Bruselas tendrá en cuenta la opinión de los 28 en la propuesta de la cuota de asilo

internacional

| 19.05.2015 - 18:48 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

La Comisión Europea (CE) aseguró que tendrá en cuenta la opinión de los Estados miembros en la propuesta legislativa sobre cuotas de asilo que presentará la próxima semana, después de que España, Francia, el Reino Unido y Hungría, entre otros, se hayan pronunciado en contra de una medida de este tipo.

El Ejecutivo comunitario ya anunció el pasado 13 de mayo, dentro de su agenda para la inmigración, su intención de establecer cuotas obligatorias para el reparto de demandantes de asilo que ya se encuentran en la UE cuando se detecte una llegada masiva a las costas europeas, como en la actualidad.

"Trabajamos evidentemente de común acuerdo con los Estados miembros, no hacemos las cosas en el vacío sin tener en cuenta las posiciones de unos y otros", señaló la portavoz comunitaria Natasha Bertaud en la rueda de prensa diaria de la CE.

La portavoz recordó además que, una vez que la Comisión presente su propuesta, será el Consejo de la UE, donde están representados los países miembros, la institución que tendrá que aprobar la medida por mayoría cualificada, previa consulta al Parlamento Europeo "Habrá oportunidad de discutir los criterios en ese momento", matizó Bertaud.

Según dijo la propia CE la semana pasada, los criterios en los que en principio se basará el reparto de demandantes de asilo serán cuatro: el PIB, la población, la tasa de desempleo y el esfuerzo que el país de acogida haya hecho en el pasado -Alemania y Suecia son los dos países de la UE que más solicitudes de asilo recibieron en 2014 y los que más protección concedieron, según Eurostat-.

Según estos criterios, España sería el cuarto país de la UE que más demandantes de asilo debería aceptar (un 9,1% del total), tras Alemania, Francia e Italia.

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, dijo este lunes que España considera esos criterios injustos porque no conceden suficiente importancia a factores como el paro y el esfuerzo realizado con anterioridad, que solo tendrían un peso del 10% cada uno en la decisión final, frente al PIB y la población, un 40% cada uno.

La CE no quiso hoy aclarar si va a modificar estos criterios o el peso que tendría cada uno, y se ha limitado a señalar que "hay muchos detalles por finalizar" y que las ideas presentadas la semana pasada fueron solo una primera aproximación.

Bertaud recordó que el Reino Unido, que se mostró muy crítico con la idea de las cuotas, goza en cualquier caso de un derecho de no participación en medidas de Justicia e Interior, reconocido por el Tratado de funcionamiento de la UE, que le permite quedarse fuera si lo desea.

Acerca de las reticencias expresadas por Francia, la portavoz explicó que la CE ha estado en contacto con las autoridades galas para confirmar su apoyo a la medida y que no pierdan de vista que sería "limitada en el tiempo, para situaciones de urgencia y para un grupo específico de demandantes de asilo que tienen clara necesidad de protección internacional".

La CE presentará también la próxima semana una recomendación al Consejo para que acepte que la UE acoja entre 2015 y 2016 a 20.000 refugiados, ya reconocidos como tal por la ONU, que ahora se encuentran en terceros países, pero que vendrían a territorio comunitario.

Estos 20.000 refugiados se repartirían entre los Estados miembros sobre la base de los mismos criterios que los demandantes de asilo -PIB, población, desempleo y esfuerzo de acogida anterior-, por lo que España figuraría en quinto lugar entre los países que más personas debería aceptar (1.549).

La CE ya ha adelantado que las cantidades que propuso la semana pasada para la absorción de refugiados por países son orientativas y deberán ser recalculadas una vez se sepa qué socios comunitarios estarían dispuestos a participas en esta medida.