Berlusconi insiste en que la única solución es un gobierno de unidad nacional

Napolitano vuelve a abrir las consultas con las principales fuerzas parlamentarias

"Basta de juegos", pide hoy el diario "Il Sole 24 ore" a la política italiana

internacional

| 29.03.2013 - 14:10 h
REDACCIÓN
Más sobre: ItaliaSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

El líder del Pueblo de la Libertad (PDL), Silvio Berlusconi, insistió hoy en que la única solución para que Italia salga de la parálisis creada por los ajustados resultados de las elecciones es la de formar un gobierno de unidad nacional.

Así lo expresó Berlusconi al salir de la reunión que mantuvo hoy de cerca una hora y media con el presidente de la República, Giorgio Napolitano, quien hoy volvió a abrir una ronda de consultas con las principales formaciones políticas después del fracaso para formar gobierno del líder de la coalición de centroizquierda, Pierluigi Bersani.

Berlusconi afirmó que "la posición de la coalición de centroderecha no ha cambiado" y que la única solución es "un gobierno de coalición" en el que participen tanto el PDL, el Partido Demócrata (PD) de Bersani, la Liga Norte y la Elección Cívica del presidente del Gobierno en funciones, Mario Monti.

El expresidente del Gobierno acudió a la entrevista con Napolitano acompañado por el secretario general de la Liga Norte, Roberto Maroni, quien también apoyó la idea de un gobierno de unidad liderado por un "político", pero puntualizó que nunca apoyarán a un gabinete tecnócrata como el de Monti.

Berlusconi, como ya había manifestado en la primera ronda de consultas que celebró Napolitano, aseguró que está seguro que las fuerzas política pueden "llegar a un acuerdo" para aprobar las reformas económicas más urgentes para el país.

"No consideramos que haya otra solución si queremos dar resultados a la situación del país", dijo.

Berlusconi añadió además que como líder de ese gobierno aceptarían tanto Bersani como otro candidato del centroizquierda, pero no desveló si Napolitano les ha propuesto otra personalidad política como alternativa o cuál es su posición al respecto.

Lo que si aseveró Berlusconi es que durante la reunión de hoy no "se ha discutido sobre el próximo presidente de la República" y agregó que si se llega a un gobierno de coalición "juntos se discutirá sobre quien será el mejor candidato".

Hasta ahora, Berlusconi había insistido en que como los presidentes de la Cámara y del Senado han sido elegidos por el PD, el nuevo presidente de la República tiene que proceder del área "moderada".

El PDL abrió hoy la nueva ronda de consultas de Napolitano, que continuará a las 16.00 horas (15.00 GMT), con el Movimiento Cinco Estrellas del cómico Beppe Grillo; una hora más tarde hará lo mismo con la formación Elección Cívica del primer ministro en funciones, Mario Monti, y concluirá a las 18.00 horas con el PD, de Bersan

Uno de los diarios más prestigiosos de Italia, el financiero "Il Sole 24 ore", titula hoy en su portada: "Basta de juegos", un llamamiento a la clase política para que tome decisiones ante una situación económica que no puede seguir esperando.

"Italia va antes que nada. Trabajo de los jóvenes y economía real. El país no puede esperar", añade el rotativo económico a su artículo de portada en la que insta a tomar decisiones ante la parálisis y la incertidumbre que se vive por la imposibilidad de formar un gobierno.

"Basta de juegos, por favor. Esta Italia exige respeto, atención y sobre todo merece que sea gobernada (...). No hay tiempo que perder y se espera que la sabiduría de Giorgio Napolitano (jefe de Estado) imponga a las todas las fuerzas políticas que cedan en algo para dar juntos mucho a este país y se impida así a los chacales, viejos y nuevos, lucrarse de nuestra fragilidad", se lee en el artículo escrito por el director, Roberto Napoletano.

"Il Sole 24 ore" describe en diez páginas la situación económica y financiera de Italia destacando cuatro datos: la presión fiscal para las empresas ha llegado al 68,3 %; el desempleo juvenil es del 38,7 %; el coste de la burocracia para los empresarios y ciudadanos es de 73.000 al año; y desde abril 2010 a septiembre 2012, la riqueza financiera de las familias se ha reducido de 715.000 millones de euros.

El artículo llega después de que el líder de la coalición de centroizquierda, Pierluigi Bersani, fracasó en su intento de buscar apoyos para recibir la investidura en el Senado, donde su coalición no cuenta con la mayoría absoluta.

Los resultados que salieron de las elecciones del pasado 24 y 25 de febrero pasado no garantizan la gobernabilidad, ya que ningún partido cuenta con la mayoría absoluta en el Senado.

"Il Sole 24 ore" recuerda que la prima de riesgo ha subido en los últimos dos meses de los 249 puntos básicos a los 346, y que ayer se llegó a tocar los 365.

Asimismo, el diario recuerda, que según el último informe publicado ayer por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Italia es el único país del llamado Grupo de los Siete (G7), que no crecerá en el primer semestre de 2013.

El diario señala además los ocho puntos más urgentes que tendrá que afrontar el nuevo gobierno para "bajar la fiebre alta" que tiene el país.

El primero es el empleo, ya que en los últimos meses se está produciendo una auténtica "hemorragia" de puestos de trabajo, sobre todo entre los jóvenes donde el desempleo ha aumentado un 6,8 % en el último año llegando a un porcentaje del 38,7 %.

Otro problema en Italia son los subsidios concedidos por desempleo temporal ya que, según "Il Sole 24 Ore", faltarán los recursos para este año.

También, añade el diario, es preocupante la falta de préstamos a las empresas, que en 2012 se redujo de un 6 % respecto al año anterior.

Esto provoca, añaden, que 41 empresas cierren al día en el país.

La presión fiscal es acuciante en el país y sobre los ciudadanos roza el 55 %.

Mientras que, la renta per capita ha vuelto a los niveles de 2007 y se cuentan más de 8 millones de personas en el umbral de la pobreza.

La burocracia es otro de los grandes problemas del país, ya que según las estimaciones de la Unión Europea, hacen perder 73.000 millones al año.

El último punto a que en el último trimestre la productividad italiana se ha contraído un 2,8 % respecto al mismo periodo del año anterior, el peor dato de toda la Unión Europea, añade el diario.

Hoy, Napolitano vuelve a abrir las consultas con las principales fuerzas parlamentarias para intentar buscar un gobierno, pero la única solución a la vista es la de encontrar una persona imparcial para gobernar temporalmente el país mientras se preparan nuevas elecciones.