Berlusconi advierte del riesgo de una crisis gubernamental para la economía

internacional

| 11.09.2010 - 12:17 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, advirtió hoy del riesgo que puede tener para la economía del país una crisis de Gobierno.

En una intervención telefónica durante un acto en la escuela de formación de su partido, Pueblo de la Libertad (PDL), en Gubbio (centro), Berlusconi reiteró su intención de continuar con la legislatura y no convocar elecciones anticipadas, a pesar de la ruptura con su aliado Gianfranco Fini.

"Una crisis de Gobierno podría suponer para Italia la desconfianza por parte de los mercados financieros y esto pondría en peligro la próxima colocación en septiembre de 56 millones de bonos del Estado", afirmó Berlusconi, que se encuentra de visita en Rusia.

"A la izquierda y los antiberlusconianos no les daremos la satisfacción de vernos involucrados en causar la caída de Italia en una crisis política", dijo.

Por ello, Berlusconi confirmó que "no se dejará a Italia suspendida entre elecciones anticipadas y la hipótesis de un Gobierno técnico".

"A este Gobierno no hay alternativas. Tenemos el deber de seguir adelante y gobernar (...) Tenemos que tener en cuenta que los italianos nos han dado un mandato y tenemos que actuar con responsabilidad en este sentido", agregó.

La hipótesis de elecciones anticipadas surgió después de que el cofundador del PDL Gianfranco Fini fuera expulsado del partido, tras lo que creó un movimiento político al que se han adherido 33 diputados y 10 senadores, lo que puede poner en tela de juicio la mayoría de Berlusconi.

Por ello, la principal opción es que a finales de septiembre, previsiblemente el día 28, Berlusconi comparezca en el Parlamento para explicar la actual situación de su partido tras la ruptura con Fini.

En esta ocasión, tras la comparecencia de Berlusconi se votará una especie de resolución con algunos puntos programáticos, lo que servirá para comprobar si el presidente del Gobierno cuenta aún con los apoyos necesarios.