Bélgica investiga la explosión en la estación de Bruselas como atentado terrorista

El atacante es conocido por delitos sexuales, según la prensa

internacional

| 21.06.2017 - 12:51 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

La Fiscalía federal belga confirmó hoy que investiga como un "atentado terrorista" la explosión del martes por la noche provocada por un hombre que fue abatido por militares en la estación Central de Bruselas, en la que no se registraron heridos ni víctimas. El portavoz de la Fiscalía Eric van der Sypt indicó en una declaración a la prensa que se produjo una "pequeña explosión" hacia las 20.30 hora local (18.30 GMT) en la estación Central de la capital belga y que el presunto autor fue "neutralizado" por militares que se encontraban en el lugar.

Posteriormente el Ministerio público confirmó que el sospechoso abatido había fallecido a causa de las heridas, y fuentes judiciales dijeron a la agencia Belga que el hombre, de entre 30 y 35 años, llevaba un cinturón de explosivos o un objeto que se parecía.

Van der Sypt dejó claro en su comparecencia que "no hay otras víctimas". La detonación, de baja intensidad, no causó tampoco heridos.

Por el momento, el portavoz dijo que no tienen ninguna información sobre la identidad del sospechoso, y rechazó hacer comentarios sobre "rumores de lo que se haya visto o dicho" ya que eso forma parte de la investigación abierta. Medios como la cadena pública RTBF hablaron, citando fuentes policiales, de que se buscaba "activamente" a otros dos sospechosos.

La agencia Belga informó después de que la Policía cerró una calle peatonal cercana a la estación Central y que bordea la Grand Place para que los artificieros inspeccionasen un vehículo sospechoso.

El suceso creó un momento de pánico entre las personas presentes y obligó a evacuar inmediatamente la estación y las calles aledañas. Según la comisaría de la Policía de la zona de Bruselas, los hechos ocurrieron en las escaleras del vestíbulo principal de la estación.

La agencia Belga precisó que, al contrario de lo difundido previamente por medios belgas, la Grand Place, uno de los principales reclamos turísticos de Bruselas, no fue desalojada aunque la Policía "intervino" en la zona para evitar un desplazamiento masivo de gente desde la estación a esa zona. Un trabajador de la empresa nacional de ferrocarriles SNCB indicó a los medios que el sospechoso hizo explotar una "pequeña maleta" y que antes de ello gritó "Alá es grande". "Estaba a unos diez metros cuando ocurrió la explosión. Había gente más cerca, a dos o tres metros. Yo me fui para alertar a mis colegas para evacuar la estación", según el agente de la SNCB Nicolas Van Herreweghen.

Según dijo, "no fue una detonación muy fuerte, hemos sentido el impacto y poco más que eso". "Me quedé en los andenes para evacuar a todas las personas que quedaban y asegurarme que no volvían a entrar dentro. Hicimos todo lo que pudimos para proteger a todas las personas que estaban en la estación", concluyó.

El primer ministro belga, Charles Michel, y el ministro del Interior, Jan Jambon, siguen de cerca la situación y han establecido un centro de crisis, informó el portavoz del jefe del Gobierno, Frédéric Cauderlier. Michel, que ha convocado para este miércoles al Consejo de Seguridad Nacional, felicitó a los militares y al personal de la SNCB presentes en la estación en el momento del suceso. "Reaccionaron de manera profesional y valiente ante esta situación", subrayó el primer ministro a través de la red social Twitter.

Por su parte, el órgano de coordinación para el análisis de amenazas (OCAM) decidió mantener el nivel de amenaza terrorista en 3 de 4 posibles, tras el incidente, según indicó el centro de crisis del Ministerio del Interior. Ese nivel de alerta se aplica desde noviembre de 2015 en Bélgica y significa que un atentado es "posible y probable".

EL ATACANTE ES CONOCIDO POR DELITOS SEXUALES, SEGÚN LA PRENSA

El supuesto terrorista que fue abatido anoche por militares en la estación Central de Bruselas tras hacer estallar una pequeña carga explosiva sin causar heridos es conocido por la Justicia por haber cometido delitos sexuales pero no por anteriores actos terroristas, según el diario belga "De Tijd".

El ministro belga del Interior, Jan Jambon, confirmó a la cadena pública RTBF que las autoridades han identificado al hombre, pero no dio más detalles a la espera de que se pronuncie la Fiscalía federal en una rueda de prensa convocada a las 11.00 hora local (9.00 GMT). Los medios belgas afirman que se trata de un vecino de 37 años del barrio bruselense de Molenbeek, conocido por haber sido refugio de presuntos autores de atentados como los de noviembre de 2015 en París o los de Bruselas en marzo del año pasado.