Bombardeos suspendidos desde el atardecer en Alepo donde Al Asad augura una victoria

Más de setenta personas han muerto en las últimas horas en combates al sur de la ciudad de Alepo, adonde se han trasladado las hostilidades tras el inicio de una tregua de 48 horas en esta población del norte de Siria. En esa zona, el Frente al Nusra, filial de Al Qaeda en este país, y sus aliados, el Movimiento Islámico de los Libres Sham y el grupo Yund al Aqsa, se enfrentan a las fuerzas gubernamentales sirias.

internacional

| 08.12.2016 - 20:28 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los bombardeos se cancelaron hoy al atardecer en la ciudad siria de Alepo (norte), después del anuncio ruso de una suspensión de las operaciones del ejército sirio, cuyo triunfo en la urbe da por hecho el presidente Bachar al Asad.

Pese a la interrupción de los ataques aéreos, el director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, Rami Abderrahman, dijo a Efe por teléfono que todavía hay fuego de artillería de los efectivos gubernamentales en algunas áreas del este de la localidad.

El portavoz del opositor Consejo de la Provincia de Alepo Libre, Abu Zaer al Halabi, destacó, por su parte, a Efe que los combates prosiguen esta noche en las inmediaciones de la ciudadela monumental y el casco antiguo, así como en el área de Yeb al Qubi, en el este.

El ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, anunció que las fuerzas armadas sirias suspendieron hoy su ofensiva en la mitad oriental de Alepo para facilitar la mayor evacuación hasta el momento de civiles, que calcula que serán unos 8.000.

Asimismo, reveló que ha acordado con el secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, la reanudación de las consultas sobre la salida de todos los combatientes del este de Alepo.

El presidente sirio, Bachar al Asad, ha dado por hecho el triunfo del ejército en esa población y asegurado que su conquista no supondrá el fin del conflicto en el país, en una entrevista publicada hoy por el diario estatal "Al Watan".

"Para ser realistas, no significa el fin de la guerra en Siria, sino una estación grande hacia el final", consideró Al Asad, quien reconoció que nunca pensó en dejar ninguna zona sin "liberar".

El jefe de Estado auguró que la contienda "no acabará hasta la eliminación total del terrorismo": "Los terroristas están localizados en otras áreas, incluso si terminamos en Alepo, continuaremos la guerra contra ellos", remarcó.

Desde Alepo, el coordinador de las facciones rebeldes, Abdelmoneim Zeinedín, descartó en declaraciones a Efe un hipotético repliegue de los insurgentes.

"Esta es su ciudad (de los rebeldes) y quieren que salgan de ella las fuerzas ocupantes de Hizbulá y las milicias de Qasem Suleimani (líder de la Guardia Revolucionaria Iraní)", zanjó.

Zeinedín arremetió contra Rusia, que, en su opinión, no quiere una salida negociada al conflicto en Alepo.

"Rusia está golpeando con fuerza junto a Irán a los civiles y revolucionarios de Alepo, está presionando para una rendición, no quiere una solución política, sino militar", detalló Zeinedín.

Además, criticó los "contactos, conversaciones, consultas" entre Moscú y Washington, que no han tenido un impacto en la situación sobre el terreno y no han beneficiado a los rebeldes.

Zeinedín apuntó que los rusos emplean la excusa de las conversaciones para ganar tiempo, con el fin de continuar los bombardeos y el avance sobre el terreno.

Desde el 15 de noviembre, Alepo es escenario de una ofensiva de las fuerzas gubernamentales y sus aliados, que han tomado el 75 % de los barrios del este de la ciudad, que anteriormente estaban en manos de los opositores.

Durante este jueves, se han desarrollado combates en los distritos de Bustan al Qasr, Al Idaa, Seif al Daula, Al Zabdie, Al Sukari y Al Kalasa, que han sido blanco de la artillería gubernamental antes del atardecer, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Por su parte, grupos rebeldes e islámicos han lanzado cohetes contra áreas dominadas por las autoridades, como Al Azamiya, Al Mashariqa, Bustán al Zahra, Al Meridian y Al Akrima, entre otras.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) informó en un comunicado de que cerca de 150 civiles, la mayoría discapacitados, pero también heridos, fueron rescatados anoche por este organismo y la Media Luna Roja Siria de un centro que los acogía en el casco antiguo de Alepo, reconquistado hace poco por el ejército sirio.

"Haremos lo que podamos para ayudar a la gente que se encuentre en situación similar y a la que todavía no hemos podido alcanzar", afirmó el director de Comunicaciones del CICR en Siria, Pawel Krzysiek, quien no pudo precisar si se llevarán a cabo rescates similares próximamente.

En Ginebra, el responsable humanitario de la ONU para Siria, Jan Egeland, alertó hoy en una rueda de prensa de que entre 400 y 500 niños heridos y enfermos necesitan ser evacuados inmediatamente de Alepo oriental para poder recibir tratamiento médico.