Cameron rechaza negociar sobre Gibraltar sin contar con los gibraltareños

internacional

| 21.02.2012 - 16:01 h
REDACCIÓN

El primer ministro británico, David Cameron, ha dejado claro que su país no negociará con España sobre el futuro de Gibraltar sin contar con los habitantes del Peñón: "Son los gibraltareños quienes deben decidir su futuro", ha recalcado.

Cameron ha ratificado la posición británica en rueda de prensa junto al presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, con quien ha analizado la situación de la colonia británica durante un almuerzo de trabajo celebrado en Downing Street, residencia oficial del primer ministro británico.

"Hemos hablado de Gibraltar y los ministros de Exteriores continuarán hablando en el futuro; tenemos posiciones diferentes, pero vamos a seguir hablando en el futuro", se ha limitado a señalar Rajoy.

Cameron ha sido más tajante, ha recordado las diferencias que separan a los británicos de los españoles y ha insistido en que la posición del Reino Unido "no ha cambiado". "Son los gibraltareños quienes deben decidir su futuro y no hablaremos de Gibraltar sin trabajar con los gibraltareños; es importante entenderlo", ha manifestado. Tras esta frase, ha insistido en las excelentes relaciones que unen a España y al Reino Unido en todos los ámbitos.

RAJOY FUE RECIBIDO A LAS PUERTAS DE DOWNING STREET

El primer ministro británico, David Cameron, ha recibido hoy a las puertas de su residencia de Downing Street al presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, para su primera entrevista bilateral, centrada en la crisis económica y en el futuro de la colonia británica de Gibraltar. Ambos compartirán un almuerzo de trabajo y, tras comparecer ante los medios de comunicación, visitarán juntos las obras de Crossrail, un proyecto de nuevas líneas de ferrocarril subterráneas en el que participan constructoras españolas.

Cameron esperaba a Rajoy en la puerta para recibirle y ambos se han estrechado la mano sonrientes ante los reporteros gráficos antes de pasar al interior del edificio.

El objetivo principal del encuentro, según han destacado fuentes del Gobierno español, es analizar la inestabilidad de la zona euro y las medidas que puede adoptar la UE para impulsar el crecimiento en todo el continente, pero Rajoy tiene también intención de proponer a Cameron retomar un "diálogo constructivo" sobre la soberanía de Gibraltar.

Las autoridades británicas han advertido ya que no darán ningún paso sin el consentimiento de los habitantes del Peñón y que respetarán su derecho a la autodeterminación.

Rajoy quiere también ampliar el Foro de diálogo tripartito -en el que participan los gobiernos de España y el Reino Unido y las autoridades de la colonia- a representantes del Campo de Gibraltar para que ese órgano tenga "simetría".