Bruselas advierte a Argentina de que la expropiación de YPF pone en riesgo las relaciones con la UE

(archivo)

internacional

| 23.04.2012 - 12:23 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El comisario de Comercio, Karel de Gucht, ha enviado una carta al Gobierno argentino para dejar clara la "grave preocupación" en Bruselas por la expropiación de la petrolera YPF, filial de Repsol, y advertir de que este tipo de medidas ponen en riesgo las relaciones comerciales y de inversión que el país sudamericano mantiene con la Unión Europea

"La situación actual está en un punto en el que corre el riesgo de poner en peligro el conjunto de nuestras las relaciones comerciales y de inversiones", dice la misiva fechada el pasado 19 de abril y dirigida al ministro de Asuntos Exteriores argentino, Héctor Timerman, con copia a los titulares de Industria, Débora Giorgi, y de Economía, Hernán Lorenzino, según han informado fuentes comunitarias.

De Gucht recalca que la expropiación de YPF se suma a otras medidas "discriminatorias" contra las importaciones extranjeras en los últimos tiempos y afirma que el caso de la petrolera es un paso más con el que Buenos Aires "envía una señal muy negativa del Gobierno argentino a todos los inversores internacionales en Argentina".

La Unión Europea es el segundo exportador del mercado del país del Cono Sur y el principal inversor extranjero, con el 50 por ciento de las inversiones extranjeras directas en suelo argentino. Con estas cifras, el comisario europeo, que con el Tratado de Lisboa ha ganado competencias para defender los intereses de los inversores europeos en el exterior, insiste en que la Unión Europea contribuye activamente al empelo y la economía argentina en prácticamente todos los sectores.

La actitud del Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner provoca "serias preocupaciones" en el seno de la Unión Europea ante el "clima de negocio e inversiones", en especial el caso YPF.

Así las cosas, De Gucht insta a los responsables argentinos a buscar una solución "mutuamente acordada" con la compañía española Repsol y que respete los compromisos internacionales asumidos por Argentina, en particular los establecidos en el acuerdo bilateral con España para la protección de los inversores.

La política de restricciones sobre las importaciones extranjeras al mercado argentino contravienen también, en opinión del comisario, las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y el compromiso de evitar el proteccionismo de Argentina con el G-20. De Gucht recuerda como ejemplo, la declaración firmada por la Unión Europea y otros 18 miembros del OMC el pasado 30 de marzo para mostrar su "muy seria" preocupación que despertó tal política.

El responsable de Comercio del Ejecutivo comunitario lamenta en la carta los intentos infructuosos para solucionar estas disputas de manera bilateral con Argentina, a quien afea que no haya presentado "ninguna justificación válida" o intento "real" de solventar la situación.

Los intentos de la Unión Europa y los países de Mercosur, entre los que está Argentina, por negociar un nuevo acuerdo de libre comercio pueden verse afectados por esta situación, añade el comisario.

Y concluye recordando lo dicho por otros altos cargos europeos la pasada semana, como la Alta Representante de Política Exterior, Catherine Ashton, y el vicepresidente comunitario responsable de Industria, Antonio Tajani, respecto a que Bruselas mantienen abiertas "todas las opciones posibles" como respuesta a esta situación no solo a nivel bilateral, sino también "multilateral".

Precisamente este lunes, De Gucht recibe en Bruselas al secretario de Estado para la UE, Iñigo Méndez de Vigo, se reunirá este lunes a las 17.30 horas en Bruselas con el comisario de Comercio para "discutir el caso de Repsol", según han confirmado fuentes del Departamento del comisario.