Bruselas cofinanciará los corredores ferroviarios mediterráneo, atlántico y central

España invertirá 49.800 millones en la red transeuropea entre 2014-2020

internacional

| 19.10.2011 - 12:21 h
REDACCIÓN

Tras dos años de consultas, la Comisión Europea presentó su propuesta para crear una nueva red de transporte transeuropea, que se apoyará además en una red global de líneas nacionales y regionales. La Comisión Europea incluyó este miércoles los corredores ferroviarios mediterráneo, atlántico y central (sin el túnel de Canfranc) en la red de infraestructuras de transporte prioritarias con cofinanciación comunitaria para 2014-2020. La decisión de Bruselas incluye completos el corredor mediterráneo (desde Algeciras hasta la frontera francesa, pero no por la costa, sino por Sevilla) y el Atlántico (desde Portugal hasta Francia, pasando por Valladolid y con ramales a A Coruña, Gijón y Madrid). Para el corredor central se incluye sólo el eje Algeciras-Madrid-Zaragoza, desde donde se conectaría con los otros dos corredores por Bilbao y Tarragona.

Las arcas de la Unión Europea (UE) pagarán el 50 % de los estudios de las infraestructuras elegidas para la red principal y el 20 % de las obras, con la posibilidad de aumentarse esta cifra hasta el 40 % en proyectos transfronterizos, como es el caso de los corredores españoles.

Lo que finalmente ha caído de las prioridades de la Comisión Europea es la conexión por túnel entre Aragón y Francia a través del Pirineo. El comisario europeo de Transportes, el estonio Siim Kallas, explicó en una rueda de prensa que la cuestión del túnel ferroviario por el centro de los Pirineos "ha sido un tema muy debatido". Kallas afirmó que en las zonas montañosas "los túneles plantean enormes problemas de seguridad, y preocupaciones en materia de medio ambiente". Además, dijo que el objetivo de la Comisión Europea es que el proyecto de redes transeuropeas de transportes "sea realista", y reconoció que creen que "el túnel de los Pirineos no es una idea muy realista".

Aún así, el responsable comunitario de Transportes aseguró que están de acuerdo con el Gobierno español en "realizar una red amplia", y que en la Comisión Europea "comprendemos las preocupaciones de España" acerca de que las conexiones "con el resto del continente europeo son muy difíciles".

En este sentido, Kallas avanzó que habrá "otra carretera alternativa" a través de la cordillera pirenaica.

La Comisión Europea está a la espera de más estudios de impacto sobre el túnel de cara a la posibilidad de incorporarlo a la red secundaria y terminarlo en 2030.

El corredor mediterráneo unirá con Francia los principales puertos mediterráneos desde Algeciras (Cádiz) hasta la frontera francesa en Portbou (Girona). Sin embargo, la conexión entre Almería y Algeciras será por el interior, vía Granada y Sevilla, y no por la costa malagueña.

Aunque a lo largo del proceso la mayoría de gobiernos autonómicos insistieron en que los tres proyectos españoles son plenamente compatibles -una tesis compartida por el Ejecutivo español-, después defendieron con fuerza ante las instituciones comunitarias los corredores que más beneficiaban a cada una.

El Ejecutivo comunitario destinará 31.700 millones de euros del marco presupuestario 2014-2020, entre ayudas directas y fondos de cohesión, a la cofinanciación de proyectos de transporte para unificar la actual red europea y eliminar cuellos de botella.

ESPAÑA INVERTIRÁ 49.800 MILLONES EN LA RED TRANSEUROPEA ENTRE 2014-2020

España invertirá 49.800 millones de euros en el periodo 2014-2020, en la realización de las obras de la denominada Red Básica de la Red Transeuropea de Transporte, tras la aprobación por la Unión Europea de la inclusión de cinco corredores españoles en esa red. Fuentes de Fomento indicaron que esta inversión que se llevará a cabo con cargo a los Presupuestos del Estado, supondrá un coste medio de 7.000 millones de euros anuales, a los que habrá que sumar entre un 10 y un 20 % de los 31.700 millones de euros que aportan a nivel de toda Europa los Fondos Europeos.

Con estas inversiones, España conseguirá llevar a cabo las obras de infraestructuras necesarias para la consecución de un mapa mallado tanto para el transporte de ferrocarril (pasajeros y mercancías), como viario.

El Corredor Mediterráneo cuenta con una inversión de 19.424 millones de euros, y se constituye como un corredor multimodal, tanto viario como ferroviario, que conecta la frontera francesa con los principales nodos del Mediterráneo, atravesando cuatro comunidades autónomas.

Este conjunto de infraestructuras va a conectar la frontera francesa con Algeciras, a través de Barcelona, Valencia, Cartagena y Almería, y contará con un eje transversal entre Granada y Antequera, donde se bifurca para finalizar en Sevilla. Destaca la conexión intermodal con los puertos del área mediterránea (Barcelona, Tarragona, Castellón, Sagunto, Valencia, Alicante, Cartagena, Almería, Málaga y Algeciras, entre otros), y contará con el desarrollo del corredor fluvial del Guadalquivir hasta el puerto de Sevilla.

Asimismo, además de estas conexiones va a asegurar la interacción entre los grandes centros de producción de automóviles de Seat en Martorell, y de Ford en Almussafes, con acceso a los grandes nodos logísticos. El Corredor Central cuenta con una inversión de 11.621 millones de euros, y une la frontera francesa con Andalucía, a través de las comunidades de Cataluña, Aragón, Madrid, Castilla La Mancha y Andalucía.

Cabe destacar en estas obras una conexión específica ferroviaria que desde la provincia de Toledo discurre por Alcázar de San Juan (Ciudad Real) y Linares hasta Jaén, que potencia los diferentes nodos logísticos de su trazado. Un tercer corredor aprobado hoy por la Comisión Europea es el que corresponde al Atlántico, que va desde la frontera francesa con los principales nodos del arco atlántico y con Portugal, y cuenta con una inversión de 11.699 millones de euros.

El Gobierno español ha apoyado su realización e incorporación en la Red Transeuropea por ser considerado como uno de los ejes estratégicos de conexión del suroeste europeo con el resto del continente. La infraestructura ferroviaria conecta las ciudades de Irun, San Sebastián, Vitoria, Burgos, Palencia, Valladolid, Salamanca, y entra en Portugal por Fuentes de Oñoro para conectar con los puertos de Oporto y Aveiro.

A través de Bilbao conecta con Santander, León y Asturias, así como con Galicia desde León, y permite la conexión de Portugal con Europa, tanto a nivel viario como de transporte de pasajeros y mercancías por ferrocarril.

El Corredor Cantábrico-Mediterráneo que va a conectar Valencia y Sagunto con el Cantábrico por Bilbao y San Sebastián, cuenta con una inversión de 13.168 millones de euros, y atraviesa las comunidades de Valencia, Aragón, La Rioja, Navarra, País Vasco y Cantabria.

Estas infraestructuras permite además la unión intermodal con otros corredores, estableciendo conexiones con el Mediterráneo, Atlántico y Central. El quinto corredor aprobado hoy es el Atlántico-Mediterráneo,que cuenta con una inversión de 6.025 millones de euros, y que une Valencia con la Meseta Central y la frontera portuguesa, atravesando las comunidades de Valencia, Castilla-a Mancha, Madrid y Extremadura, llegando a Lisboa y al puerto portugués de Sines.