iba a cumplir 42 años este miércoles, constituye "un ataque contra la democracia" que ha dejado a todo un país "conmocionado y entristecido", lamentó el dirigente laborista.

Dirigiendo la mirada hacia la galería de los Comunes, donde siguieron la sesión el marido de la víctima, Brendan Cox, sus dos hijos -una niña de tres años y un niño de cinco-, los padres y hermana de la fallecida y otros familiares y amigos, Corbyn dijo que pueden estar "orgullosos" de "todo lo que (Cox) fue, todo lo que consiguió y todo por lo que luchó".

Por su parte, el primer ministro, David Cameron, habló de la tristeza en la que ha quedado sumido este país tras el asesinato de una "colega y amiga extraordinaria", una mujer "cariñosa, decidida, apasionada y una política progresista".

El "premier" expresó la "indignación" ante el "repugnante y despreciable" ataque a manos del presunto asesino Thomas Mair, que en su primera comparecencia el sábado ante la justicia gritó "muerte a los traidores. Libertad para el Reino Unido". El líder conservador conoció a la diputada -una de las figuras con más proyección dentro del Laborismo- en 2006 cuando colaboraba como trabajadora humanitaria en Darfur (Sudán), "uno de los países más peligrosos, luchando por las vidas de los refugiados", y remarcó que Cox "personificaba lo mejor de la humanidad".

Tras la sesión extraordinaria, en la que muchos diputados no pudieron evitar las lágrimas, los políticos se dirigieron a un servicio religioso que se celebró a continuación en la iglesia de Santa Margarita, al lado del Parlamento.

La muerte de Cox ha dejado en estado de shock al Reino Unido en la recta final del crucial plebiscito de este jueves, cuando los británicos decidirán si continúan o se marchan de la UE.

El último sondeo de opinión, divulgado este domingo y elaborado tras el ataque a Cox por la firma "The Survation" para el dominical "The Mail On Sunday", ha dado una ventaja a la campaña por la permanencia, con un 45 % del apoyo frente a un 42 %.

MOSCOVICI: EL BREXIT DARÍA MALAS IDEAS A LOS EUROESCEPTICOS

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, afirmó que no quiere una salida de Reino Unido de la UE porque podría dar "malas ideas" a las fuerzas euroescépticas en auge en todo el continente. Moscovici hizo estas declaraciones en una breve comparecencia ante los medios frente a la sede del Partido Socialdemócrata Alemán (SPD), en Berlín, en donde se reunió con varios cargos de la formación aliada de su Partido Socialista Francés, durante una visita a la capital alemana.

El comisario aseguró tener un "interés político" para que Reino Unido se quede y explicó que el proyecto europeo se había creado "por adición" y que "una sustracción" podría dar "malas ideas" a las fuerzas contrarias a la UE, en referencias al auge de partidos euroescépticos, nacionalistas y populistas.

Además, Moscovici aseguró que hay motivos económicos para preferir que el Reino Unido permanezca en el bloque, porque un "brexit" sería "costoso" tanto para Londres como para los restante 27 países."El Reino Unido es un socio fuerte. Nosotros somos más fuertes con el Reino Unido dentro. Y Reino Unido es más fuerte dentro de la UE", subrayó el comisario europeo.

GARCÍA MARGALLO: LA CONVOCATORIA DEL REFERENDUM FUE UN ERROR DE CAMERON

El ministro español de Exteriores y Cooperación en funciones, José Manuel García-Margallo, opinó hoy que si finalmente los británicos votan a favor del "brexit", es decir, de la salida de Reino Unido de la UE, la Unión debería dar una señal clara de que quiere seguir adelante con el proyecto comunitario. "Lo que se necesita es una señal de que estamos decididos a seguir adelante, de seguir avanzando hacia los Estados Unidos de Europa", dijo hoy el ministro a su llegada a un Consejo de titulares europeos de Exteriores en el que el "brexit" no se tratará formalmente, pero sí probablemente en los márgenes de la reunión.

García-Margallo opinó que "sin la menor duda", fue un error por parte del primer ministro británico, David Cameron, la convocatoria de la consulta sobre la permanencia de Reino Unido en la Unión Europea (UE).

Indicó que se están manejando "tres posibles fórmulas" para acomodar las relaciones entre el Reino Unido y la UE, en el caso de que los británicos decidan salir del club europeo.

La primera, dijo, sería "que el Reino Unido se integrase en el Espacio Económico Europeo con Noruega e Islandia", en cuyo caso, "se mantendría la libre circulación de personas, mercancías, capitales servicios y el Reino Unido haría una aportación al presupuesto comunitario".En ese caso, indicó el ministro, "las relaciones de comercio y las relaciones de inversión no tendrían que alterarse significativamente, puesto que se conserva la libertad de circulación en general".

La segunda opción, indicó, es la que existe con Suiza, donde "se mantiene la libertad de circulación de personas, mercancías, servicios y capitales pero no hay aportación al presupuesto comunitario".

Y la tercera, "que es la más probable", añadió, es una formula similar al Acuerdo Global Económico y Comercial (CETA en inglés) que existe entre la UE y Canadá. Explicó que ese pacto "es un acuerdo de libre comercio con exoneración de aranceles del 99 % de los productos que se intercambian" e indicó que cree que "es la más posible", porque el "brexit" respondería al deseo de controlar las fronteras, es decir, de limitar la libre circulación de personas, pero sin alterar las corrientes de bienes, de capitales o de servicios.

En ese caso, añadió el ministro, "creo que habrá volatilidad los primeros días, pero a corto o medio plazo la situación debería estabilizarse".

La fórmula que el Gobierno español propone en el contexto de un "brexit", explicó, "es una federación en el proceso de integración europea, para cortar cualquier contagio (...) cualquier efecto de emulación", dijo el ministro. También serviría, dijo "para demostrar" que la salida del Reino Unido "no es el principio del fin" del proceso europeo.

Añadió que el documento que podría servir de base para ese "salto adelante" sería el informe de los cinco presidentes -del Consejo Europeo, la Comisión Europea, el Banco Central Europeo, el Eurogrupo y la Eurocámara - sobre vías para profundizar la unión económica y monetaria, presentado el año pasado. "Es la fórmula que España apadrina, profundizar en el proceso de integración europea para cortar de raíz cualquier tentación de renacionalizar competencias o de dar pasos atrás o para que se pudiese interpretar la salida del Reino Unido como un principio del fin".

De esa manera, el núcleo de la UE sería "el núcleo federal de los 19 países que compartimos moneda, acompañado de una especie de confederación de los países que no están en la moneda única pero que si tienen vocación de entrar".

Por otra parte, se refirió a las "voces" que se empiezan a oír en la UE, fundamentalmente en el grupo de los países de Visegrado (República Checa, Hungría, Polonia y Eslovaquia), "pidiendo una distribución de competencias que sea más respetuosa con la soberanía nacional, es decir, la renacionalización de competencias, fórmula que el Gobierno español no comparte".

Indicó además que Hungría ha hecho una petición adicional, que es una adición de fondos para compensar los que perdería por la salida del Reino Unido de la UE.

Subrayó, por otro lado, que la UE "ha hecho todo lo que podía hacer para que el referéndum tenga un resultado satisfactorio para los intereses europeos, para que el Reino Unido permanezca dentro de la Unión".

García-Margallo precisó, por otra parte, que el Gobierno español "no desea que se produzca" un "brexit", pero que reconoce que "el riesgo de la salida es real".